Gastronomía viajera, ¿y tú, qué país te comerías?

Gastronomía viajera
Gastronomía viajera, ¿y tú, qué país te comerías?
5 (100%) 12 votos

En nuestro blog nos encanta la comida. Somos unos apasionados de la gastronomía viajera. Uno de los mayores alicientes de conocer nuevos destinos es probar su cocina: picante, dulce, con un montón de especias, de cuchara, con palillos, para saborear con las manos…

Queríamos hacer un artículo para poder hablar de todos esos países donde comer es un auténtica delicia, hacer un resumen de todos esos paraísos foodies, pero no queríamos hacerlo nosotros solos y por eso nos hemos rodeado de amigos, de amigos viajeros, por supuesto. Ellos nos van contar qué lugar —país, región, zona, pueblo o ciudad; cualquier denominación nos sirve, no creemos en las fronteras, no están en nuestra cabeza—  les sorprendió por sus recetas, sus alimentos y la forma de prepararlos.

15 propuestas de gastronomía viajera

1.- Italia

Sara y JAAC, Salta conmigo.

A mí (Sara) la gastronomía italiana me encanta porque es con la que me he criado y la primera de la que me he enamorado al viajar por diferentes rincones de mi país, Italia. A JAAC he conseguido transmitirle esta pasión y ahora está totalmente contagiado. Siempre digo que la cocina italiana es muy desconocida. Puede parecer absurdo porque hay restaurantes italianos en casi cualquier rincón del mundo —hasta hora el único sitio donde no los encontramos nosotros es Bután—. Pero, como pasa con los lugares turísticos, de Italia hay unos cuantos platos muy famosos —por lo menos su versión extranjera no muy ortodoxa— que eclipsan a todos los demás. Por ello, uno de los objetivos de nuestro blog es dar a conocer la cocina regional italiana y su gran variedad.

Elegir sólo dos platos es muy pero que muy complicado, pero lo intentaré. Uno de mis favoritos es la Parmigiana di melanzane: una especie de “lasaña” típica del sur de Italia —Sicilia y Campania, la región de Nápoles, se disputan su origen— en la que en lugar de pasta hay berenjenas empanadas y no hay carne: un plato ideal para los vegetarianos. Como la lasaña, se hace al horno y, además de la berenjena, lleva tomate, mozzarella, Parmigiano Reggiano y albahaca. Otro plato, en este caso de mi región, Las Marcas, que me encanta es el Cappelletti in brodo. Pasta rellena de diferentes tipos de carne que se come con caldo de capón.

Buon appetito!

Cocina de Italia
Capellatti in Brodo, Italia

2.- Noruega

El paraíso del kilómetro 0

Los fiordos noruegos o los paisajes de la Noruega Ártica con las auroras boreales son el equivalente en la naturaleza a un poema de amor. Este país escandinavo es de los más bellos de Europa, tanto que ese brillo suele eclipsar la calidad de su gastronomía. Mucho ha cambiado la película desde que visitamos este destino por primera vez, la cocina noruega está evolucionando muchísimo, aunque sin renunciar a su principal sello que son los productos locales y materias primas de primerísimo nivel que puedes conseguir en granjas y ganaderías cercanas o lonjas de pescadores.

Al ya conocido salmón noruego, se suman manjares como el bacalao skrei, el cangrejo real, las bayas salvajes o productos más exóticos como la ballena, el alce o el reno.

Con un entorno natural tan salvaje y unas aguas tan frescas, el resultado es espectacular. Al ya conocido salmón noruego, se suman manjares como el bacalao skrei, el cangrejo real, las bayas salvajes o productos más exóticos como la ballena, el alce o el reno. También son muy populares los quesos brunost y los postres como los waffles y las mermeladas. Otro boom es el de las cervezas artesanales (ya las hay hasta en las remotas Svalbard). Además de estos productos frescos cocinados de forma sencilla, no te puedes ir de Noruega sin probar la típica sopa de pescado (cada casa tiene su propia receta) o el Pinnekjøtt, unas costillas de cordero saladas y curadas que se cocinan al vapor.

