Es difícil elegir una sola provincia entre todas las de Castilla y León. Hoy voy a quedarme con una que siempre me ha gustado y que he vuelto a visitar, y a disfrutar, recientemente. A continuación voy a compartir contigo mi selección de los pueblos más bonitos de Segovia. Como son unos cuantos es posible que haya quedado alguno de tus favoritos fuera de esta lista; no hay problema, puedes recomendarlo al final de este artículo, en los comentarios.

Si has leído mi post de los imprescindibles de Castilla y León seguro que te han salido un montón de planes para visitar esta región. Yo soy de Burgos, pero no te voy hablar esta vez de su Catedral. Tampoco lo haré de otra provincia que me fascina como es Soria, ni de mi querida León. En esta ocasión la protagonista es Segovia y verás que hay muchas razones para recomendarte una buena ruta por este lugar.

Si vas a recorrer los pueblos más bonitos de Segovia vas a necesitar un par de días como mínimo. Aunque yo te recomiendo dividir la excursión en tres, para saborearlos con más calma. Una buena elección es cogerte un alojamiento en la capital, y así de paso aprovechar para ver sus espléndidos monumentos. El Eurostars Acueducto me parece una gran opción por su ubicación, en el mismo centro de la ciudad. Es un hotel funcional con habitaciones cómodas y amplias, y que tiene un desayuno variado y sabroso.

Booking.com

Los 12 pueblos más bonitos de Segovia

Ahora te voy a hablar de sus pueblos, pero no dejes de visitar la capital. Ya te he contado qué ver en Segovia. Y como puedes comprobar hay muchos más lugares que visitar además del famoso acueducto. Tampoco debes pasar la oportunidad de hacer una ruta por las Hoces del Duratón o acercarte a la zona de Riaza. Aquí la naturaleza es una maravilla. Pero vamos a centrarnos en lo que toca hoy. Coge papel y boli que empezamos con la lista.

Pedraza

Si tienes HBO seguro que te suena Pedraza. Este pueblo ha sido el escenario de una de las mejores series españolas de los últimos tiempos, 30 monedas. Álex de la Iglesia eligió esta villa segoviana para rodar la primera temporada de una ficción que mezcla el humor con lo paranormal y la tradición cristiana.

Pero esta villa medieval ya era muy famosa y visitada antes de que el director de El día de la bestia filmará aquí. Su plaza mayor es una de las más bonitas de España. Y aquí se celebran eventos tan populares como la noche de las velas.

Si vienes en coche, sigue las indicaciones para ir hasta el parking. Hay un sitio habilitado especialmente para aparcar y no tener que meterte por el casco antiguo. Es gratuito y la verdad es que está muy bien organizado.

Solo callejear por Pedraza ya justifica la visita. Pero no te olvides de apuntar estos lugares para visitar:

  • Castillo.
  • Iglesia de San Juan.
  • Cárcel de la villa.
  • Pozo de las Hontanillas.
  • Casa del Águila.
  • Ermita de Nuestra Señora del Carrascal.

Este es un lugar estupendo para saborear la gastronomía segoviana. Yo todavía me estoy rechupeteando los dedos de un lechazo asado que me comí allí hace años, en el Soportal. No puedes marcharte de Pedraza sin entrar en la panadería el Obrador. Todos sus productos artesanales están riquísimos.

Sepúlveda

Rincones con encanto, callejuelas maravillosas y miradores de película se distribuyen por este pueblo segoviano, uno de los más bonitos de esta provincia, de la región y del país.

Fíjate que en Segovia tienes un buen número de plazas mayores de lo más chulas, pero a mí esta me parece de las más originales. Es rectangular y porticada. Lo más curioso es su ubicación extramuros, fuera del recinto fortificado. Aquí se han celebrado a lo largo de los años fiestas, bailes, mercados y hasta corridas de toros.

