Asturias es un paraíso para los amantes de la naturaleza, también para los que no quieren otra cosa que playas cuando van de vacaciones y, por supuesto, para los que quieren dedicarse a la vida gourmet. La ciudad de Xixón es uno de los mejores lugares de la región para un tour gastronómico. Yo llevo muchos años visitando este lugar, y probando las cosas ricas que cocinan en sus bares y restaurantes, por eso quiero compartir contigo esta guía para comer en Gijón. ¡Cómo la vas a disfrutar!

La gastronomía asturiana es marinera y de montaña, mezcla carnes y pescados, sus recetas rinden culto a las verduras y a los productos lácteos. Quesos, cachopos, fabadas y potes no pueden faltar en esta hoja de ruta culinaria que te estoy preparando, pero también tendrá su sitio la cocina más moderna. En este paseo virtual por Xixón no dejaremos de probar el Pitu de caleya y el chorizo a la sidra, el pastel de cabracho y los escalopines al Cabrales; ¡vaya festín nos vamos a dar! Ya ves que comer en Gijón es una experiencia muy, pero que muy especial. ¿Hay hambre? Pues vamos a recorrer los establecimientos de hostelería de la ciudad.

Comer en Gijón, mi guía gastronómica de la ciudad

Te he preparado hasta 18 propuestas: 3 sidrerías, 7 bares para tapear y probar raciones y 8 restaurantes para una cena o una comida más relajada. He intentado que haya variedad, combinando sitios más tradicionales con otros más vanguardistas e innovadores. A ver qué te parecen.

Nos vamos de sidrería, un clásico que no puede faltar

La verdad es que en cualquier ciudad de España te encuentras una sidrería asturiana. Pero probar la sidra en su lugar de origen tiene un punto extra de sabor. Me imagino que ocurrirá como con la cerveza Guinness, que dicen que tienes que beberla en Dublín, en un pub cuanto más cerca de St. James Gate mucho mejor.

Sidrería Trabanco, un clásico de matrícula de honor.
Sidrería Tierra Astur Poniente, raciones XXL y sidra, mucha sidra.

He visitado el Museo de la sidra en Nava, he ido de tapas y sidrina —sin -ñ, recuerda: cada vez que alguien dice «sidriña» muere un gatín— por la Gascona, en Oviedo, y me he recorrido otros lugares del Principado de Asturias —Luanco, Cudillero, Llanes, Ribadesella, Avilés, los Picos de Europa, Salas…— con un vaso ancho en la mano para disfrutar con esta bebida hecha con manzana. Y, por supuesto, he visitado unas cuantas de Xixón. Este es mi pódium de las sidrerías de Gijón:

  • Tierra Astur. Su concepto es muy diferente al de la típica sidrería asturiana que te puedes encontrar en muchos barrios de la ciudad. Es un local enorme, moderno y con un montón de mesas. A mí me gusto su decoración y lo bien organizado que está el servicio. Siempre suele estar a tope, pero te atienden muy rápido. Te advierto que aquí las raciones son para «hombretones» y «mujeronas«; para auténticos superhéroes de Marvel. Pide con moderación si no quieres salir cargado de táperes del local. Los precios son muy asequibles: una botella de sidra te cuesta 3 euros. En su carta, donde mandan los productos marineros —pescados y mariscos—, tienen también tablas, quesos, embutidos y, cómo no, cachopos. Si eres fan del Cabrales, pídete sus setas rebozadas acompañadas por una salsa hecha con este queso. Está a un cuarto de hora andando desde el centro, en la playa de Poniente, cerca del Acuario y del Museo del Ferrocarril. Dirección: Calle Mariano Pola 10, 12 y 14.
  • La Galana. Es un clásico. Su segunda posición en esta selección de sidrerías de Gijón está más que justificada. Su ubicación es perfecta: en la plaza mayor. Es uno de los locales más concurridos de la ciudad. Te aconsejo reservar, sobre todo si vas a ir en fin de semana. En barra puedes comer quesos, tapes —Calamares de la Bahía de Gijón, Torto de maíz con huevo y picadillo y Bloody Mary con sardinas escabechadas en vermouth de sidra y verduras encurtidas, entre otras maravillas— cazuelines —no falta la de fabada— y minis. En sala las posibilidades son inmensas: raciones, ensaladas, fabes, arroces, setas, pescados, maricos, carnes y quesos. El pixín es uno de los platos más demandados. Yo me comí unas sardinas de rechupete. De postre, no te queda otra que disfrutar con un exquisito Arroz con leche; aunque también tienes un original Tiramisú de castaña. Y de beber, sidra a raudales. Estás en el mismo centro de Xixón y eso lo vas a notar cuando te llegue la nota para pagar. ¿Merece la pena el precio? Yo creo que sí por la calidad del producto que manejan. Dirección: Plaza mayo, 10.
  • Trabanco. La medalla de oro no podía ser para otro local. Esta sidrería no está en el centro, pero merece la pena acercarte hasta Lavandera —a unos 20 minutos en coche de Gijón— para practicar el sidraturismo. Como ellos dicen: «hay una historia detrás de cada culín». A mí me encantó todo lo que comí allí, pero sobre todo conocer los orígenes del proyecto, entrar en el túnel de la sidra y ver cómo es un llagar por dentro. Hay varios tipos de visita. Me quedó claro que escanciado sidra no me ganaré la vida, pero me lo pasé muy bien con las explicaciones y la degustación. El establecimiento donde sirven las comidas no es el más bonito del mundo, pero los productos que llegarán a tu mesa son de primera. Los Frixuelinos con gambas y salsa de cigalines —alternativa salada a este típico postre asturiano similar a un crepe—, la Tortilla de bacalao y el Chuletón con patatinas son de matrícula de honor. Dirección: Carretera de Lavandera, Nº 3255.
El Borne, tapas, barra y restaurante.
Pan Bao de pato confitado; Gijón también es internacional.

De tapas y raciones por Gijón

A Mónica y a mí nos encantar ir de tapas. Es un «deporte» que practicamos siempre que vamos a visitar una ciudad. Ya te hemos contando cómo disfrutar así de nuestra ciudad, Burgos, y también te hemos dado recomendaciones de otros lugares como Madrid. Ahora toca el turno de Gijón. Están son son nuestras 7 recomendaciones de picoteo en Xixón.