Si sólo tuviera que recomendar un restaurante en el que probar la mejor cocina noruega de kilómetro 0, éste sería el Umami en Harstad. Se trata de un local de diseño escandinavo donde se fusiona lo mejor de la cocina tradicional con las propuestas más vanguardistas de los jovencísimos Kim-Håvard Larsen y Sigrid Rafaelsen.

carne de alce
Plato de carne, Noruega
El plato estrella de Noruega
Salmón noruego
Una sopa típica noruega
Sopa de pescado, Noruega
Los postres de Noruega
Repostería, Noruega
Wafers, postres de Noruega
Wafers, Noruega

3.- Armenia

Dani Keral. Un viaje creativo.

Armenia es un país desconocido para el turismo occidental. Esto es algo que me gustaría que se mantuviese así durante mucho tiempo, por aquello de que el turismo masivo no arruine la belleza de un lugar tan puro y auténtico. En mi periplo armenio estuve adentrándome en las casas de muchos de los lugareños, algo, por otra parte, sumamente fácil ya que la hospitalidad es uno de sus rasgos más característicos. Dentro de una de esas casas probé  un plato que no brilla por lo gourmet o espectacular, pero que me sorprendió por su sabor y lo sencillo de su elaboración. Se trata de un tipo de sopa llamada tanov apur o spas, realizada con yogurt, nata agria, trigo sarraceno (o arroz), huevo, cebolla, harina, mantequilla y cilantro. He de decir que el cilantro no me gusta mucho, pero esta sopa lleva la cantidad suficiente para que, misteriosamente,  combine con el resto de ingredientes y… me guste. ¡Y mucho!  Se puede tomar tanto fría como caliente y es delicioso mojado con el pan armenio lavash o el matnakash.

Comer en Armenia
Tanov apur, Armenia

4.- India

Cuando viajé por primera vez a la India sabía que me esperaba un mundo de sabores por descubrir. Para una persona vegetariana como yo, no es fácil encontrar siempre platos elaborados que no contengan carne o pescado, así que mi dieta mientras viajo suele basarse en fruta, arroz, pasta y pan. Pero en La India fue diferente. Tanto fue así, ¡que engordé 3 kg en 24 días! Solo esperaba que llegase la hora de las comidas para poder probar un plato nuevo lleno de especies, sabor y cocinado a fuego lento.

Probé decenas de platos vegetarianos, pero de todos ellos dos son los que más me gustaron y repetía porque me fascinaba el sabor y en cada sitio lo cocinaban de forma diferente. El chana masala, o garbanzos al curry y las albóndigas de lentejas fueron estos platos estrella. Intensos en sabor y aderezados con muchas especies imposibles para mi de identificar y acompañados con arroz o chapati estos platos indios fueron mi mejor experiencia gastronomía en este gran país de colores, olores y sabores.

Comida vegetariana en India
Chana masala, India

5.- Polonia

Rebeca Serna. Viajeros 3.0.

Polonia es uno de esos países maravillosos donde te puedes liar a probar platos de nombres imposibles sin miedo alguno. Está todo riquísimo. Una gastronomía que se ha visto marcada por el paso de diferentes pueblos y culturas por su territorio. Como resultado, han dejado claras influencias eslavas, turcas, alemanas, húngaras, judías e incluso francesas o armenias. Los polacos preparan platos contundentes, sabrosos y con una gran variedad de ingredientes y especias. Recetas perfectamente adaptadas al clima, muy duro y con largos inviernos. Y a mí me ganaron desde el primer momento. Cualquier opción es recomendable, desde esos locales tan chic, con una decoración cuidada al detalle y platos excelentemente presentados, hasta las llamadas Lecherías. Locales heredados de la época comunista donde sirven principalmente productos lácteos y comida vegetariana a precios muy económicos.

Los pierogi son casi una religión en Polonia y, como veis, los hay de todos los tipos y sabores.