Este antiguo castro celta te va a llamar la atención por su hermosa ubicación, en medio de la naturaleza. Apunta que está a solo 17 kilómetros del impresionante Parque natural de las Hoces del río Duratón. Destaca sobre el resto de monumentos su Castillo que comparte sus torreones con la Plaza Mayor, albergando el famoso «reloj de la plaza». Se conservan varias de sus puertas, la más famosa es la del Azogue, también conocida como del Ecce Homo. Estos son los otros lugares que debes visitar en Sepúlveda:

  • Iglesia de El Salvador.
  • El Museo de los Fueros. Situado dentro de la Iglesia de los Santos Justo y Pastor.
  • Iglesia de Nuestra Señora la Virgen de la peña.
  • Museo de figuras del juguete antiguo. Visita obligada si vas con niños. Hay 14.000 piezas, la mitad de fabricación española.
  • Centro de Interpretación de la Antigua Cárcel de Sepúlveda. Dentro está la oficina de turismo de Sepúlveda.

Cuéllar

Cuellar es un parque temático del patrimonio. Hay fortalezas, edificios religiosos, civiles, murallas, puertas, palacios y una perfecta muestra de arquitectura popular.

Lo primero que va a llamar tu atención es su recinto amurallado. Hay una parte que es gratuita y otra de pago. Yo hice esta última y tienes unas visitas destacadas de la localidad y los alrededores de Cuéllar. Entre las puertas destacan la de San Martín, la de los Cuevas, la de San Andrés, la de la Judería y la Torre de Santiago. Tu siguiente parada tiene que ser el castillo. Es conocido como el palacio de los Duque de Alburquerque, que fueron sus primeros propietarios. Hacen visitas guiadas y teatralizadas. Puedes consultar la disponibilidad en el teléfono 921 14 22 03. Te aconsejo que reserves con antelación.

La colección de edificios religiosos es más grande que la de muchas ciudades españolas: media docena conventos, como el de San Francisco y más de una decena de iglesias, como la de la Magdalena y Santo Tomé.

Cuellar es una población que fue mezcla de culturas. Y de esa época conserva su barrio judío. También tienes un centro de interpretación del mudéjar.

Y para terminar no dejes pasar la oportunidad de ver la cárcel vieja y echar un vistazo a los numerosos palacios que hay en la localidad, como la Panera y Casa del Duque de Alburquerque y la Casa de los Rojas. Cuéllar da para mucho; a mí no me dio tiempo a verlo todo y ya estoy programando un nuevo viaje.

Santa María la Real de Nieva

Viajamos al epicentro de la campiña segoviana. La aparición de la Virgen María al pastor Pedro Amador fue el origen de la fundación de esta villa en el siglo XIV durante el reinado de Enrique III. Fue su mujer, Doña Catalina de Lancaster, la que se encargó de crear una población a partir de la ermita.

Este lugar es uno de los más ricos en patrimonio de la provincia. Es uno de los referentes del arte gótico en Segovia. Apunta lo que no te puedes perder:

  • Plaza mayor y de la media luna. Aquí está el monasterio. También destacan varios torreones.
  • Monasterio de Santa María la Real de Nieva. Es la joya de la corona. Su claustro es impresionante; a mí me dejó con la boca abierta. Cuenta con más de 80 capitales, decorados con motivos geométricos y vegetales, y con escenas de la sociedad medieval. Solo entrar aquí justifica parar en esta localidad durante unas horas.
  • Iglesia de Nuestra Señora la Virgen de la Soterraña. De fábrica gótica destaca por sus retablos barrocos. Sirvió de mausoleo a Blanca de Navarra, fallecida en esta villa.
  • Plaza de toros. Es una de las más antiguas de España.

Fuentidueña

Su nombre ya te da una pista: aquí el agua no falta. Dos ríos, el Duratón y el Fuentes, y numerosos manantiales se la suministran. Si pasas por aquí puedes luego acercarte a las hoces. Estás a solo 45 minutos en coche de este maravilloso parque natural. Un paraje espectacular que, desgraciadamente, creo que no es demasiado conocido. Hazme caso y dedícale aunque solo sea un paseo, me lo vas a agradecer. Apunta estos dos miradores: el del Convento de la Hoz y el de San Frutos, situado al lado de la ermita del mismo nombre. Y si quieres relajarte un rato, en los alrededores están el área recreativa de San Lázaro y el embalse de las Vencías, donde hay varios chiringuitos.

