Cochinillo, acueducto, el Alcázar, Perico Delgado… Estas son todas las cosas que nos vienen a la cabeza cuando escuchamos el nombre de esta ciudad de Castilla y León. Seguro que después de leer este artículo vas a saber muchas más de este hermoso lugar. Porque aquí hay arte, mucho arte, una gastronomía para chuparse los dedos, una buena colección de miradores y un montón de sitios para pasear. Comenzamos este viaje: te voy a contar qué ver en Segovia.

Cómo hemos disfrutado nuestro recorrido por esta provincia. Ya conocíamos Riaza, las hoces del Duratón, Cuellar y Pedraza, pero queríamos profundizar un poco más. Por ese motivo nos acercamos a la Granja de San Ildefonso, para visitar su Palacio y pasear por los alrededores. Luego hicimos un circuito por los pueblos más bonitos de Segovia. Y nos dejamos la capital para el final. Tanto Mónica como yo habíamos estado ya, pero nos apetecía dedicarle un poco más de tiempo y publicar un post de esta ciudad en nuestro blog de viajes. Ojalá te sirva de ayuda para planificar tu visita.

Como siempre, antes de contarte qué ver en Segovia te voy a dar mis recomendaciones para dormir. Esta ciudad de Castilla y León es muy visitada, te aconsejo que hagas tu reserva con antelación para no llevarte sorpresas. Yo me alojé en el Eurostars Acueducto. Está justo al lado del famoso monumento que da nombre al hotel. Tiene unas instalaciones de primera y además de su excelente ubicación, lo mejor es su rico y variado bufé de desayuno.

Qué ver en Segovia

Lo primero que debes saber es que el acueducto y la ciudad vieja fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde mediados de la década de los 80. Fue en ese momento cuando el Ayuntamiento tomó una importante decisión: elaborar un plan urbanístico para prohibir desde esa fecha los edificios de más de cuatro plantas. De esa forma se han preservado las maravillosas vistas que tienes desde dentro y desde fuera del casco urbano.

El skyline de Segovia es tan chulo que hasta Walt Disney se enamoró de él.

En mi opinión la mejor elección para conocer una ciudad es hacer un freetour. Te dejo el enlace a Guru Walk para que veas todos los que tienen. A continuación te voy a contar unas cuantas anécdotas históricas y un puñado de curiosidades de Segovia:

  • Durante mucho años esta fue una zona donde chocaban las espadas. Aquí batallaban los diferentes reinos cristianos entre sí, y contra los musulmanes. Por ese motivo los habitantes de este lugar no invertían demasiado en sus casas, la mayoría eran de adobe. Con el comercio Segovia empezó a prosperar, y los burgueses se dieron cuenta que tenían mucho dinero pero sus casas eran muy feas. Para embellecerlas —enluciendo y revistiendo los muros— llamaron a los mudéjares, que aplicaron en sus fachadas el famoso esgrafiado, que verás en muchos de los edificios.
  • Dicen que Walt Disney estuvo por aquí. Si te acercas al mirador de la ladera del Alcázar y miras hacia arriba: la figura del edificio te recordará seguramente el castillo de la película Blancanieves, y al de la Bella durmiente que puedes ver en Disneyland Paris.
  • Segovia es una de las ciudades menos pobladas del país, tiene solo 52.000 habitantes. También está en los primeras posiciones de otra lista: la de las más altas de España, supera los 1.000 metros.
  • Hace 60.000 años ya había por aquí neandertales. Después de la Edad de Bronce llegaron los celtíberos, en el castro que construyeron se levanta el Alcázar. Luego fueron los romanos y los visigodos los que estuvieron aquí hasta la invasión musulmana. Durante este periodo Segovia quedó deshabitada hasta que se recuperó con el boom del textil.
  • Esta es una tierra de poetas. Dos de los más importantes no nacieron aquí, pero dejaron huella en la ciudad. Si subes al mirador del alcázar y de los dos valles —del que te hablaré más adelante— encontrarás unos versos de san Juan de la Cruz: «Mi Amado las montañas, los valles solitarios nemorosos / el silbo de los ayres amorosos». Los restos del autor de Noche oscura están en el Convento de los Carmelitas Descalzos. El otro gran escritor que vivió aquí fue Antonio Machado. Puedes visitar su casa museo. El poeta sevillano estuvo en Segovia desde 1919 hasta 1932.

