La capital de Noruega es verde. Y no es que lo diga yo, lo hace la Unión Europea. En este artículo te voy a hablar de turismo sostenible en Oslo, una ciudad llena de barrios que apuestan por el comercio local, calles sin coches y restaurantes gourmet ecológicos.

La capital medioambiental de Europa 2019 lo es con todo merecimiento. El esfuerzo de Ayuntamiento y empresas por conseguir reducir la huella de carbono y buscar un futuro sostenible ha tenido premio. Si tú también quieres unirte a los viajeros responsables, Oslo es tu ciudad.

Cuando viajé a Oslo, la capital escandinava ya había obtenido ese reconocimiento. Y eso es algo que se notaba tanto en sus propuestas arquitectónicas, infraestructuras y recursos culturales.

Transporte urbano en Oslo
Transportes urbano en Oslo

8 ejemplos de turismo sostenible en Oslo

A continuación te voy a contar las razones de esa capitalidad medioambiental. Te voy a mostrar los argumentos para disfrutar del turismo sostenible en Oslo.

1.- Aeropuerto de Oslo, el más ecológico del mundo

El aeropuerto de Oslo se llama Gardemoen, y está considerado el más “verde” y el más respetuoso con el medio ambiente de todo el mundo. Esta calificación la ha recibido por múltiples razones:

  • Por los materiales utilizados para su construcción. Como la madera de bosques obtenida gracias a procesos respetuosos con el entorno.
  • Por las innovaciones energéticas. Su diseño hace que la luz natural sea la que ilumine la terminal.
  • También por un motivo realmente original:aprovechar el agua de la nieve recolectada en invierno se usa para climatizar el aeropuerto en los meses de calor.

Demás, los medios de transporte que comunican del aeropuerto de Oslo con el centro de la ciudad utilizan energías renovables. La mayoría son eléctricos.

Zona de embarque aeropuerto oslo

Gardemoen , el aeropuerto más ecológico del mundo

2.- Hoteles eco friendly

¿Sabías que los hoteles tienen certificados medioambientales? Hay tres: El Cisne (Svanen), Eco-Lighthouse e ISO 14001. Y para conseguirlos los alojamientos de la capital noruega tienen que superar un duro examen. Tienen que probar su compromiso con el medio ambiente,sobre todo en el tratamiento de residuos, aguas, uso de la energía y selección de proveedores.

En mi viaje a Oslo yo me alojé en uno de ellos, el Scandic Vulkan. Fue el primer hotel de Noruega que consiguió ser reconocido con clase energética A. Este establecimiento cuenta con calefacción geotérmica y placas solares. Está situado en un barrio muy agradable, Vulkan, al lado del río Akerselva . Muy próximo al famoso Grünerløkka . Muy bien comunicado con el centro de la ciudad. Puedes ir perfectamente andando y en sus proximidades tienes restaurantes tiendas. Yo te lo recomiendo. Puedes reservarlo pinchando en este enlace.

Habitación Scandic Vulkan Oslo
Scandic Vulkan, en Oslo

En esta relación de hoteles tienes más alojamientos con ertificación medioambiental:

  • Radisson Blu Plaza Hotel Oslo
  • The Thief
  • Scandic Holmenkollen Park
  • Radisson Blu Scandinavia Hotel
  • Losby Gods
  • Lysebu
  • Hotel Continental
  • Thon Hotel Opera
  • Scandic Sjølyst
  • Scandic Oslo City

3.- Comer verde en Oslo

En Oslo no vas a tener problemas para comer “verde”. Y no solo me refiero a que haya variedad de restaurantes vegetarianos, sino que muchos de los establecimientos de hostelería de la capital noruega incorporan los valores medioambientales a sus métodos de trabajo, el diseño de su establecimiento y su carta.

Salmón noruego en Mathallen

Hay gran variedad de cafeterías y restaurantes que sirven platos preparados con alimentos ecológicos. Aquí tienes una selección de ellos:

  • Maaemo. Tiene tres estrellas Michelin.
  • Funky Fresh foods by DogA. Está todo muy rico, pero sobre todo sus tartas que serán tu perdición si eres del club de los golosos.
  • Mathallen food hall. En este mercado tuve una de las mejores experiencias gastronómicas en Oslo. Hay una gran variedad de ofertas y cuentan con un montón de actividades, con talleres en vivo y degustaciones. El salmón que probé aquí era realmente excepcional.
  • Brutus. Este wine bar no lo pude probar en mi primer viaje, pero está apuntado para el siguiente. Todos sus productos son naturales. Y además del vino, aquí las estrellas son los platos cocinados con vegetales.

También hay panaderías y tiendas que comparten esta filosofía como Godt brød Grünerløkka. Un sitio altamente recomendable que llena sus estanterías con productos exquisitos, pero lo más importante: son frescos y libres de aditivos y pesticidas.

4.- Oslo, sí es ciudad para bicis

Cuando te conté cómo fue mi viaje a Copenhague, te expliqué que en Escandinavia les gustan mucho las bicicletas. Para ellos el clima no es una excusa para cambiar el coche por las dos ruedas.