  • Zascandil. Este restaurante es uno de los más valorados de la ciudad. Heredero del mítico El Candil, en su barra puedes disfrutar de raciones tan espectaculares como sus Gambas en gabardina o el Vitello tonnato. Procura ir pronto: está siempre a rebosar. Tienen barra para picar y sala para comer a la carta. Dirección: Calle Cervantes, 9.
  • La sastrería. Está al lado del anterior y muy cerquita del siguiente de la lista. Como verás: Mónica y yo somos muy fans del Barrio del Carmen. Este lugar no estaba en la lista inicial, pero la sabrosa tapa de tortilla de patata —quedó demostrado porque han ganado en varias ocasiones el concurso local— y la rica ración de chopitos que comimos allí justifican el incluirlo en esta selección. Dirección: Calle Numa Guilhou, 6.
  • Cava Baja. Comparte terraza con otros locales famosos de esta calle como el Vinos y Chacinas y el Casa Pepín. Nos pedimos unos Bocartes (16 euros) que estaban deliciosos. La Ensalada de tomate y ventresca (9,50) también nos gustó; en ambos casos las raciones fueron muy generosas. Como «peros» el exceso de aceite y el precio, un poco elevado en comparación con otros sitios parecidos. Dirección: Calle Cervantes, 3.
  • El Borne. Todo un descubrimiento. Tiene un espacio para cenar más tranquilos y también terraza y mesas para tomar algo de manera más informal. Yo me pedí un Pan bao de pato confitado (5,50 €) que estaba lujurioso. Las Croquetas tigre (7 €) y el Canelón de txangurro (95,50 €), también nos parecieron fabulosos. Es un sitio en el que repetiremos seguro en la próxima visita a Gijón. Dirección: Calle León, 1.
  • Tomate Bistró. Mónica tenía señalado este local como imprescindible. Fue con el que empezamos una ruta de tapas por Gijón y resultó todo un acierto. El plato que elegimos, Albóndigas de merluza con yuca, no fue barato (17 €), pero era una buena cantidad y estaba buenísimo. Dirección: Calle San Antonio, 7. De 13 a 15:45 horas.
  • El monje. Un clásico. Disfrutar de un pincho de tortilla con unas cervezas en su terraza es todo un placer. La Tosta de cecina estaba realmente rica. Dirección: Calle Blanca de los Ríos, 2.
  • Mamáguaja. Han reinventado el concepto de sidrería asturiana. Podía haberles incluido en ese apartado, pero aquí llegamos para rematar la cena y no hubo ni sidra ni cachopo. En su carta hay arrocinos, huevos de oca y pixín negro. La Tarta de piña colada (6,80€) es un escándalo. Los precios de los combinados nos parecieron muy ajustados: un gin-tonic de Seagram’s, 6,50 €, y un Aperol, 4 euros. Un sitio muy agradable con sofá instagramer en frente de los baños. Ideal para picar, cenar o comer o rematar el día con una buena copa. Dirección: Calle Marqués de San Esteban, 8.
Deliciosas albóndigas de merluza con yuca en Tomate Bistró.

De restaurantes por Gijón

Si a ti lo que te va es comer y cenar en una mesa, sin el agobio de las barras, toma nota de las 8 propuestas que te he preparado. Y cuando termines con esta sección sigue con la siguiente: te voy a contar un secreto que te va a venir de perlas para poder disfrutar de los mejores restaurantes de Gijón.