Lo verás escrito en cientos de carteles por los restaurantes de todo el país. Se trata de los famosísimos Pierogi. Con este nombre, bien puede uno pensar que nos hemos trasladado a Italia. Pero no, seguimos en Polonia para degustar estas pequeñas empanadillas, similares en aspecto a los ravioli, y rellenas de los más variados ingredientes. Los más habituales son los pierogi de queso, puré de patata, cebolla frita, carne y también de fresa. Los pierogi son casi una religión en Polonia y, como veis, los hay de todos los tipos y sabores. Tampoco te puedes ir del país sin probar alguna de sus especialidades cárnicas, como sus salchichas, las Kielbasa. Se pueden encontrar cocidas, a la parrilla y hasta en alguna de las sopas tradicionales con las que se empieza una buena comilona a la polaca.

Pierogis de carne
Pierogis, Polonia
Comer en Polonia
Lechería, en Polonia

6.- Australia

El mejor recuerdo que traerás de Australia no serán sus recetas. Se come muy bien desde luego. Cuidan mucho el origen de los productos y en ningún país he visto una cultura del brunch tan arraigada. Pero los restaurantes que allí encontrarás con principalmente asiáticos.

Más que una gastronomía propia (recordemos que Australia tiene poco más de un siglo de vida y surgió como cárcel inglesa) lo que vamos a encontrar son platos elaborados con ingredientes del país. Entre lo más pintoresco que encontré fueron dos adaptaciones del clásico kebab turco y pizza italiana.

Kebab de canguro

La carne de canguro no es un ingrediente habitual en la dieta de un aussie aunque es fácil encontrar su carne en cualquier supermercado. El consumo es parecido al de cualquier carne roja, siendo en hamburguesa la forma más frecuente de encontrarla. Sin embargo, puedes encontrar lugares donde te sirven la carne de canguro en pequeños trozos a la brasa envueltos en pan de pita con ensalada y salsa de yogurt.

Pizza de cocodrilo

La carne de cualquier reptil es una excentricidad para deleite de turistas. En Sydney se encuentra el Australian Hotel donde te sirven pizza de cocodrilo. Siendo Australia un país fiable, di por hecho que el consumo de esta carne no supone una amenaza para la especie y está controlada a nivel sanitario. La carne de cocodrilo es blanca, se ha de hornear muy poco, servirse en lonchas finas y aderezarla con zumo de lima. No sabe absolutamente a nada, pero serás el único de tus amigos que presumirá de haber comido cocodrilo.

7.- Colombia

Irene y David. Tragaviajes.

¿Por qué Colombia?

Cuando nos propusieron participar en este artículo tan apetitoso, no dudamos ni un instante en decidir el país del que íbamos a hablar. Quizá, la culpa la tuvo el simple gesto de desabrocharme el apretado botón del pantalón mientras leíamos el email de Miguel, o tal vez fuera el duradero regusto a frijoles que aún mantenía en las glándulas salivales. Al fin y al cabo habían transcurrido tan solo un par de semanas desde nuestra llegada de Colombia, un país en el que gusta casi tanto una mesa como una pista de baile. Y no penséis que esto es el sudeste asiático, donde eres capaz de alimentarte durante 30 días a base de noodles y arroz, no. En Colombia tienen casi tantos platos como comunidades indígenas. Cada día descubríamos uno nuevo, acompañado siempre con frijoles, por supuesto.

Si contáramos al detalle cada una de las comidas del día, tendríamos para varios artículos. Con el desayuno ya os podréis hacer una ligera idea de lo que os hablamos. Todas las mañanas comenzaban con un buen café, al estilo americano, sí, pero buen café. Acompañado de arepas e infinidad de frutas que no sabías bien ni cómo comerlas, la granadilla es un ejemplo de ello. Y como plato principal un tamal (masa de maíz cocida, relleno de carne de cerdo o pollo y acompañado de cebolla, guisantes, huevo cocido, pasas, etc.) Un regalo gastronómico envuelto en hoja de plátano verde. Y todo esto marinado con un jugo de frutas de litro y medio en tu estomago.

Por todas estas razones y unas cuantas comidas más, creemos que Colombia es un país para comérselo.

Arepa, gastronomía de Colombia
Arepa, Colombia

Dos platos

Sin duda, el plato estrella de Colombia, en general, y de toda la región de Antioquia, en particular, es la bandeja paisa. Una bomba gastronómica equiparable a un cocido madrileño. Es uno de esos platos que te hacen prometer “nunca más” y que vuelves a querer repetir día tras día.