Acueducto de Segovia, una gran obra de ingeniería

Si te hablo de qué ver en Segovia le tengo que dedicar unos cuantos párrafos a su famoso acueducto. Ya te he dicho que es Patrimonio de la humanidad. Pero todavía te quedan por conocer muchas cosas de su misteriosa historia…

Si vas a hacerle fotos de este famoso monumento tienes muchas localizaciones para tus imágenes de Instagram. Desde la vía Roma tienes una buena perspectiva. A mí me gusta mucho la que contemplas desde la estatua del diablillo. En la Plaza del Azoguejo también puedes poner el trípode para darle al clic de tu cámara. Aunque en mi opinión el lugar para sacar la mejor fotografía es desde el mirador que está al lado del Postigo del consuelo.

El famoso diablillo. A él también le gusta hacerse selfies.
El Acueducto de Segovia, una obra de ingeniería colosal.

A continuación te voy a contar las 7 cosas más relevantes de esta original construcción ¿romana? No estoy loco por ponerlo entre interrogantes. Cuando termines de leer entenderás por qué lo escribo así.

  1. No hay fechas ciertas sobre su origen, pero se cree que pudo construirse a finales del siglo I d.C. En época de los Flavios. Es posible que con Vespasiano de emperador. Otros historiadores hablan de principios del siglo II con Trajano en el poder.
  2. Es quizás la obra de origen romano mejor conservada de todo el mundo. Hasta hace unos años los coches todavía pasaban por debajo de sus arcos. Desde que se prohibió la circulación y se limpió la piedra luce espectacular.
  3. El agua comienza su recorrido cerca de la Granja y la lleva hasta la ciudad. Si te fijas en el suelo, en la Plaza mayor por ejemplo, verás un relieve en metal con la figura de un arco. Te están indicando que por allí debajo pasa el canal, aunque desde principios del XX ya no lleva corriente.
  4. El acueducto en cifras: 16 kilómetros de recorrido, casi 25.000 piedras distribuidas en 166 arcos. En su parte más alta roza los 29 metros.
  5. No hay argamasa ni encofrados. Cada piedra se sujeta con la siguiente. ¿Cómo es posible que se mantenga en pie? Por la gran consistencia del manto de gneis —roca de los mismos materiales que el granito— sobre el que está levantado, y por la ausencia de movimientos sísmicos en esta zona. El terremoto más cercano fue el de Lisboa de 1755.
  6. Solo le falta una piedra, en la que está la estatua de la Virgen. La podrás ver desde la plaza del Azoguejo. Está en el medio, en la fila más alta. Siempre hay una bandera junto a ella; siempre que no se vuela…
  7. Para el final dejo lo mejor. ¿Por qué se construyó el Acueducto en Segovia? Es todo un misterio. La población de la ciudad en aquella época era escasa, menos de 500 personas. Quizás la idea era servir de aprovisionamiento para las legiones —cada una tenía 6.000 soldados—. También se piensa en la posible construcción de una gran urbe que no llegó a levantarse. Donde no llega la explicación histórica: nace la leyenda, que sitúa al diablo como arquitecto. Si quieres leerla con calma lo puedes hacer en este pdf.

Catedral

La Catedral de Segovia tiene una dura competencia en Castilla y León con las de Burgos y León. La vista de esta basílica desde la plaza mayor deslumbra, pero desanima cuando te acercas a la puerta por la que se entra para hacer la visita, un horrible añadido posterior que no pega ni con cola. Pero no te desanimes: en su interior hay unos cuantos tesoros esperándote. Hay otras dos puertas más, la de San Geroteo y la de Santa María o del Perdón.

Como curiosidad, decirte que en esa fea entrada se alza San Frutos, el patrón de la localidad. Son unos cuantos los segovianos, que se acercan hasta este lugar cada 24 de octubre, a las doce de la noche, para verle pasar la siguiente hoja del libro que sujeta en sus manos. Si tu visita coincide en esa fecha, ya tienes plan.

Desde la Plaza Mayor tienes las mejores vistas de la Catedral segoviana.