Pero voy a centrarme en lo que puedes ver en Fuentidueña. Esta villa tiene un origen celtíbero e influencias de romanos, visigodos, musulmanes y judíos. Su historia comienza con los arévacos y llega hasta la Casa de Alba. Esto es lo que debes visitar en esta localidad:

  • Las murallas. Su orografía hacía fácil la defensa, pero por si acaso la fortificaron en tiempos de la Reconquista. Destacan tres puertas: la de Palacio, la Calzada y la de Alfonso VIII.
  • El castillo. Junto con las murallas es Bien de Interés Cultural. Su construcción es del siglo XII. Aquí firmó Alfonso VII la paz con Navarra.
  • El Palacio. De la familia de los Luna, muy importantes en la historia de Segovia.
  • Iglesia de San Miguel. Tienes que ir a ver su pórtico con arcos bizantinos.
  • Iglesia de Santa María la Mayor. Está cerca del puente romano. Es una de las más antiguas. Construida sobre otra anterior de origen visigodo. Durante muchos años fue suprimido el culto. En su interior destaca el retablo de la Virgen de la Asunción
  • Necrópolis. Si te gustan los cementerios: debes visitarlo. Es un conjunto de doscientas tumbas, alrededor de la iglesia de San Martín, algunas del siglo X.

Para terminar, como anécdota, te voy a contar que para ver la joya de Fuentidueña, la iglesia románica de San Martín, te tienes que hacer unos cuantos kilómetros más, por mar o por aire —como prefieras—, hasta Nueva York, en Estados Unidos. Allí fue donde, en los años 50, piedra a piedra, se llevaron este templo para formar parte de The Cloisters. Cuando los visité, durante mi viaje a NY, me quedé alucinado con esta historia.

Coca

Coca asoma entre los ríos los ríos Voltoya y Eresma y el bosque. Seguro que has oído hablar antes de esta villa por su famoso castillo. Primero estuvieron los vacceos y luego los romanos y los visigodos. Los restos arqueológicos que tiene esta localidad son tan importantes como los Verracos Vacceos.

Su castillo es una de las obras maestras del arte mudéjar y del gótico. Esta fortaleza de ladrillo cuenta con un foso de 20 metros de profundidad. Una forma original de disfrutar de Coca, y de la provincia de Segovia es en globo. También te puedes dar un paseo en avioneta.

Más cosas que debes ver en Coca:

  • Iglesia de Santa María la Mayor.
  • Torre de San Nicolás.
  • Hospital de la Merced.
  • Domus romana.
  • Puentes.
  • Ermita de Santa Rosalía.

Cuando te des un paseo por Coca una de las cosas que más te va a sorprender es cómo están puestas las tejas en sus casas, en posición cóncava, al revés. Es algo habitual en esta provincia. Me explicaron que se hacía así para poder aguantar mejor el peso de la nieve. Ten en cuenta que la altitud media de esta provincia es de casi mil metros. Ya te puedes imaginar que aquí hace bastante frío en invierno.

La Granja de San Ildefonso

Qué preciosidad me estaba perdiendo. Mónica ya había estado aquí y me hablaba maravillas de este lugar. Este Real sitio se merecía su propio artículo, uno en el cuento qué ver en la Granja con todo detenimiento.

Te anticipo que solo contemplar las montañas del Guadarrama al fondo ya tiene su encanto. Pero es que el Palacio de San Ildefonso es increíble, sus mármoles, las esculturas y, sobre todo, los tapices. Para rematar los jardines son de cuento. Merece la pena que te des un paseo con calma por ellos para observar las fuentes y disfrutar de la calma del lugar. Este es un buen lugar para hacer noche: tiene un Parador realmente chulo.

Por si fuera poco, el pueblo de La Granja tiene el encanto de una pequeña localidad que cuenta con interesantes edificios de su pasado monárquico, Felipe V llegó a reinar desde aquí. En sus bares y restaurantes debes probar los judiones, y un cochinillo o un lechazo si te gusta la carne.