Tortinos de maíz en Gloria. Un clásico reinventado por Nacho Manzano.
  • Auga. Tiene una estrella Michelin más que justificada: por el local, la gran calidad de la atención y por su exquisita cocina. Por si fuera poco está situado en el puerto de Gijón. Probar maravillas como el Jugo de Pimientos, Yema, Champiñones y Parmesano o el Lomo de Cordero Recental, Soja, Boniato y Puré de Albaricoque, mirando al mar no tiene precio. Un poco más abajo te cuento cómo venir a este restaurante de una forma bastante económica. Dirección: Calle de Claudio Alvargonzález, s/n.
  • Casa Gerardo. En la ciudad de Gijón hay tres restaurantes reconocidos con una estrella Michelin, el mencionado Auga, La Sargal y Casa Gerardo. De este restaurante me gustaron todos los platos que probé, pero me quedo con su Crema de arroz con leche requemada de Prendes, uno de los mejores postres que he probado nunca. Dirección: Carretera, AS-19, km 9, 33438.
  • Kraken. Este restaurante está situado en el Acuario de Gijón. Tienes vistas al mar y durante tu comida vas a disfrutar de un espacio moderno, con cocina abierta, que te hará saborear de una forma especial delicias como el Pulpo, picadillo de jabalí y polvo de panceta, la Sardina ahumada, brotes de acelga y salicornia o el Centollo guisado, huevas de salmón y chocolate. Dirección: Playa de Poniente Acuario de Gijón. Acceso libre.
  • La Llorea Golf. Tiene hasta tres espacios gastronómicos diferentes. Es un lugar muy popular para eventos, pero que tiene también un restaurante con menús de fin de semana y carta. Tienen platos típicos asturianos como los Tortinos de maíz y su Cachopo especial; de influencia internacional, Wok de bonito; y con denominación gallega, Pulpo a feira con cachelos. Dirección: Crta. Ribadesella a Canero Nº6779, Campo Municipal de Golf La Llorea.
  • Kausa Nikkei. En este blog nos encanta la comida peruana, y aprovechamos cualquier ocasión para probarla. En Gijón hay un restaurante que mezcla a la perfección la comida andina con la japonesa. Te adelanto para que salives: Gyozas de cerdo y ají, Wok chufa mar y tierra, Nigiri de bonito, Maki Roll de Calamar Uramaki… Funcionan también con servicio a domicilio. Dirección: Calle Ezcurdia 17.
  • Zascandil. Ya te he hablado de su barra, y ahora lo hago de su restaurante. En su carta hay cosas tan ricas como la Crema de nécoras, los Fideos con golondru y Tartar de atún rojo —de pesca sostenible—. Dirección: Calle Cervantes, 9.
  • La Ciudadela. Tenía muchas expectativas y bajaron un poco por su decoración. Me pareció un sitio demasiado sobrio y oscuro. Pero a su comida no le puedo poner pegas: comimos un menú degustación, equilibrado y sabroso, donde solo pinchó el pixín. Lo mejor: la carne y el postre de hojaldre con arroz con leche. Dirección: Calle Capua, 7.
  • Gloria. Esther y Nacho Manzano son dos de los cocineros más conocidos y respetados de la ciudad. Son los responsables de La Salgar, un restaurante, que como ya te he contado, cuenta con estrella Michelín. La idea era haber cenado en ese local, pero en nuestro último viaje estaba cerrado. Nos conformamos con ver el establecimiento por fuera en nuestra ruta por los museos de Gijón; está situado en junto al Muséu del Pueblo d’ Asturies. Nos sacamos la espina comiendo en Gloria. Todo estuvo sabroso —Nem de papada y gamba, aguacate y aromáticos, las Croquetas Casa Marcial, las Gyozas caseras de marisco…—, pero el Arroz con pitu de caleya fue antológico. Entre semana tienen un menú diario, con pan, vino, agua y postre, por 23 €. Dirección: Plaza Florencio Rodríguez, 3.

Gijón gourmet

Como has podido comprobar muchos de los restaurantes que te he mencionado antes son de gran calidad. Te voy a contar un secreto. Te explico, a continuación, el truco para ir a restaurantes como Casa Gerardo, La Ciudadela, Zascandil y Auga a un precio de locura.

Gijón Gourmet o cómo comer en un restaurante de vanguardia a un precio de escándalo.
Menú degustación con Gijón Gourmet en La Ciudadela.

Desde hace unos años en esta ciudad asturiana hay un bono gastronómico llamado Gijón gourmet con el cual puedes acceder a un menú degustación en un buen número de los mejores restaurantes de la ciudad. Te explico a continuación cómo funciona:

  • ¿Qué es el Gijón Gourmet? Es un bono gastronómico con el que puedes probar un menú degustación —dos entrantes, dos platos principales y un postre, maridados con diferentes vinos— en 7 restaurantes de vanguardia de la ciudad de Gijón. ¿A que tiene buena pinta?
  • ¿Qué restaurantes están incluidos en el Gijón Gourmet? Estos son los 7 establecimientos donde puedes probar este menú: Zascandil, La Ciudadela, Bellavista, V. Crespo, Auga, Casa Gerardo y La Salgar.
  • ¿Cuánto cuesta el Gijón Gourmet y dónde puedo comprarlo? En los primeros 4 restaurantes de la relación el precio es de 45 € por persona. En los 3 últimos, que son todos una estrella Michelin, el coste es de 50 €. El bono del Gijón Gourmet lo compras en la Oficina de turismo de Casa Paquet (Calle Óscar Olavarría), junto a Revillagigedo y el árbol de la sidra. Tienes que hacer la reserva con anticipación e indicar que es para una comida o cena con Gijón Gourmet. El máximo de comensales es de 8 personas.

10 platos que tienes que probar en Gijón

Ya tienes una buena relación de bares y restaurantes de Gijón. A continuación te voy a hablar de 10 platos que no debes dejar de probar en tu viaje a esta ciudad asturiana. 10 recetas de mar y tierra donde el producto es el gran protagonista.

Arroz con Pitu de Caleya, un majar divino en el restaurante Gloria.
Hojaldre relleno con arroz leche. Postre premium en La Ciudadela.
  • Cachopo. Este «filete a la asturiana» empezó a ser popular a mediados del siglo pasado, pero el «boom» del cahopo lo hemos vivido en lo últimos 20 años. Ahora se encuentra en toda España, se hacen campeonatos y parece difícil no viajar a Asturias sin haberse comido uno. Son dos filetes de ternera rebozados —con huevo, pan rallado y harina— con queso y jamón serrano en el medio. Se sirven acompañados de patatinas y pimientos rojos. Te recomiendo que preguntes antes de hacer tu pedido por su tamaño para evitarte sorpresas…
  • Fabada asturiana. Es el santo y seña de la cocina asturiana, aunque en los últimos tiempos ha tenido que compartir su popularidad con el mencionado cachopo. En el Principado mandan los platos de cuchara, y este su estandarte. La receta tradicional incluye fabes —una variedad de judía, blanca, con forma de riñón y que destaca por su gran cremosidad—, chorizo, morcilla asturiana y panceta. Aunque su elaboración puede parecer sencilla, además de la calidad de las materias primas, es importante el tipo de agua y lograr la adecuada cocción. Peligro: no intentes hacerla en casa si no eres un gran chef, el resultado nunca estará a la altura de las que puedes probar en los restaurantes de Gijón.
  • Chicharrinos. El pescado aquí es de una calidad increíble. Estos pequeños jureles están deliciosos para acompañarlos con una botella de sidra. También te recomiendo probar los bocartinos —boquerones de menor tamaño— y parrochines —mini sardinas—. A mí encantaron los segundos, ya te he comentado que los probé en el Cava Baja en mi última visita a Gijón.
  • Pixín. El pescado en esta ciudad asturiana se come frito, y también al horno. Es frecuente encontrar en las cartas de sus restaurantes besugos y sargos. Pero la estrella es el pixín, el rape. Una receta muy típica es cocinarlo con bugre, bogavante.
  • Tiñosu. No salgo de la lonja. Ahora te hablo del pescado de roca; uno de mis preferidos, por el sabor intenso que tiene su carne. El tiñosu es el cabracho. Lo encontrarás guisado y también en pastel. En Gloria lo comí en un formato de lo más original: Cabra crujiente para comer con los dedos como le gusta al patrón. El golandru —perlón— y los salmonetes son también muy comunes en los fogones de los restaurantes gijoneses.
  • Pulpín con patatines. El calamar de potera —recibe su nombre del aparejo, la mencionanda potera, con el cual se pescan al amanecer y atardecer en la costa verde— es muy apreciado aquí, y también el pulpo que llaman de pedreru, de roca. Se cocina de muchas formas aunque una de las más populares es con patatines. El gallego tiene mucha fama, pero el asturiano es también excelente.
  • Llámpares y oricios. Es el mismo ejemplo que con el pulpo. Quizás porque a la región de Asturias la asociamos siempre con sus quesos y fabes, y nos olvidamos que es uno de los mejores destinos para comer el marisco. Las llámpares —lapas— y los oricios —erizos de mar— son dos raciones que debes probar, ya que no son tan usuales en otros lugares y mercados.
  • Pote asturiano. Volvemos a coger la cuchara. Si no te gusta la berza, pasa al siguiente párrafo. Es el elemento fundamental de este plato de cocido. A mí me encanta y disfruto mucho de este pote, sobre todo cuando me acerco a Gijón en invierno. Este es un guiso de campeones. Con un gran contenido graso y de proteína: lleva diferentes carnes y embutidos. También se le echa patatas, y antes podía tener hasta castañas. Al igual que con el cachopo, también se hacen campeonatos para elegir al mejor del Principado. En 2019 ganó un restaurante de Gijón: La Fueya de Tomás.
  • Arroz con Pitu de Caleya. Nunca lo había probado hasta que estuve comiendo en el Gloria. Entre mis arroces favoritos están el de bogavante y el de pulpo, pero el de Pitu de Caleya ha conseguido escalar muchas posiciones en ese ranking gastronómico.
  • Frixuelos y casadielles. A estas alturas del artículo ya te habrás dado cuenta de que me pirra el arroz con leche. En Gijón puedes probar muchos dulces y todos muy ricos. En unas cuantas líneas más abajo te voy a hablar de ello. Te adelanto que no te puedes ir de esta ciudad asturiana sin probar los frixuelos —similares a los crepes— y las casadielles, unas empanadillas rellenas de nuez, almendra y anís.

Tiendas de comida en Gijón

Como has comprobado: las materias primas con las que se elaboran tapas, pinchos, raciones y platos de los bares y restaurantes de Gijón son de gran calidad. Aunque la globalización ha hecho que tengamos casi cualquier producto en el súper de la esquina de casa, a mí me gusta llevarme siempre un recuerdo gastronómico de mis viajes. Te propongo 4 sitios, 4 tiendas de comida en Gijón, llenas de productos para chuparse los dedos.

Los mejores productos de Asturias en La Gijonesa.
  • Huerta La Vega. Andrea y Javier le ponen mucho cariño a su oficio. Son unos enamorados de lo ecológico y su negocio está orientado a la sostenibilidad y los productos bio. Si quieres llevarte fruta y verdura frescas, con un sabor como el de antes, hazles una visita antes de regresar a tu casa: tu frigorífico lo celebrará. Dirección: Calle Covadona, 22.
  • La Gijonesa. Tienen varias tiendas por la ciudad. Destacan por sus diseños coloridos y por los embalajes originales con los que empaquetan sus productos. ¡Y por la gran amabilidad de sus empleados! Entres sus manjares tienes la Asturcilla —la nocilla asturiana—, una amplia selección de quesos de la tierra, conservas marineras, cervezas artesanas y galletas —las Moscovitas están de muerte—. Preparan paquetes para eventos y regalos. Y puedes comprar en su tienda online. Dirección: Calle Covadonga, 24, y San Bernardo, 6.
  • Coalla. Nunca habíamos entrada a esta tienda y nos sorprendió por la gran calidad de sus productos. Su selección de vinos es sencillamente espectacular. Tienen una pequeña sección de bar. Te aconsejo probar sus refrescos de Kombucha. Dirección: Calle San Antonio, 8.
  • Green Zone Bio Gijón. Nos encanta su concepto. Es tienda de comida, pero también un lugar para tomar una cerveza o picotear. Solo por su decoración merece la pena entrar a tomar algo. Dirección: Calle Marqués de Valdés, 14.
Postre de piña colada en Mamaguajá; un escándalo de postre.

Gijón goloso

Pues llegamos al postre; y vaya postre que te vas a comer. Si lo del Gijón Gourmet te pareció una gran idea, esto te va a parecer una locura. Seguro que te estás preguntado qué es eso del Gijón goloso. Te lo explico en pocas palabras: se trata de un bono que puedes canjear en 15 establecimientos de la ciudad. Puedes comprar el de 5 degustaciones (7 euros) o uno de 10 especialidades (13 €).

Los mantecados de Verdú, los mejores helados del mundo mundial.

A continuación te cuento dónde puedes disfrutar del Gijón goloso y qué te puedes comer en cada pastelería y cafetería que colabora con este programa:

  • Alter Dulcia. Limoncito: bizcocho húmedo de limón. Uno de mis favoritos. Dirección: San Bernardo, 20.
  • Balbona. Bosque astur: bizcocho de queso azul con castaña y avellana. Dirección: Cabrales, 90.
  • Chokoreto. Pirámide de chocolate: bizcocho relleno de trufa especial de chocolate. Dirección: Anselmo Solar, 31.
  • Alejandro’s. Lazones de Gijón: lazo de almendra relleno de avellana con dulce de manzana. Dirección: Avenida de Portugal, 26, y Palacio Valdés, 7.
  • Gloria. Trufa de manzana: deliciosa crema de nata trufada con manzana y cobertura de chocolate belga. Dirección: Fernández Vallín, 2.
  • Heladería Islandia. Helado de arroz con leche. Además también tienen de fabada y de gin tonic. Dirección: San Antonio, 4.
  • Imperial. Bombón de cabrales y nueces. Dirección: Magnus Blikstad, 43.
  • La Fé. Florentinas: crujiente de frutas y almendras sobre chocolate negro y tejas de almendra. Dirección: Periodista Adeflor, 3.
  • La playa. Princesitas: bocados de almendra y yema. Esta receta tiene más de 100 años. Dirección: Corrida, 61.
  • Madalenas de colores. Cupcake de arándanos: vainilla con crema de mantequilla con arándanos. Dirección: Langreo, 6.
  • Moka. Mini mouse de sidra: semifrío de crema inglesa perfumado con sidra. Dirección: Avenida de Castilla, 5.
  • Pomme sucre. Amagüestu: base de sablée con interior de avellana y guiso de castaña. Dirección: Libertad, 26.
  • Punto caramelo. Alfajor argentino: pastas rellenas de dulce de leche bañadas en chocolate. Dirección: Caridad, 9.
  • San Antonio. Gijonudo: una cama de bizcocho sobre mousse de fresa y chocolate con mermelada de arándanos. Dirección: Pérez de Ayala, 19.
  • Fedérico Verdú. Bombón helado de turrón. Un helado artesano de turrón de Xixona y cobertura de chocolate Valor. Yo siempre me reserve un hueco en mi agenda cuando voy a Gijón para comerme uno. Bueno, no te voy a mentir: suelen ser dos, tres como mucho… Dirección: Los Moros, 10.

Para que te hagas una idea de lo golosos que son estos gijoneses: este uno de los lugares de España con más pastelerías por habitantes. Reserva unas cuantas clases de crossfit y spinning en tu gimnasio para cuando vuelvas de tu viaje gastronómico por Xixón.

¿Qué te han parecido mis ideas para comer en Gijón?

Espero que con esta selección he haya abierto el apetito. Xixón es una ciudad maravillosa para visitar, pasear y disfrutar, peor también un verdadero paraíso para los amantes de la buena mesa. Me encantaría que me dijeses en los comentarios cuál es tu restaurante favorito de la ciudad, y cuál crees que hay que incluir en esta selección.

Seguimos descubriendo la ciudad de Xixón

Museos de Gijón

Museos de Gijón, guía cultural de la ciudad

Gijón es un lugar para vivirlo. Una ciudad marinera llena de atractivos para una visita de 48 horas y para una semana entera. En este artículo me voy a centrar en su vida cultural; que como vas a ver es increíble: conciertos, festivales y exposiciones. Espero que esta guía de museos te ayude a pasar unos días estupendos en esta villa asturiana.

0 comentarios
historia romana de Gijón

Gijón romano, un recorrido en toga por la ciudad

Esta ciudad asturiana fue todo un referente en el mundo romano dentro del Cantábrico. Ya conocía sus playas, sus museos y, por supuesto, sus sidrerías y restaurantes, pero me faltaba sumar un nuevo aliciente para volver a visitarla. En este artículo te voy a hablar del Gijón romano. En nuestro blog ya te ayudé a …

0 comentarios
Turismo sostenible en Gijón

Turismo sostenible en Gijón

Turistas que no dejen huella o que la compensan. Viajeros que contribuyan al desarrollo local. Estos son los objetivos de la ciudad de Gijón.

2 comments

Deja un comentario