Este edificio religioso se construyó en estilo gótico tardío. Aunque tiene unos cuantos elementos renacentistas. El templo anterior quedó en ruinas —solo quedó en pie el claustro— después del levantamiento de los Comuneros contra Carlos I. Juan Bravo fue uno de los líderes de este movimiento y verás que está presente en el callejero de la ciudad y en el teatro del mismo nombre.

Lo primero que te llamará la atención es su gran altura. Sus medidas son de top model: 33 metros de altura, 50 metros de ancho y 105 metros de longitud. Luego seguro que tu vista se va a las vidrieras, las artífices de esa luz tan especial que hay en esta basílica. Te recomiendo que te des primero un paseo por las naves laterales y la girola, y vayas entrando a ver las capillas que te parezcan más interesantes.

¿Cuáles son los imprescindibles de la Catedral de Segovia?

Ya te he hablado de las vidrieras. También te recomiendo dedicarle unos cuantos minutos al coro. Tampoco te puedes perder los siguientes lugares:

  • Capilla del Santísimo. Conocida también como la de los Ayala Berganza, esta es la gran obra barroca de la Catedral de Segovia. El Cristo de la Agonía, de Manuel de Pereira, es una de las joyas que te vas a encontrar aquí. Aunque lo que más llamará tu atención será el impresionante retablo que diseñó José de Churriguera.
  • Torre. Como te voy a contar al final del artículo: Segovia se disfruta desde las alturas. Unas de las mejores vistas las tienes desde este lugar. Llegó a tener más altura, pero después de un incendio se quedó en los 88 metros actuales, que ya está bien.
  • Retablo de Sabatini. Aunque nació en Palermo el arquitecto italiano Francesco Sabatini desarrolló la mayor parte de su carrera en España, al servicio de Carlos III. Fuera de Madrid trabajó en Toledo y en esta ciudad castellanoleonesa. De hecho, dicen que este retablo era uno de los trabajos de los que estaba más orgulloso.
  • Claustro. Me parece el final perfecto para la visita a la Catedral de Segovia. Fue trasladado, piedra a piedra, desde su antigua localización hasta la nueva seo. La portada es de una gran belleza y su interior un remanso de paz lleno de luz.
  • Sala de pintura. Casi me voy sin visitarla. Iba justo de tiempo y por poco me pierdo lo mejor de la Catedral. A esta sala —400 metros cuadrados decorados con más de 40 obras— se accede desde el claustro por una escalera. Dentro hay maravillas como el Tríptico de la Inmaculada Concepción, La fuente de la Gracia, La duda de Santo Tomás y la Virgen de la leche. Mi favorito, sin ninguna duda, de esta increíble colección es el Tríptico del Descendimiento de Ambrosius Benson.

Horarios y precios de la Catedral de Segovia

Tienes varias opciones para ver la Catedral de Segovia. Hay un tour que te incluye un recorrido por la ciudad y el interior de esta basílica y también del Alcázar. Puedes comprarlo en Civitatis. También puedes adquirir una entrada para verla por libre o con un guía de turismo.

  • Horarios: está abierta de lunes a domingo, desde las 9:30 hasta las 18:30 horas. Las visitas guiadas las hacen de lunes a viernes, a las 11, 12:30 y 17 horas. A la torre se puede subir todos los días de la semana a estas horas: 10:30, 12:00, 13:30, 15:00 y 16:30.
  • Precios: entrada libre general, 3 euros. Los niños menores de 10 años no pagan. La visita guiada cuesta 7 €. La subida a la torre tiene un precio de 7 euros. Se venden online y tienes que sumar al precio final los gastos de gestión.

Alcázar

Después de ver el Acueducto y de entrar a la Catedral, tu siguiente parada en la ciudad de Segovia tiene que ser el Alcázar. Esta fortaleza militar, construida sobre una roca entre los ríos Eresma y Clamores, es uno de los sitios más fotografiados de la región. Ya te he contado al principio que hasta el mismo Walt Disney se vio cautivado por su imponente silueta.

El impresionante Alcázar de Segovia.

Tienes que verlo por fuera, disfrutar de las vistas desde los miradores que se abren a sus lados y si no tienes vértigo: comprobar lo profundo que era su foso. Si estás dudando si merece la pena visitarlo por dentro, mi consejo es que veas el interior. El recorrido es ameno e interesante. No hace falta que seas un fan de las armas militares para disfrutar de la panorámica desde sus almenas, y de las pinturas y artesonados de sus salones. Además conocerás un montón de cosas de la historia de este lugar, de Castilla y de sus reyes.