Las arepas son el legado más representativo de la cocina indígena en la cocina contemporánea. Hechas a base de masa de maíz o de harina.

La bandeja paisa, conocida también como bandeja de arriero o bandeja montañera, incluye arroz blanco, arepa, carne en polvo, chorizo, huevo frito, plátano maduro, chicharrón, aguacate y frijoles. ¿Por qué bandeja paisa? Muy sencillo: paisas son los lugareños de Antioquia, departamento de donde es originario este manjar, y bandeja porque no cabe en un plato y es servido en una bandeja.

Otro plato que quiero destacar son las arepas. Las arepas son el legado más representativo de la cocina indígena en la cocina contemporánea. Hechas a base de masa de maíz o de harina. Tienen forma circular y aplanada. En algunas ocasiones se encuentran rellenas de queso. Una delicia que deberíamos importar.

Cocina colombiana
Bandeja paisa, Colombia

8.- Portugal

Patricia. La Cosmopolilla.

El mejor bacalao de Portugal

Me apasiona el país vecino: la romántica Lisboa, la universitaria Oporto, sus costas Atlánticas, los paisajes rurales del sur en el Algarve y el Alentejo… Pero, además, cuando piso Portugal ya sé lo bien que voy a comer. Ya sea en una pequeña tasca del Barrio Alto o a pie de playa en los pueblos marineros. La tradición culinaria portuguesa es variada y exquisita y, además, cocinan mi pescado favorito, el bacalao, ¡de 365 formas, una por cada día del año! El típico dorado con huevo y patatas paja, con tomate, con verduras, hervido con patatas, a la brasa… Y, el que más me sorprendió, un “bacalao espiritual” con zanahorias, bechamel y gratinado con queso al horno. Un auténtico manjar de dioses… Los quesos, guisos, ensaladas y mariscos merecen mención aparte, siempre acompañados de un rico vino de Oporto o un fresco verde. Por cierto, ¡en El Alentejo el dicho popular dice que el vino es más barato que el agua! Sí, me encanta la gastronomía de Portugal, para mí, una de las mejores del mundo.

El plato típico de Portugal
Bacalao, 365 formas de prepararlo en Portugal

9.- Hungría

Mar y Eli. La gran escapada.

El país del paprika

Tenemos un paladar que se vuelve loco con los sabores aromáticos y picantones, ingredientes básicos de la mayoría de recetas húngaras. Su famoso pimiento paprika es el amo de la cocina y es el culpable de que seamos muy fans de lo que se cuece en los fogones de este país báltico. Eso sí, siempre que podemos, intentamos mantener el equilibrio entre el picantito y la contundencia, que ya se sabe cómo se las gastan en los fríos países del Este…

Paprika, pimentón
Paprika, Hungría

¿Nuestros platos top? No hay vez que visitemos Budapest que no acabemos frente a una deliciosa sopa Goulash, de carne para Eli y de pescado para Mar. Esta receta, cuya base son las verduras, el toquecito de paprika picante y la carne de vacuno o pescados como la carpa, la empezaron a preparar los pastores desde tiempos inmemoriales y os aseguramos que sienta de lujo, sobre todo en invierno… En el restaurante Bajai Halászcsárda lo preparan de infarto. Otro plato que nos fascina es la Palacsinta, una especie de crêpe a la húngara que admite tantas variantes de relleno como te permita tu imaginación: Chocolate, mermelada, queso, jamón… Y hasta de espaguetis a la boloñesa!!

El típico Goulash
Goulash, Hungría

10.- Turquía

Turquía me conquistó desde el primer momento con su gastronomía. La razón es simple. Su cocina es el reflejo de su historia, un sano y variado recetario que empezó a destacar durante el Imperio Otomano y que hoy en día recoge lo mejor de Oriente y Occidente con notas tan mediterráneas como las verduras, el arroz, las aceitunas y el aceite de oliva. Además, me encanta que utilicen las especias para aromatizar y no para variar el sabor de los productos.

Entre sus platos destacan los populares mezze acompañados de rakı, el Döner kebab, el köfte, y el mercimek, una deliciosa sopa de lentejas. Para acompañarlos encontramos el omnipresente Ayran, los vinos de Anatolia y la cerveza Efes. 

