Sobreturismo es la nueva palabreja que empezamos a tener todos en la boca. Como suele ocurrir en estos casos se trata de una traducción del  inglés, overtourism. ¿Qué significa? Es un término que usa para explicar el fenómeno de masificación que están sufriendo muchos destinos. ¿Qué podemos hacer contra esto? Ser turistas responsables, ser buenos viajeros.

Sobreturismo, turistificación y turismofobia

Si en 2017 el “palabro” de moda entre periodistas y opinión pública relacionado con el turismo fue “turismofobia” —a punto estuvo de ser la palabra de año para fundeu—, la que cobró fuerza en 2018 fue “sobreturismo”.

Turismofobia, turistificación y sobreturismo son conceptos que tienen el mismo objetivo: atacar al turismo. Una de las industrias más importantes del mundo, que en España representó en 2017 casi el 6% del PIB con  172.900 millones de facturación.

No estoy de acuerdo con ese linchamiento del turista. Gratuito. Que se alimenta de la desinformación. Pero tampoco puede apoyar esa explotación sin medida ni control de los recursos turísticos, que está degradando espacios naturales, deteriorando monumentos y devaluando recursos culturales.

Yo también contribuyo al sobreturismo

No hay que echar balones fuera. Yo, como viajero, como turista, como bloguero de viajes, también contribuyo y fomento al sobreturismo: visitando esos sitios más explotados y contándolo aquí para que tú vayas a ellos.

Las administraciones y las empresas tienen mucho trabajo para conseguir un turismo sin impacto negativo; viajes que sean sostenibles. Necesitamos una legislación que penalice de forma dura y eficiente al que infrinja las normas y beneficie al que las cumpla. Que se regulen las visitas a determinados lugares y se limiten temporalmente en otros. Evitar que se construya en cualquier sitio y que haya un equilibrio en el número de personas que puede absorber un núcleo turístico. Muchas veces, menos es más, y en lugar de buscar establecimientos hoteleros de gran capacidad hay que tender a que sean de gran calidad. No quiero decir que sean caros y exclusivos. Aunque ese es otro debate que tenemos que plantearnos, huir de las ofertas que tienen su origen en malas prácticas medioambientales: hoteles sobredimensionados que no se venden a su precio real para no tenerlos vacíos.

Como travel blogger se me ocurren unas cuantas tareas para evitar ese sobreturismo. Valorar los destinos sobre los que escribo y su impacto, buscar alternativas a los sitios más masificados —aunque Google no vaya a darme tantas visitas— y tratar de ofrecer una visión diferente del viaje gracias a mi labor de prescriptor. Es muy difícil, pero a partir de 2019 es una tarea que Mónica y yo nos planteamos como reto.

Propuestas para combatir el sobreturismo

Antes de bloguero me considero viajero; y turista. A mí no me da miedo esta palabra. Soy diplomado en turismo. Llevo más de 25 años trabajando en este sector y en el de los medios de comunicación, y ambos me encantan. ¿Cómo voy a verlo como algo negativo? Sí que es cierto que la masifiación y la popularización del viaje sin control ha provocado que esa mala fama en muchos casos esté justificada.

No me gusta limitarme a la crítica y por ese motivo he preparado estas siete propuestas para conseguir combatir el sobreturismo desde la trinchera del viajero responsable.

1 Valorar si realmente tienes que viajar a ese destino tan maravilloso

Esta pregunta tiene que ser básica antes de decidir tu próximo destino. ¿Es necesario que viajes hasta allí? ¿Qué consecuencias tendrá tu presencia? El caso más extremo que hemos vivido en los últimos ha sido el de Maya Bay. El paradisíaco lugar donde se rodó la película de Leonardo Dicaprio La Playa. La masificación ha provocado que tenga que estar cerrada cuatro meses al año.

2 Evitar las épocas de mayor afluencia

Es muy probable que después de hacerte la pregunta anterior quieras seguir adelante con tu viaje. Quizás lo que debas hacer entonces es evaluar cuándo tú impacto va a ser menor, cuándo lo va a poder absorber mejor el destino. Huye de las épocas de mayor concentración. No solo será beneficios para ti, que disfrutarás de tus vacaciones sin agobios, también para el destino que estará disminuyendo la estacionalidad. Uno de los efectos más devastadores del sobreturismo y lo que provoca: empleos precarios y temporales, falta de inversiones de calidad…

3 Diseñar un calendario equilibrado de viajes

En el equilibrio está siempre la solución. Si vas a Bali, compensa con el norte de Inglaterra. Si visitas las Cíes, luego puedes ir a La Alcarría. Alterna destinos más intrusivos con otros que lo son menos.