Precios y horarios del Alcázar

Como te explicaba antes hay tours que combinan una visita guiada y la entrada a este recinto militar. También puedes comprar un ticket para verlo por tu cuenta. Si pagas un pequeño suplemento puedes hacer un tour con guía.

  • Horarios: desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo abren —viernes, sábados y domingos— de 10 a 18 horas. Desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre la hora de cierre es a las 20 horas. Ten en cuenta que desde media hora antes del cierre ya no admiten más visitantes.
  • Precios: la entrada para el Palacio y el museo de artillería cuesta 6 euros. Si además quieres subir a la torre de Juan II —te aseguro que merece la pena por las vistas— tendrás que pagar 9 €. Los menores de 5 años no pagan entrada. La visita guiada tiene un suplemento de 2 euros; se hace en rotación cada media hora y no necesita reserva previa. Por último, si eres fan de las audioguías: alquilar una te costará 3 euros.

Qué ver en el centro histórico de Segovia

Aunque con esos tres monumentos, Acueducto, Catedral y Alcázar, ya has hecho casi el día, todavía te quedan unas cuantas cosas que ver en Segovia. Su centro histórico es importante por su trazado, por sus edificios y por su herencia cultural, la de una ciudad en la que se mezclaron a lo largo de los siglos Tres Culturas.

Juan Bravo y las sirenas con la iglesia de San Martín al fondo.

Judería

Segovia guarda el recuerdo de su pasado. En sus calles se sigue viendo el legado del pueblo judío. Aunque fueron expulsados siguen teniendo su barrio al que accedes desde la Plaza del Corpus Christi. Hay una visita guiada por la Judería. Estos son los sitios más importantes de esta zona de la localidad:

  • Cementerio judío. Está en el antiguo puente de la Estrella, pasando el valle del río Clamores. Desde la Puerta de San Andrés tardas unos 6 minutos a pie, son apenas 300 metros. Además de sepulcros medievales hay también cámaras. Justo al lado está el parque de El Pinarillo.
  • Centro didáctico. Está en la que fue la casa de Abraham Seneor, un importante rabino del siglo XV.
  • Puerta de San Andrés. Hay un mirador en el torreón.
  • Antigua sinagoga. Actualmente aquí está el convento del Corpus Christi, pero conserva parte de la arquitectura original.
El barrio judío de Segovia.
Interior de la Casa de Abraham Seneor.

Plaza Mayor

Desde la Plaza del Azoguejo, al lado del Acueducto, hasta la Plaza Mayor llegas por una empinada cuesta, caminando por la Calle Cervantes primero y por la de Juan Bravo después. En este paseo descubrirás las tiendas más típicas de la ciudad, casas con historia como la de los Picos, miradores como el de la Canaleja, y lugares con tanto encanto como la Plaza de Medina del Campo donde están situadas las famosas sirenas y el bello pórtico de iglesia de San Martín.

En esta plaza está la Catedral de la que ya te he hablado y el teatro Juan Bravo, el recinto cultural más importante de la ciudad. Es un buen sitio para que los niños jueguen y se suban al templete, también para tomar algo en las terrazas. Si te gustan los dulces aquí hay unas cuantas pastelerías que venden dulces típicos como las cocas. Mi recomendación es que te acerques a Limón y menta a por unos bombones; están deliciosos.

Fíjate en el suelo de la plaza mayor, verás unos relieves metálicos con la silueta del acueducto. Te están indicando que el canal de agua pasaba por allí.

