Seguro que alguna vez has dado la bienvenida al nuevo año con los pies en tu casa y el corazón en Austria. El concierto de valses es uno de los clásicos de la televisión en las Navidades. En mi viaje a la capital de este país tenía claro que quería disfrutar de un concierto en Viena. Te voy a contar cómo fue mi experiencia y todas las posibilidades que tienes para vivir este gran momento.

Cuando estuve en Polonia —el país del gran pianista Chopin— también me fui de concierto en Varsovia. Al planificar la agenda de nuestro recorrido por Austria, deje un hueco en el calendario para disfrutar de la música en Viena. Esta ciudad fue la gran capital de la música, compitiendo en su momento con otras como París y Budapest. Ludwig van Beethoven vivió 35 años en este lugar y tiene hasta su propio museo. Otro gran compositor que dejó su huella en sus calles y teatros fue Mozart. Puedes visitar su casa, fotografiar su estatua y comerte los bombones inspirados en Amadeus.

Antes de que el maestro dé la orden y comiencen a sonar los violines, quiero recomendarte dos hoteles para tu estancia en Viena: 1) El Hilton Vienna Park. Un hotel muy confortable y moderno, situado al lado del Stadpark, donde está la famosa estatua dorada del músico Johann Strauss y 2) El NH Collection Wienn Zentrum, situado en la Mariahilfer Straße, la mayor calle comercial de Viena, cerca de el mercado Naschmarkt y a poca distancia de la zona de los museos; sus habitaciones son impresionantes y el desayuno en el ático, toda una experiencia.

Concierto en Viena, ¿a cuál vamos?

Como vas a comprobar a continuación, tienes varias posibilidades para asistir a un concierto a un Viena. Me parece una gran idea para terminar una jornada de turismo por esta gran ciudad europea. Los tres sitios que te voy a proponer tienen en común que son lugares ideales para poder disfrutar de la música clásica.

Kursalon

Está situado en el Stadpark, muy cerquita de la estatua, que te he mencionado antes, de Strauss. Y es que fue en este auditorio donde el famoso compositor de valses hizo su primera actuación. Este edificio renacentista fue mandado construir por el emperador Francisco Jose I a finales del siglo XIX.

Este concierto está pensado para todos los públicos. No te asustes si no tienes grandes conocimientos de música clásica. El repertorio está basado en Strauss y Mozart, y la mayoría de las piezas que vas a escuchar seguro que las has oído antes como El Danubio azul y La flauta mágica.

Más de 200.000 personas pasan por este recinto musical cada año. Por eso es muy importante que compres tus entadas con antelación. Puedes reservar tickets solo para el concierto o vivir una experiencia completa con una cena. En verano la sirven al acabar la actuación, y el resto del año comienza a las 18 horas, antes de la función. Tienes diferentes precios dependiendo de la zona que elijas para sentarte. Suele durar unas dos horas.

Iglesia de Santa Ana

La iglesia de Santa Ana también está muy céntrica, a pocos metros del Museo Albertina y de la Ópera. También es barroca, y también goza de una acústica excepcional. Aquí el repertorio suele ser de Mozart, Schubert y Beethoven. Hay ocasiones en las cuales durante el concierto utilizan instrumentos históricos.

Entre Santa Ana y San Pedro no hay grandes diferencias. En función del día que tengas disponibles podrás elegir una iglesia u otra. Aquí solo hay una tarifa para las entradas.

Iglesia de San Pedro

Qué maravilla poder entrar a una iglesia como la de San Pedro para asistir a un concierto. Te confieso que estaba un poco nervioso y todo. La organización fue perfecta y la actuación increíble. Eso sí: los bancos de madera de la iglesia no son los más cómodos del mundo.

La iglesia de San Pedro está muy cerca del centro de la ciudad. A escasos 5 minutos andando de la conocida Stephansplatz, el centro neurálgico para los turistas. Lo que más te va a llamar la atención de este templo barroco, aparte de su decoración, es su acústica excepcional. Pagas en función de la zona que elijas (I, II o III). Yo cogí las entradas más caras y fue todo un acierto. Puedes hacer tu reserva en este enlace.

El programa en este concierto es muy variado: Beethoven, Schubert, Vivaldi, Mozart y Bach se alternan durante la hora que dura la actuación. La interpretación corre a cargo de una formación de dos violines, un contrabajo y un violonchelo. Entre las partituras seguro que distingues Las cuatro estaciones de Vivaldi y el Requiem de Mozart.