4 Cuantificar nuestra huella ecológica

Cuantificarla y ponerla límites. Las dos cosas. Es muy sencillo. Hay varias páginas donde puedes obtener los datos. Abre luego un documento para saber dónde tuviste más impacto y en qué lugar menos. Eso te puede ayudar para conseguir el objetivo del punto anterior y también para que valores cuál debería ser el límite de tu huella ecológica al mes, al año.

5 Aceptar y fomentar medidas de protección

No sirve de nada que digas que estás a favor de la ecología y luego protestes porque suben los impuestos del diésel. Eso es contradictorio. Tampoco se entiende que cuando se anuncia que ahora es necesario un permiso para visitar las Islas Cíes pongamos el grito en el cielo. Si queremos preservar todos estos lugares, que nos parecen tan bellos y espectaculares, debemos aceptar que hay que regular su uso y que a lo mejor este verano no podemos verlos y tiene que ser el siguiente.

playas en las cíes
Arenal de las Islas Cíes

6 Denunciar lo que no está bien

Las redes sociales deben de servir no solo para hacernos fotos estupendas con sombreros rojo y vestidos vaporosos. Se pueden y se deben utilizar para denunciar cosas que no nos gustan de un destino y que están enfrentadas con un turismo sostenible: basura en un parque, uso excesivo de plásticos, actividades que provocan maltrato animal… Hasta hace poco tiempo yo no estaba muy de acuerdo con hacerlo. Mónica me ha convencido de que es importante que te muestre aquellas cosas que se están haciendo mal para que pueda haber un cambio. Esta es una buena fórmula para que todos colaboremos en una conciencia de turismo sostenible.

7 Colaborar con proyectos locales

Esto es muy importante y necesario. Para que un destino sea sostenible tiene que estar desarrollado con actores del lugar: comerciantes, hoteleros, trabajadores… Consumir en negocios locales favorece que la riqueza que creamos se reparta más y mejor entre los habitantes de ese lugar turístico. Además, el contacto más directo con ellos fomentará que nuestro turismo sea menos intrusivo, más relejado y enriquecedor. Otro opción interesante es hacer un inmersión cultural a través de asociaciones locales que están desarrollando proyectos como este de Costa Rica que vivió mi compañera Patricia del blog Wanderlusmemories.

Somos nosotros, los viajeros, los primeros que podemos —debemos— contribuir a evitar el sobreturismo con una conducta responsable que evite la masificación y contribuya a que los destinos turísticos sean sostenibles. Como has visto no se trata de grandes esfuerzos, son pequeños gestos y actitudes que provocan cambios.

¿Te interesa el turismo sostenible? A mí también, en estos artículos te cuento más sobre él

Medio ambiente y turismo un equilibrio necesario

Medio ambiente y turismo, 8 ideas para lograr la armonía

Un viaje de prensa tiene como principal objetivo poner en valor y difundir los recursos turísticos de una localidad, provincia, región o país. He participado en muchos y casi siempre descubro propuestas interesantes que te cuento luego en este blog. En #ForumElPuerto, además de conocer una nueva localidad gaditana —la segunda este año después de …

0 comentarios
Turismo sostenible en Cádiz

Turismo sostenible en Cádiz, el ejemplo de Medina Sidonia

El debate del turismo sostenible, responsable, está llenando foros, congresos y creando numerosos hilos en las redes sociales. El viajero, el turista, también los empresarios del sector, y los periodistas y blogueros de viajes nos enfrentamos a un presente —ya no es futuro— en el cual debemos tomar conciencia de nuestras acciones cuando visitamos y …

0 comentarios
Regalos navideños ecológicos para chicas viajeras

Regalos navideños ecológicos para viajeras

El amigo invisible entre las compañeras de trabajo. Tu hija ha escrito la carta a Papá Noel. Los Reyes para tu madre, hermanas, abuelas y amigas. La lista de mujeres a las que sorprender es larga. Un detalle pensado para sus escapadas es un acierto seguro. En esta selección te proponemos regalos navideños ecológicos. Además …

2 comments

Deja un comentario