10 sitios más para visitar en Segovia

¿Te pensabas que ibas a ver Segovia en solo unas horas? Imposible. Por si no llevas ya suficiente chaqueta, apunta estos 10 sitios que no te puedes perder de esta ciudad:

  1. Muralla de Segovia. Su origen es romano. Fue reforzada por Alfonso VI en el siglo XI. Desde el XVI sufrió un abandono que incluso derivó en su destrucción. En el XX se trabajó en su recuperación y conservación.
  2. Estatua del diablo. Una de las más fotografiadas. Desde aquí tienes una buena visión del Acueducto y su entorno.
  3. Colección de títeres de Francisco Peralta. Si haces el tour por la judería tienes incluida la entrada para este original museo.
  4. Postigo de la luna. La muralla segoviana tuvo 5 puertas a lo largo de sus más de 3 kilómetros de longitud, y 7 postigos. De estos últimos, el de la luna, junto a la iglesia de San Martín, es uno de los más hermosos.
  5. Cárcel medieval de Segovia. La cárcel real, también como cárcel vieja, es actualmente la sede de la Biblioteca pública. En su interior se conservan los restos de una ermita románica.
  6. Sirenas de Segovia. Están en la plaza de Medina del Campo, junto a la estatua del comunero Juan Bravo.
  7. Casa Museo de Antonio Machado. Esta modesta casa de huéspedes sirvió alojamiento a uno de los poetas más importantes de nuestra literatura.
  8. La alhóndiga. Antiguamente aquí se guardaba el grano. Se ha rehabilitado para exposiciones y conciertos de pequeño formato.
  9. Loba capitolina. Es una réplica de la que hay en el Museo capitolino de Roma. La ciudad romana se la regaló a Segovia para conmemorar los 2.000 años del Acueducto.
  10. Plaza de Medina del Campo. Para mí es uno de los lugares más bonitos de la ciudad. Un poco más arriba está la plazuela de San Martín.

Miradores de la ciudad de Segovia

Ya hemos visto la ciudad desde arriba en unos cuantos lugares: desde lo alto del Acueducto, la torre de la Catedral, desde fuera del Alcázar y desde dentro de la fortaleza. Pero todavía te quedan unos cuantos miradores por conocer. Estos son para mí los 5 más chulos:

  1. Mirador de la Veracruz. Al lado de la iglesia del mismo nombre. Hasta hace poco se creía que era de origen templario, pero ahora se piensa que fue levantada por la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén. Actualmente pertenece a la Cruz de Malta. Hay un aparcamiento, y si hay muchos coches puedes dejarlo en el sendero que sale desde este lugar.
  2. Mirador Zamarramala. Un poco más arriba del anterior. Desde ambos tienes una visión estupenda de la ciudad.
  3. Mirador de la pradera de San Marcos. Desde aquí sacas la mejor foto del Alcázar. Nosotros nos hicimos aquí un pícnic panorámico.
  4. Mirador de la Canaleja. Otro de los top. Al lado de la Casa de los Picos. Hay un par de terracitas para tomarte una cervecita o una copa de vino con vistas.
  5. Mirador del alcázar y de los dos valles. Para mí es el mejor. Y eso que los hay estupendos. Tienes unas vistas inmejorables del Alcázar y el centro histórico de Segovia. Subes por un camino bien señalizado desde la Cuesta de los hoyos. Si quieres andar un poco más, te puedes acercar hasta el del Último pino.
Segovia se disfruta desde las alturas.

¿Te han parecido pocos? ¿Quieres más miradores? Pues toma nota que hay más:

  • El Submarino, Mirador de la Hontanilla.
  • El último pino.
  • Reina Victoria.
  • Mirador de la Piedad.
  • Mirador de la muralla.
  • Museo de Segovia.
  • Altos de San Marcos.
  • La Fuencisla.
  • Azud del Eresma.

Y si después de este atracón de vistas te apetece seguir viendo Segovia desde lo alto: súbete a un globo. Este plan es de los más originales que puedes hacer en esta localidad. No todos los días se ve una ciudad Patrimonio de la Humanidad desde el cielo. El vuelo dura una hora, se graba en vídeo y luego te dan una copia. Y una vez en tierra, una copa de cava y un almuerzo.

Qué comer en Segovia

Con tanto paseo y tanta caminata te habrá entrado hambre; a mí también. Como en La Granja ya me había comido un menú típico de judiones y lechazo asado, en mi fin de semana en Segovia busqué otras opciones menos contundentes. Pero si tú lo que estás buscando es probar un caldo castellano y el famoso cochinillo, lo vas a tener muy fácil; en el centro de Segovia tienes un montón de restaurantes donde comer estos platos tan conocidos.

Cándido, el restaurante del Mesonero Mayor de Castilla.
Lechazo asado. La alternativa al famoso cochinillo.