Turégano

Si piensas en un pueblo castellano típico es este. Una población de vega —un terreno muy fértil— y campos de cereales. Su origen seguramente está en los primeros pobladores de la península, aunque no está claro. Los que sí es seguro que pasaron por aquí fueron los romanos y los musulmanes.

En Turégano no te puedes perder su castillo. Esta fortaleza tiene la declaración de conjunto histórico-artístico. Este lugar fue castillo y también cárcel —de Antonio Pérez, el secretario de Felipe II—. Y aquí se vivieron hechos históricos como la reconciliación del rey Juan II con su condestable, don Álvaro de Luna. Un asiduo de este lugar fue Fernando el católico que hizo noche en el fortín varias veces. Lo más curioso de esta construcción es que dentro hay una iglesia, la de San Miguel.

Además del famoso Castillo debes visitar la plaza mayor —vaya empacho vas a coger de plazas en este viaje—, la iglesia románica de Santiago —si te gusta el arte no te puedes perder los relieves del ábside— y el museo forestal —en la antigua Casa del ingeniero, un templo a la naturaleza donde puedes descubrir todas las clases de pino de la comarca—.

Ayllón

Este municipio está junto a las provincias de Soria, Guadalajara y Burgos. Es una villa medieval con otra plaza de piedra de esas que te transportan en el tiempo. Está dentro de la red de los Pueblos más bonitos de España. En esta provincia este reconocimiento lo tienen también otras tres localidades de esta lista de los pueblos más bonitos de Segovia: Maderuelo, Pedraza y Sepúlveda.

La plaza mayor está porticada. En ella se encuentra el Ayuntamiento y la iglesia románica de San Miguel. Desde aquí tienes unas buenas vistas de la Torre de la Martina, situada en lo alto del cerro. En el medio de la plaza está la famosa fuente de los Cuatro caños, construida en el 1892 para conmemorar el IV aniversario del Descubrimiento de América. Estos son los imprescindibles de Ayllón:

  • Arco medieval.
  • Palacio de los Contreras.
  • Iglesia de San Miguel.
  • Ayuntamiento.
  • Iglesia de Santa María la Mayor.
  • Convento de las monjas concepcionistas.
  • Casa del Águila.
  • Iglesia de San Juan.

Te llamará la atención cuando recorras sus calles la gran cantidad de carnicerías que te vas a encontrar. Es una buena oportunidad para entrar en alguna para comprar sus famosos embutidos. Si hablamos de gastronomía en Segovia además del cochinillo y el lechazo, debes apuntarte a un plato de ricos judiones de la Granja, y no puedes dejar de probar sus postres: amorosos, merceditas, mojicones, cocas…

En esta ruta por los pueblos más bonitos de Segovia los vas a ver de todos los colores: los hay rojos como Ayllón, Pedraza y Madriguera; los tienes negros como El Muyo y también amarillos: como Martín Muñoz de Ayllón. Santibañez de Ayllón es uno muy peculiar porque reúne todos esos colores.

Maderuelo

Este pueblo destaca por su espléndida arquitectura y también por su privilegiada posición, a orillas del Riaza y del embalse de Linares del Arroyo, que le proporciona una vistas privilegiadas de la zona.

Cuando andes por sus calles vas a descubrir un Maderuelo con mucho sabor. Pero yo me quedo con las estupendas vistas que tienes desde la playa fluvial del embalse y desde el puente. Al lado de este tienes un lugar con mesas para hacer un pícnic. También hay un bar —con terraza y vistas— donde sirven ricos bocadillos con la mejor de las sonrisas. Estos son los lugares que deberías ver en el pueblo:

  • Muralla
  • Plaza de San Miguel
  • Arco de la villa
  • Iglesia de San Miguel
  • Iglesia de Santa María
  • Plaza del baile
  • Torreón del Castillo
  • Arcacel y barbacana. Mirador.
  • Puente viejo.
  • Ermitas.
  • El sabinar de Hornuez.

Hay una pequeña oficina de turismo en Maderuelo. Si no hay nadie, acércate a preguntar al Ayuntamiento que está junto en frente, en la calle de camino a la iglesia de Santa María. En esta población tienes unas cuantas casas y alojamientos rurales.