¿Mi perdición? El balik ekmek, un sabroso bocadillo de caballa que venden junto al Puente de Gálata, y tomarme unos baklavas y un çay viendo el atardecer desde Üsküdar. Dos planes imprescindibles que nadie debería perderse en mi querida Estambul.

sabroso bocadillo de caballa
Balik Ekmek, Turquía
Comer en Turquía
Gastronomía turca

11.- Japón 

Regi y Juanra. Imanes de viaje.

A nosotros nos vuelve locos la gastronomía japonesa por su variedad de platos, por ser tan diferente a la nuestra (incluso en la forma de comer) y, también, por ser bastante sana.

Si tenemos que escoger dos platos que nos encanten de la gastronomía japonesa nos quedamos con el sushi y el ramen.  El sushi todo el mundo sabe lo que es, pero el ramen no es tan conocido en España. Es una especie de sopa de fideos con caldo de carne y huevo que en Japón lo toman a todas horas. De hecho, hay un montón de restaurantes exclusivos para comer ramen por todo el país. Por supuesto ¡sorbiendo la sopa! Aunque en España sorber la sopa es sinónimo de mala educación, en Japón es señal de que te está gustando mucho.

Si tenemos que escoger una experiencia gastronómica sin igual en Japón nos quedamos con el día que comimos el sushi más fresco del mundo en el restaurante Daiwa Shushi, cerca del mercado de Tsukiji en Tokio. El sushi de aquí es literalmente para llorar. Y otra experiencia gastronómica que recomendamos es probar la auténtica carne de Kobe. Aunque la carne de Kobe es bastante cara, para los que somos carnívoros es una experiencia imperdonable.

salmón sushi
Gastronomía japonesa
Plato típico de Japón
Ramen, Japón

12.- Vietnam (I)

La cocina asiática da para mucho. Su cocina está llena de platos exquisitos. Tanto es así que Vietnam es un destino del que tenemos dos propuestas de gastronomía viajera. Aquí tenéis la primera.

Virgina y Fran. 365 sábados.

La cocina vietnamita es una de nuestras favoritas y una de las que más nos ha sorprendido en nuestros viajes. Una gastronomía variada, rica en verduras y mariscos, pensad que Vietnam es un país puramente costero. Los pescados tienen casi más relevancia que la carne, aunque para ser sinceros, una de las cosas por las que precisamente nos sorprendió es por su gran variedad y cantidad de platos, así que nos va a ser muy difícil escoger sólo nuestros dos favoritos. No es una sorpresa que la cocina vietnamita es una de las más deliciosas y preferidas por aquellos que disfrutan de la gastronomía asiática.

El pescado de Oreja de elefante, es un plato típico del Delta del Mekong, lo preparan a la brasa, o asado, y lo sirven en posición vertical, con la piel super crujiente.

Dos de nuestros platos favoritos son el famoso Pho, uno de los platos más tradicionales de la cocina vietnamita, y el plato de pescado “Oreja de elefante”. El primero, una “simple” sopa de fideos, es extremadamente sabroso y ampliamente degustado por los vietnamitas, un plato básico de su gastronomía y de su rutina diaria. Se trata de una sopa de fideos de arroz con caldo de ternera, entre sus “topping” se puede encontrar una gran variedad, siendo esencialmente trozos de carne, en algunos casos populares y en otros casos, mejor no saberlo, aunque os podemos decir que es un plato muy sabroso y contundente. El otro, el pescado de Oreja de elefante, es un plato típico del Delta del Mekong, lo preparan a la brasa, o asado, y lo sirven en posición vertical, con la piel super crujiente. Es muy agradable y se come en pequeños trozos que tú mismo te preparas en pequeños rollitos de papel de arroz, acompañado de una sala de pescado, de fideos, lechuga y crudités varias. Un plato excepcional que nos sorprendió en todos los sentidos.

platos más tradicionales de la cocina vietnamita
Pho, Vietnam

Si bien la cocina vietnamita tiene muchos aspectos en común con otros países vecinos, aquí la gastronomía adquiere un papel muy importante en la cultura de los vietnamitas, sólo hay que fijarse y quizás tener la suerte de alojarse en casa de algún local para darse cuenta de este hecho, y es que hay mucha cultura y tradiciones que rodean la mesa vietnamita. También tienen una gran debilidad por las tapas, al estilo vietnamita evidentemente, algo que también hizo que nos gustara más, por la cercanía con nuestra cultura de mesa.