Te dejo a continuación 5 de los asadores con más puntuación en Google Maps:

  1. José María. Cándido es el más típico y el más conocido, además está situado a los pies del Acueducto, pero el que tiene mejores valoraciones es el restaurante José María. Típico asador castellano con vigas vistas. También sirven sus productos a domicilio en El cochinillo viajero.
  2. El Hidalgo. Un horno de leña en un palacio del siglo XIII. Además de los asados tienes un menú Dulcinea que incluye un wok de tallarines con verduritas.
  3. Maribel. Su menú segoviano es contundente. Incluye judiones, sopa castellana, cochinillo con ensalada, postre casero, pan de hogaza, frasca de vino y agua. Cuesta 32 euros, IVA incluido. También hay menú infantil.
  4. El Redebal. Su menú tiene platos originales como Hojaldres de cochinillo en dos temperaturas (escabechado con guacamole y farsa de cochinillo y setas). También hay chuletillas y hamburguesas. Y alternativas como las alcachofas fritas o las verduras asadas con patatas. Para terminar puedes probar esa delicia que es el ponche segoviano.
  5. Taberna López. Hay cabrito asado y mariscos. También tienes chuletón de buey a la parrilla al kilo.

Si después del asado quieres comer algo más ligero o prefieres otras alternativas te voy a hablar de dos sitios en los que estuvo que tienen comida rica y a buen precio:

  • Pasapán. Todo de 10. Desde el local, pasando por los eficientes camareros y terminando por su rica y variada carta. Nos encantó la ensalada de langostino panko y, sobre todo, la espectacular brandada de bacalao. Deja sitio para el postre.
  • Selfish Poke. Tiene pocas mesas, pero el local es muy chulo y merece la pena intentar comerlo allí. También te lo puedes pedir para llevar. Tiene muy buen precio, los camareros son muy majos y está todo muy rico. Te creas tu propio bol añadiendo diferentes proteínas y complementos. Hay opciones veganas.
Embutidos segovianos. Los escaparates son una auténtica perdición.

¿Seguimos viajando por Segovia?

Los pueblos más bonitos de Segovia

Los pueblos más bonitos de Segovia, mis favoritos

Hoy nos vamos de ruta por la provincia de Segovia. Allí están algunos de los pueblos más bonitos de la región de Castilla y León, y de España. Prepara una buena maleta y llena el depósito que comenzamos el recorrido.

0 comentarios
Qué ver en la Granja de San Ildefonso

Qué ver en la Granja de San Ildefonso

Creo que me estoy aficionando a los reales sitios. Nos volvemos locos cuando visitamos los castillos del Loira y lugares como Versalles, pero se nos olvida que en España tenemos maravillas como la Granja. A continuación te cuento por qué deberías visitarla.

0 comentarios

Dormir en Castilla y León, guía en pdf de hoteles

Elegir un buen hotel es la mita del éxito del viaje. Para que no falles cuando hagas tu excursión por Castilla y León te hemos preparado esta guía en pdf de alojamientos.

0 comentarios

¿A que hay mucho que ver en Segovia?

Te lo comentaba en la entradilla: para ver la ciudad de Segovia necesitas más de un día. Este lugar está lleno de monumentos y tiene una lista muy completa de miradores. Pero es que además disfrutar de su gastronomía y callejear sin rumbo fijo son dos planes estupendos para pasar un fin de semana o un puente para recordar durante mucho tiempo.

Deja una respuesta

2 Respuestas para “Qué ver en Segovia, además del acueducto”

  1. Avatar for Miguel Ángel Santamarina Feli Segura dice:

    Un post muy completo. La verdad es que no conozco Segovia y tengo ganas de ir. Además, yo soy de Castilla y León y lo cierto es que salvo las provincias que tengo alrededor, al resto no he ido. Y tienen muchas cosas por ver. Saludos

    Responder
    1. Avatar for Miguel Ángel Santamarina Miguel Ángel Santamarina dice:

      Hola Feli,

      Segovia es increíble. Para mí es una de las ciudades más bonitas de España. En otros viajes nos habíamos centrado en callejear y ver su monumentos más importantes. Esta vez hemos disfrutado mucho verla desde los diferentes miradores. Y además de tener un montón de arte es un lugar donde se come de maravilla.

      Gracias por leer nuestro artículo.

      Responder