Oslo también quiere ser una ciudad apta para bicis. Y está trabajando duro para conseguirlo. Cuentan con un sistema de alquiler de bicis con más de 200 puestos. Las bicicletas eléctricas están ganando peso en en el tráfico de la capital de Noruega. Este es para mí —junto con el siguiente punto— uno de los grandes valores del turismo sostenible en Oslo.

Si te animas a hacer un tour en bicleta por Oslo, puedes reservarlo en este enlace.

Andar en bici en Oslo
Tour en bici por Oslo

5.- Una ciudad sin coches

Uns ciudad sin coches no tiene por qué ser una utopía. Puede y debe ser una realidad. Oslo no es la única capital europea que está luchando contra los automóviles y sus nefastas consecuencias en la calidad de vida de sus ciudadanos. Si Madrid Central te parece una gran idea, lo que quieren hacer los políticos de Oslo te va a encantar.

En su lucha por la transformación ecológica de la ciudad han eliminado espacios destinados al estacionamiento y limitado el tráfico. Las bicicletas están conquistando las carreteras en la capital noruega. Y sus habitantes están recuperando las calles con un montón de eventos al aire libre en los que los coches no son bienvenidos.

Para poder tener una ciudad sin coches es necesario poseer una buena red de transporte público como la de Oslo. Además como ya te he dicho antes su flota de autobuses y trenes está pasando a ser eléctrica.

6.- Parques en Oslo

Para que una ciudad sea verde tiene que tener muchos espacios verdes. Lógico, ¿no? Pues Oslo tiene un montón y sus habitantes los utilizan y disfrutan durante todo el año y eso que allí el invierno es largo y blanco…

Entre los parques más destacados de Oslo se encuentran: el Jardín botánico, The Palace Park, Sofienberg Park, St. Hanshaugen y Frogner Park. Dentro de este último está uno de los lugares más emblemáticos de Oslo, Vigeland Park.

En este precioso parque podrás disfrutar con las más de 200 originales esculturas de bronce, granito y hierro forjado, obras del famoso escultor Gustav Vigeland. Entre sus creaciones destaca la famosa estatua de bronce del niño enfadado, la más fotografiada para Instagram.

Estatuas de Vigeland Park

7.- Eventos verdes

Para celebrar su capitalidad medioambiental, Oslo ha diseñado una programación cultural llena de eventos verdes en 2019. Espectáculos y festivales que celebran la sostenibilidad y el medio ambiente de diferentes formas.

Eventos ecológicos para todos, grandes y pequeños. Además, muchos de ellos son gratuitos. El Oslo Vegetarian Festival, el Øya Festival y el Passion for Ocean son algunos de lo más destacados. Puedes consultar toda la agenda en este enlace.

8.- Compras ECO

En Oslo tienen claro que el consumismo es una de las principales amenazas del medio ambiente. Por ese motivo proponer alternativas para que para que puedes hacer un turismo sostenible en Oslo reduciendo tu huella ecológica cómo viajero.

Si vas a ir de compras en la capital noruega, comprobarás que tienes muchas alternativas para poder conseguir el objetivo del párrafo anterior. Los barrios más alternativos de la ciudad, como Grünerløkka, están llenos de tiendas de segunda mano y vintage.

Vintage en Grünerløkka

Si te gusta el turismo de compras, como a mí, esto te va a encantar. La ropa que me encontré en sus tiendas es muy diferente a la que puedes conseguir en otras ciudades como Madrid o incluso Londres. Me llamó la atención la gran cantidad de ropa de los años 50 y también el gran número de prendas vintage japonesas de estas tiendas.

Cómo has comprado en este artículo, hacer turismo sostenible en Oslo no es que sea posible: es que es muy sencillo. Si conoces más propuestas “verdes” para hacer en esta ciudad o en otras que haya leído recientemente, no dudes en contármelo en los comentarios.

¿Quieres ser un viajero sostenible? Pues sigue leyendo

Madrid Central, a favor o en contra

Madrid Central, ¿a favor o en contra?

La lucha contra el cambio climático y por una aire más respirable ha comenzado en la capital de España. Defensores y detractores de Madrid Central se enfrentan por defender sus razones y derechos.

0 comentarios
Embajadores de Biosphere, ayudando a la sostenibilidad del turismo

Embajadores de Biosphere, una apuesta por la sostenibilidad

Te lo conté en el artículo en el que te explicaba por qué queremos ser viajeros responsables: ¡a partir de 2019, somos embajadores de Biosphere! Para nosotros es una gran responsabilidad, pero también una gran oportunidad para seguir trabajando por la sostenibilidad y el turismo responsable, como viajeros y como autores de un blog de …

0 comentarios
Viajeros responsables

Por qué queremos ser viajeros responsables

Queremos ser viajeros responsables. Te contamos nuestras razones y te animamos a que tú también te sumes a la lucha por un turismo sostenible.

4 comments

Deja un comentario