Más recomendaciones musicales en Viena

Cualquiera de las tres opciones anteriores me parece estupenda para vivir la experiencia de asistir a un concierto en Viena. También hay eventos musicales en otros templos como la Catedral de San Esteban y la Iglesia de San Carlos. En verano también hay actuaciones en la Orangerie del Palacio de Schönbrunn, y también hacen uno gratuito para 100.000 personas. La música en esta ciudad centroeuropea es muy importante, y quiero proponerte más ideas para que vuelvas de Austria con una cultura musical de categoría.

La Casa de la música

El palacio del archiduque Carlos, situado en el centro histórico de Viena, acoge la Casa de la música. Un lugar ideal para el público de todas las edades, aunque los que lo disfrutarán especialmente serán los más pequeños. Este es un museo para oír la música, para verla, tocarla y sentirla.

La Casa de la música vienesa tiene 4 plantas. En el primer piso vas a descubrir la historia de una de las orquestas más famosas del mundo, la Filarmónica de Viena. Uno más arriba, te espera la Sonosfera, un viaje musical para conocer el origen de los sonidos. En el tercero tendrás dos guías de lujo, Mozart y Beethoven. Y en el último piso vivirás el momento más emocionante de la visita: diseñarás tu propio teatro musical. Este museo abre desde las 10 hasta las 22 horas. Puedes comprar aquí tus entradas.

Casa de Mozart

El gran genio austriaco, Wolfgang Amadeus Mozart, residió en la casa donde ahora está la Mozart Haus Vienna entre los años 1784 y 1787. La exposición permanente tiene objetos personales del compositor. El recorrido es una buena forma de comprender cómo era Viena en el siglo XVIII. La Casa de Mozart está abierta de martes a domingo, de 10:00 a las 18:00 horas. La entrada al recinto incluye una audioguía en español.

Ópera de Viena

La Ópera estatal de Viena es una de las más importantes del mundo, aunque sea un edificio «maldito». Su primer arquitecto se suicidó por la mala acogida que tuvo su diseño entre los vieneses; el segundo no pudo resistir la presión de estar a la altura de las expectativas, y murió de un infarto; y durante la II Guerra Mundial fue destrozada por una bomba.

En su auditorio caben casi 3.000 personas. Hay palcos y butacas para todos los bolsillos, desde unos pocos euros hasta los 200 €. La entrada para visitarla incluye también el museo. La visita guiada cuesta 12 euros para los adultos y es gratis para los niños menores de 6 años. El tour es en inglés y alemán.

Ten en cuenta que esta opción no es posible si tu viaje coincide en verano. Durante los dos meses estivales no hay programación cultural en el recinto de la Òpera.

Wiener Konzerthaus

En este edificio de estilo Art Noveau además de los clásicos también suenan las notas medievales y las de la electrónica más actual. Fue inaugurada en 1913 con un concierto de Richard Strauss para dar cabida a festivales musicales. Desde entonces su vocación ha sido la de aunar el respeto a la tradición con las nuevas propuestas artísticas.

Mapa de la Viena musical

Preguntas frecuentes para ir a un concierto en Viena

Puede que todavía te queda alguna por resolver. Por eso he dejado para el final esta sección donde termino de aclarar todas tus dudas.

  • ¿Dónde puedo escuchar a los niños cantores en Viena? En su sala de conciertos MuTh y en la Capilla del Palacio Imperial, durante la Santa Misa de la Hofburgkapelle los domingos de julio a septiembre.
  • ¿Cómo puedo asistir en directo al concierto de Año Nuevo en Viena? La demanda para asistir al concierto de la la Sala Dorada del Musikverei en Año Nuevo es enorme. Las entradas se sortean en la página web de la Filarmónica de Viena.
  • ¿Es mejor un concierto en el Kursalon o en una iglesia? Son espectáculos diferentes y complementarios. El Kursalon cuesta más dinero por el auditorio, el espectáculo y la duración, y porque es una orquesta. Yo te aconsejo vivir las dos experiencias.
  • ¿Los conciertos de Viena son para turistas? Sí. La mayoría lo son. Los expertos ya tienen sus recintos. A mí me parece una gran ocasión para descubrir la música clásica. Para poder acceder a ella el repertorio es muy popular y sencillo.

Más ideas de viajes

¿A qué te han entrado ganas de bailar un vals?

A mí sí. Con tanto concierto y tanto gran intérprete es como si hubiese trasladado de nuevo a la iglesia de San Pedro para escuchar a los violines interpretando a Mozart. Viena es una ciudad que me gustó mucho: por su arquitectura, sus impresionantes museos, sus parques y, sobre todo, por la gran experiencia musical que viví en sus calles y dentro de sus templos.

Deja una respuesta