Pescado de Oreja de elefante
Pescado de Oreja de elefante, Vietnam

13.- Vietnam (y II)

Marta y Germán. Rojo cangrejo.

¿Por qué me encanta la gastronomía vietnamita?

Porque acojona.

Vietnam te reta en cada instante, en cada plato, en cada puesto callejero, en cada olla viejuna con más años que Jordi Hurtado.

Me encanta sentir esa sensación de:

—Ay, Dios mío, qué será esto.

Y superar mi miedo a lo desconocido con un clásico: –

—Venga, no hay huevos/agallas de probarlo.

Que sí, que dentro del Sudeste Asiático, la gastronomía tailandesa es lo más de lo más pero… ¡la vietnamita le pisa los talones!

Entre todos los manjares, te recomiendo…

No, perro no. Malpensado.

Uno de los platos que debes probar es el phở , la sopa más famosa de Hanoi, a base de fideos de arroz, ternera o pollo, cilantro, cebolla, jengibre, anís estrellado, brotes de soja, salsa de pescado y un poco de chile. Los vietnamitas la toman para desayunar pero quizá te de un jamacuco si te metes ese mejunje entre pecho y espalda a las 8 de la mañana. Existen dos versiones, el phở bo con carne de ternera y phở ga con pollo.

Mi otra recomendación son las rosas blancas o banh bao, un plato típico de Hoi An, en el centro del país. Tranqui, no te tienes que comer el capullo ni las espinas. Las rosas blancas son una especie de raviolis con forma de pétalos de rosa, realizados con harina de arroz y rellenos de gambas o carne picada. Están para chuparse los dedos y medio brazo.

Por último, si quieres acertar con el restaurante, te recomiendo visitar en Hanoi el Home Vietnamese Restaurant y Brother’s Café.

Vietnam, viaje
Marta, en Vietnam

14.-  Puerto Rico

Puerto Rico es de esos lugares que te conquistan con todos los sentidos. Más allá de sus espectaculares playas, su deliciosa mezcla de aires caribeños y norteamericanos y su gran tradición musical, siendo la cuna de la salsa en Latinoamérica, ofrece una gastronomía en mi opinión de las mejores que he probado al otro lado del Atlántico. Puede que sea por la similitud con mi tan apreciada cocina canaria, pero el mofongo es de los platos más ricos que he probado. Se trata de una exquisita mezcla de plátano verde frito machacado con carne y el celestial chimichurri que tanto me recuerda a mi mojo verde canario, elaborado con aceite, ajo, cilantro y sal. Si lo pruebas en el Restaurante Raíces en el Viejo San Juan, mejor, porque es ya toda una institución y los camareros van vestidos con trajes típicos.

Pero quien pise Puerto Rico tendrá que probar también la bebida oficial: la piña colada, elaborada con ron, coco y zumo de piña. El Barrachina se atribuye el mérito de haber creado este refrescante elixir.

platano verde frito machacado con carne y el celestial chimichurri
Mofongo, Puerto Rico

15.- Eslovenia

Miguel. Lonifasiko.

La gastronomía eslovena es una gastronomía de confluencia, de cruce de culturas y de contrastes. Al igual que ocurre con gran parte de los países de los Balcanes, las influencias de países y culturas vecinas contribuyen a enriquecer la gastronomía propia. Esto deriva en pescados frescos del Adriático y platos de pasta de marcado acento italiano en la costa, mientras que en el interior, ya en zona de montaña, la cocina se vuelve más contundente, dando protagonismo especial a verduras, a platos de carne como el cordero y el cochinillo, y a los embutidos, donde la fama se la llevan las salchichas.

Recomendamos comer un burek, un aperitivo, muy típico en los Balcanes, en forma de pasta filo rellena de carne, en ocasiones condimentada y especiada, que se puedes comer en cualquier puesto o panadería que se precie en Eslovenia.