Sotosalbos

Este pueblo ganadero durante mucho tiempo, después de la Reconquista, estuvo en la llamada «Tierra de nadie». Luego fue propiedad del Obispado de Segovia, que se lo vendió a Don Pedro de Zuñiga. Sotosalbos es mencionado en una de las obras más importantes de nuestra literatura, El libro del buen amor de El Arcipestre de Hita.

La Iglesia de San Miguel Arcángel es el gran tesoro de esta localidad. Es una de las basílicas románicas más bonitas de esta provincia y de la región —doy fe—. Lo que más llamará tu atención, además de su gran belleza, es su perfecto estado de conservación.

Tienes que darte también un paseo por su plaza mayor, ver sus fuentes, la de arriba y la de abajo, y la fragua —en la calle Real—. Y para terminar la visita: un paseo, desde el parking, por el sendero que lleva hasta las pozas de lino. La historia de Sotosalbos está unida a este tejido, que primero se sembraba, luego se empezaba, secaba, limpiaba, y terminaba convirtiéndose en madejas de las que salían los ovillos con los que se fabricaban las telas. Este lugar es importante por la variedad de flora y fauna y su aporte a la biodiversidad.

El Muyo

El Muyo es el más típico de los llamados «pueblos negros» de Segovia. Te lo recomiendo porque es una buena forma de alternar con tanta plaza mayor medieval de piedra. Aquí manda la pizarra, que cubre los tejados de las casas.

Este municipio forma parte de la denominada la ruta del color: pueblos amarillos, rojos y negros. Es un lugar que cada vez es más visitado, y que está viviendo una recuperación de muchos de sus edificios, los cuales en su mayor parte estaban en unas malas condiciones de conservación.

En esta localidad debes darte un paseo para disfrutar de su peculiar arquitectura. También tienes que visitar la iglesia de San Cornelio y San Cipriano.

¿Quieres conocer más sitios de Castilla y León?

Qué ver en la Granja de San Ildefonso

Qué ver en la Granja de San Ildefonso

Creo que me estoy aficionando a los reales sitios. Nos volvemos locos cuando visitamos los castillos del Loira y lugares como Versalles, pero se nos olvida que en España tenemos maravillas como la Granja. A continuación te cuento por qué deberías visitarla.

2 comments

Dormir en Castilla y León, guía en pdf de hoteles

Elegir un buen hotel es la mita del éxito del viaje. Para que no falles cuando hagas tu excursión por Castilla y León te hemos preparado esta guía en pdf de alojamientos.

0 comentarios

Cañón del Río Lobos por Ucero, las mejores vistas

Este parque natural es espectacular en todo su recorrido, pero te puedo asegurar que las mejores vistas, las más increíbles, las vas a descubrir si visitas el Cañón del Río Lobos por Ucero. En este artículo te voy dar la información para que tu ruta sea perfecta. Aunque no lo parezca, Mónica también lleva una …

4 comments

¿Cuál es tu favorito de los pueblos más bonitos de Segovia?

Yo veo muy complicado quedarme solo con uno. Todos los que te he mencionado en este artículo me han encantado. La provincia de Segovia es un paraíso para los amantes de la naturaleza, y también para los del arte y de la tradición rural. Yo ya estoy con ganas de repetir. De conocer alguno que me he dejado por visitar como Fuentepelayo y Madriguera. También de explorar más a fondo la zona de montaña de Riaza. Y por qué no: de volver a comer unos judiones acompañados con unos cuantos dulces de la tierra. ¿Te apuntas?

Deja una respuesta

2 Respuestas para “Los pueblos más bonitos de Segovia, mis favoritos”

  1. Avatar for Miguel Ángel Santamarina Víctor Barrio dice:

    Un magnífico recorridp por una provincia digna de verse por sus monumentos y gastronomía.

    Responder
    1. Avatar for Miguel Ángel Santamarina Miguel Ángel Santamarina dice:

      Cierto, Víctor. Y además de todos esos Castillos e iglesias, Segovia tiene una naturaleza increíble en su provincia: Guadarrama, Duratón, Riaza… Y los Reales Sitios. Ya me están entrando ganas de volver.

      Gracias por leernos y por tus comentarios.

      Responder