La capital de Inglaterra es muy grande. En sus 1.500 kilómetros cuadrados de extensión viven más de 8 millones de personas. Hay muchas atracciones turísticas que están concentradas en el centro, pero entres unos museos y otros, de un parque al siguiente que quieres visitar, tienes una buena tirada normalmente. No te alarmes. Para que todo sea sencillo en tu viaje: te he elaborado esta guía de transporte de Londres. Con toda la información práctica y unos cuantos consejos.

En todos mis viajes a Londres acabó destrozando el cuentakilómetros. Sin darte cuenta vas a andar un montón, pero como te decía antes para desplazarte entre los diferentes barrios vas a necesitar transporte. Mi favorito es el metro, aunque dependiendo del momento y de la excursión, me gusta combinar con otras opciones como el tren y Uber.

Ya te he hablado en el primer párrafo de las colosales dimensiones de esta ciudad. Por eso me parece tan importante elegir bien la zona donde está ubicado tu hotel. En mi último viaje me quedé en la zona de Southwark, al lado de la Tate Modern y el puente del Milenio, y a escasos minutos del popular el Borough Market. La localización fue muy buena, pero es que además el Citizen M London Bankside está de fábula por dentro. Te lo recomiendo sin dudarlo.

Guía de transporte de Londres

Algo muy importante antes de avanzar con esta guía de transporte: en Londres, y en el resto de Inglaterra, son muy, pero que muy habituales los trabajos de mantenimiento. Sobre todo, los domingos y festivos, pero también el resto de la semana. Utiliza Google Maps para verificar los cambios en las líneas y echa un vistazo siempre en la entrada de las estaciones de metro y tren y en las paradas de bus a las notificaciones.

A continuación, te voy a hablar de los principales medios de transporte, público y también privado, de esta ciudad inglesa. Pero primero comenzaré con sus aeropuertos.

Aeropuertos de Londres

Lo normal es que llegues aquí en avión, aunque también lo puedes hacer en ferry y a través del eurotúnel que une las islas británicas con el continente. En Londres tienes hasta 6 aeropuertos:

  1. Heathrow. El clásico de la ciudad inglesa. Uno de los aeropuertos con más tránsito de pasajeros internacionales del mundo. Fue el primero en el que utilicé y me sigue pareciendo muy cómodo y fácil de usar para el viajero. Tiene 5 terminales.
  2. London City. Este es el aeropuerto de la City, pensado para los viajes de negocio. Tiene solo una terminal. Está localizado a menos de 5 kilómetros de Canary Wharf.
  3. Luton. Está situado al noroeste de Londres. Si has comprado un billete con una línea low cost esté será tu destino. A mí me gusto bastante. Es más grande de lo que parece: no te confíes y fíjate bien en el tiempo que marcar que te llevará andando entre terminales y puertas.
  4. Gatwick. Es el segundo más grande de Gran Bretaña después de Heathrow. Ubicado en el sur de la ciudad. Tiene dos terminales, norte y sur.
  5. Southend. Es el más nuevo y el que está más alejado del centro de la ciudad.
  6. Stantead. Aquí casi todos los vuelos son de aerolíneas de bajo costo que conectan Inglaterra con el sur de Europa.

Este punto del transporte en Londres me parece tan importante que escribí un artículo exclusivo dedicado a este tema. Aunque tienes muchas opciones de autobús, tren e incluso taxis, para mí lo más cómodo es reservar un traslado privado. Yo viajo con Chofix. Suelen tener el mejor precio y además puedes cancelar con 24 horas. Lo utilicé en Luton, a la ida y a la vuelta, y fue una experiencia muy buena.

Metro

A mí para moverme en la ciudad me parece el mejor transporte. La red de líneas de Londres me gusta bastante y es muy útil para moverte entre las diferentes zonas turísticas. Es caro, no te lo voy a negar, pero unos párrafos más adelante te cuento cómo ahorrarte bastantes libras.

El «Tube» londinense —o «Underground», como aparece en sus paradas— tiene 12 líneas —aunque hay otra más, DLR (Docklands Light Railway), integrada en el sistema, con la que llegas a Greenwich y al teleférico londinense— a lo largo de 9 zonas de transporte. Lo normal es que vuestros trayectos sean siempre en las 2 primeras. En este link puedes consultar el mapa con las líneas actualizadas.

Como norma general, el metro de Londres funciona desde las 5 de la mañana hasta las 12 de la noche. Aunque varía en función de la línea y el recorrido, y se puede alargar un poco más. Las frecuencias suelen ser bastante buenas. En fin de semana, el servicio empieza más tarde, a las 6:30 horas.

Ten en cuenta que los domingos suele haber obras de mantenimiento. En la entrada de la mayoría de las estaciones suele haber un cartel indicando las posibles incidencias por líneas. Las horas punta (Peak hours) funcionan de lunes a viernes, desde las 06:30 hasta las 09:30 horas y desde las 16:00 hasta las 19:00.

Hay 5 tipos de tarifas para los billetes sencillos y para los semanales:

  • Zonas 1 y 2: 7,70 / 38,40 £
  • Zonas 1 a la 3: 9,00 / 45,20 £ 
  • Zonas 1 a la 4: 11,00 / 55,20 £ 
  • Zonas 1 a la 5: 13,10 / 65,70 £ 
  • Zonas 1 a la 6: 14,10 / 70,30 £ 

IMPORTANTE: los niños hasta 10 años de edad no pagan.

También puedes sacarte una tarjeta, tienes la Travelcard y la Oyster. Te lo explico un poco más abajo.

Autobús

No te puedes quejar de autobuses en Londres: hay casi 7.000 operando en 700 rutas con casi 20.000 paradas. Si no subes en un bus de dos pisos rojo es porque no quieres… Intentan orientarte con un mapa puede ser complicado. Si vas a coger un autobús, te recomiendo mirar en la parada que tienes más cercana para ver qué conexiones tiene. Aunque sin duda lo más fácil y rápido es crear un trayecto con Google Maps.

El billete cuesta 1,65 libras. Los horarios son parecidos a los del metro, entre las 5 de la mañana y las 00:00 horas. Hay líneas que operan las 24 horas y se identifican por llevar una N al lado de su número. La frecuencia de estos buses nocturnos está entre los 10 y los 15 minutos el fin de semana.

Taxis y Uber

Los taxis negros de Londres son todo un icono de la ciudad como los buses rojos, el London Eye y el Big Ben. Los Black Cabs no son baratos —a su elevado precio debes sumar entre un 10 y un 20 % de propina—, pero con ellos te puedes mover por el centro de Londres. Tienes paradas de taxi en casi todas las estaciones de trenes más importantes y los verás pasando constantemente por las calles de la ciudad. Solo tienes que levantar la mano cuando veas que la luz delantera está apagada, que significará que están libres en ese momento. Puedes llamar por teléfono al 7272-0272, pero tiene un suplemente. También hay una aplicación móvil Freenow, a mí me funcional mal en España y allí me obligaba a tener un número de teléfono de Reino Unido… Calcula que un viaje entre 6 y 10 minutos puede estar cerca de las 10 libras, y la bajada de bandera está sobre los 2,40 £.

Los minicabs te pueden servir para realizar un viaje sin gastarte tanto dinero. No tienen taxímetro —sabes antes cuánto te costará el viaje—, pero no tienen los privilegios de los Black Cabs: que pueden parar en cualquier punto para recoger o dejar clientes. A las compañías de taxis privadas les ocurre lo mismo. Yo usé Uber y fue muy cómodo y sencillo, como siempre; para mí saber cuánto me voy a gastar en mi viaje antes de subirme al coche es vital.

Cómo pagar el transporte en Londres

Si has viajado más veces a Londres, ya sabes que el precio del transporte en Londres es prohibitivo. Te voy a contar unos cuantos trucos para que te ahorres muchas libras.

  • Metro y bus. Ya has visto que comprar un billete sencillo, en una máquina expendedora de la estación, es un suicidio. Son muy caros. Cuando vas a comprarlo te pedirá la estación de ida y la de vuelta, para calcular el precio en función de las zonas de Londres en las que te vayas a mover. Debes conservar el ticket porque al salir tendrás que validarlo para que se abra el torno.
  • Travelcard. Puede ser por 24 horas o una semana para los turistas y de un mes o un año para los residentes. Puedes cogerla Peak —para viajar antes de las 9:30 horas— u Off Peak —después de las 9:30—. Puedes comprarla en las estaciones de metro y también en algunas tiendas. Sirven también para el autobús y el tranvía. Son de papel y las metes en la ranura como un billete normal. El precio de 24 horas está en 14,40 libras y la semanal en 38,40.
  • Oyster. Esta tarjeta también tiene una versión «Visitor». La diferencia que es la versión para turistas tiene un coste de 5 libras no reembolsables y tienes descuentos en varias atracciones. A diferencia de la Travelcard, esta sí que puede pasar por el lector amarillo. Hay muchas formas de comprarla: en las oficinas de Tfl, las estaciones, las tiendas Oyser y hasta en el tren que va de Gatwick a Londres. Si viajas entre las zonas 1 y 2, te cobrarán como máximo 6,80 y 9,80 £ si lo haces entre la 1 y la 6. Puedes recargarla y el saldo no caduca.
  • Pago con contactless. Para mí la mejor forma para pagar tu billete de metro es con tu tarjeta de crédito o con tu móvil utilizando Google Pay, Apple Pay o la aplicación móvil de tu banco. Te van a cobrar las mismas tarifas reducidas de una Oyster y te olvidas de tener que comprar ninguna tarjeta. Es importante que toques al entrar y también al salir en el círculo amarillo del torno de entrada, porque de no hacerlo te cargarán el importe del billete caro, como si lo hubieses sacado en la máquina. Los apuntes de lo gastado suelen llegarte al día siguiente a tu cuenta bancaria.
  • Tren. Puedes pagar el trayecto comprando el billete o usando el contactless como en el metro. Yo viaje en el Thameslink y fue muy cómodo poder abonar el billete con mi móvil.
  • Taxi y Uber. Ya te comentó los problemas que tuve con Freenow. En mi Android entraba en bucle y me obligaba a introducir un número de teléfono de Reino Unido. Si llamas al taxi tienes un suplemento de 2 libras. Puedes pagar con efectivo o tarjeta —a veces te pueden añadir un suplemento por abonar así tu viaje—. Con Uber no necesitas hacer nada, la misma aplicación móvil te sirve para Inglaterra y te cobran el servicio en la tarjeta de crédito que tengas asociada a tu cuenta.
  • Tarjetas turísticas. Si te gustan las tarjetas turísticas, puedes comprarte la London Pass, que incluye 80 atracciones —algunas tan populares como la Torre de Londres, Westminster y The View from The Shard— y además puedes añadirle una tarjeta de transporte.

Preguntas frecuentes sobre el transporte en Londres

Esta ciudad tiene una buena red de transporte aunque entender el funcionamiento de sus tarjetas de pago puede ser un poco complicado. Para que no te quede ninguna duda, termino con esta selección de preguntas frecuentes.

¿Cuál es la mejor forma para moverse en Londres? Para mí el metro. Tienes buena frecuencia de trenes, estaciones cerca de las principales atracciones turísticas y unas líneas accesibles cuando necesitas hacer combinaciones.

¿Travelcard, Oyster Card o Contactless para pagar el metro? Para el metro, autobús y tranvía la mejor forma de pago es el Contactless. Vas a tener todas las ventajas de una Oyster y además no tienes que estar perdiendo el tiempo comprando una ni recargando el saldo.

¿Tengo que validar mi billete de metro en Londres? El sistema en Londres se conoce como «Touch in and Touch Out». Debes pasar tu tarjeta al entrar por el lector amarillo y esa misma —no otra diferente, ojo— al salir. De esa forma te cobrarán la tarifa reducida.

¿Es mejor usar taxi o Uber en Londres? Quizás sea un maniático, pero yo necesito saber lo que voy a pagar antes de elegir un servicio. Por ese motivo me quedo con Uber.

¿Qué otras posibilidades hay de transporte en Londres? Londres fue una de las primeras grandes ciudades en concienciarse sobre los problemas ambientales, y por ese motivo estableció una normativa tan estricta para circular en coche por el centro de la ciudad. Además del transporte público, tienes otras opciones para moverte por Londres como la bici y el patinete eléctrico. Yo soy un poco miedica y circular en un vehículo tan frágil por una gran ciudad en la que los coches van por la izquierda me pareció un poco arriesgado. Si te animas, te dejo este link.

Tengo muchas más cosas que contarte de Londres

¿Qué te ha parecido mi guía de transporte de Londres?

Cuando recopilé toda la información de transporte antes de viajar a Londres me estallaba la cabeza: tantas posibilidades, tantas tarjetas diferentes… Por eso he querido ahorrarte ese mal trago y he simplificado al máximo las explicaciones. Te lo resume en una frase: usa el metro y paga con contactless. Cuéntame cómo fue tu experiencia en la capital inglesa con el transporte cuando vuelvas de tu viaje.

Deja una respuesta