Si tenemos que quedarnos con dos platos, nos decantaríamos por los espárragos trigueros a la plancha, aderezados con diversas salsas, un producto que jamás hubiéramos dicho que fuera tan típico de Eslovenia. Y por supuesto, con lo que popularmente se conoce como el “plato del campesino” en la región de la Alta Carniola, en los Alpes Julianos, un plato hipercalórico a base de embutidos y carnes típicas de la región. Sería injusto no mencionar la famosa trucha a la plancha del río Soča y los calamares frescos a la plancha del Adriático esloveno.

A nivel de experiencia, en plan comida callejera recomendamos comer un burek, un aperitivo, muy típico en los Balcanes, en forma de pasta filo rellena de carne, en ocasiones condimentada y especiada, que se puede comer en cualquier puesto o panadería que se precie en Eslovenia. A nivel de restaurantes, recomendamos comer en el restaurante Valentin, en pleno centro de Ljubljana, junto a la catedral. Un restaurante muy coqueto y bastante económico para estar donde está. Además, el restaurante tiene a la entrada una pescadería-marisquería donde puedes elegir el producto que luego vas a degustar, ya sea en plan picoteo en la zona de gastrobar, o en plan más tranquilo, sentado en las mesas del interior.

Un buker, aperitivo esloveno
Burek, Eslovenia
Plato del campesino
Plato del campesino, Eslovenia

16.- Tailandia

Me considero amante de la comida asiática en general, desde el picante indio al sushi japonés y así, casi sin excepciones. Pensando en algo que me apetezca comer ahora mismo, me quedaría con algo de la gastronomía de Tailandia: siempre es buen momento para degustar un rico pad thai comprado en cualquier mercado o puesto callejero, con su cacahuete a trocitos por encima y su chile… mmm… ¡delicioso!

Y por supuesto que no falte alguna de sus cervezas más típicas, como la Leo, la Shinga o la Chang. Y si de postre lo acompañamos con un coco con helado dentro, conseguimos el menú perfecto. Barato y riquísimo. No siempre hay que darse grandes lujos para disfrutar de una buena comida.

Pad Thai
Pad Thai, en un mercado de Tailandia

17.- Galicia

Alberto. Alvientooo.

Como buen gallego, reconozco  que Galicia es todo un mundo a la hora de hablar de gastronomía y de vinos. Me encanta disfrutar de las diferentes propuestas gastronómicas de cada región y en el caso de Galicia existe una tradición gastronómica muy arraigada ligada tanto al mar como a los pueblos del interior.

Platos o ingredientes super conocidos, como pueden ser el pulpo, la empanada o los mejillones, sin olvidarnos del cocido gallego, caldeiradas de pescado o chorizos o dulces como las roquillas, la bica o la tarta de chicharrones sin olvidarnos del pan.

En cuanto a vinos Galicia es un territorio con cinco denominaciones de origen: D.O de  Monterrey, Rías Baixas, Ribeira Sacra. Ribeiro y Valdeorras.

Sin duda mis favoritos son el pulpo y la empanada, aunque los mejillones al vapor son todo un vicio. Normalmente soy  muy exigente con estos tres platos y tengo mis lugares favoritos para cada uno de ellos.

En cuanto a vinos Galicia es un territorio con cinco denominaciones de origen: D.O de  Monterrey, Rías Baixas, Ribeira Sacra. Ribeiro y Valdeorras donde se cultivan diferentes tipos de uva: Albariño, Godello , Treixadura , Caiño y una larga lista de variedades que dan lugar estupendos vinos blancos y tintos, cada uno con sus peculiaridades debido al clima y al terreno.

El vino es otra de mis pasiones en la gastronomía y me gusta ir descubriendo cada día nuevos vinos y nuevas bodegas, ya que es un mundo apasionante y que evoluciona constantemente.

Mejillones gallegos
Mejillones al vapor
Pan gallego
Pan galego
El pulpo a feria en Galicia
Pulpo a feria
Pulpo condimentado
Gastronomía gallega
Vinos galegos
Vinos de Galicia

18.- Suecia

Miguel y Mónica. El viaje de Sofi.

A nosotros escandinavia nos pirra. Noruega, como comenta Pau, tiene una gastronomía de calidad y con un producto exquisito, pero nosotros vamos a hablaros de Suecia. Odiamos los prejuicios y cuando alguien dice aquello de que “cómo en España no se come en ningún sitio”, enseguida nos damos cuenta de lo poco que ha viajado. Para gustos los colores, pero como han demostrado nuestros amigos travel bloggers la gastronomía viajera es infinita y la lista de países que nos gustaría comernos es inabarcable. No es que un sitio se coma mejor que otro, simplemente es diferente. Y si como nosotros buscas y rebuscas encontrarás un montón de propuestas riquísimas en todos los destinos a los que viajes.

Estocolmo está lleno de sitios con una gran variedad de ofertas: vegetarianos, hindús, japoneses… Es una ciudad cosmpolita y eso se nota en sus restaurantes. Nuestro gran descubrimiento en este país fue el fika. Un break que los suecos se toman para retomar fuerzas entre el almuerzo y la cena normalmente. En esta pausa, el café se acompaña con algo dulce: bollos, pastelería, galletas… Nosotros nos hicimos uno exquisito en la isla de Djurgården, concretamente en Rosendalstradgard. Un invernadero de flores y plantas donde disfrutamos de una de las mejores tartas de zanahoria que hemos probando nunca.

Y si tenemos que recomendar un plato típico de Suecia ese sería el Janssons frestelse: estofado de patatas y anchoas. Aunque Miguel disfrutó mucho con las Köttbullar, las típicas albóndigas suecas, con esta receta tuvimos consenso: ¡está buenísima!

Fika en Estocolmo
Fika en Estocolmo
Fika en Estocolmo, sitios chulos
Rosendalstradgard invernadero-café

Aquí termina nuestro particular viaje por el mundo. Espero que lo hayáis disfrutado. Tenemos que dar las gracias a todos estos travel bloggers —¡gracias, amigos!— que nos han ayudado a dar la vuelta al globo. Seguro que se nos han quedado un montón de destinos por probar; ¡añade el tuyo!, cuéntanos que país te gustaría comerte a ti en los comentarios o envíanos un mail a info@elviajedesofi.com

Si te gusta la gastronomía estos posts te los vas a comer

Sandwiches en Ojalá

Comer en Madrid, guía para foodies

Comer en Madrid, guía para foodies5 (100%) 5 votos A veces, me pierdo entre tanta terminología que se dedica a mezclar varias palabras para dar como resultado una nueva, y al final no sabes si vas a tomar una copa (restobar) o comer una tapa de autor a un precio popular (gastrobar). Estos no son […]

2 comments
Chocolate en Bruselas, una delicia para foodies

Chocolate en Bruselas, una delicia para foodies

Chocolate en Bruselas, una delicia para foodiesVota este post Mi cultura sobre el chocolate belga da para distinguir entre, la caja dorada y las fresas con chocolate de Godiva, y los bombones de Leonidas. En mi viaje de cuatro días a Bruselas organizado por la  Oficina de Turismo de Bélgica he tomado conciencia de que los belgas […]

2 comments

5 planes en Viena para disfrutar de la capital de Austria

5 planes en Viena para disfrutar de la capital de Austria5 (100%) 11 votos Hoy gracias a Viena Ahora Para Siempre (que es quien patrocina este artículo) os voy a contar cinco formas diferentes de disfrutar de la capital de Austria. Un recorrido para descubrir la cara oculta de esta gran ciudad europea. Espero que […]

0 comentarios

Soy Mónica, diplomada en turismo, blogger, y amante de las cosas bellas. Viajera de vocación y de corazón. ¡Sígueme y junt@s preparáremos viajes inolvidables!

2 Replies to “Gastronomía viajera, ¿y tú, qué país te comerías?”

  1. ¡Gracias por contar conmigo para tan sabroso post! Me ha encantado (y dado muuucha hambre) creo que los probaría todos, me encanta viajar con el paladar 🙂
    Un abrazo
    patri

    1. Gracias a ti, Patricia. Nosotros también los probaríamos todos. Ya sabes que tu país elegidos es uno de nuestros favoritos. Portugal es increíble y su gastronomía un pecado.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies