New York es una gran ciudad. Y no es una expresión hecha. Cualquier desplazamiento te va a llevar un buen rato. Sobre todo, si tu alojamiento no está en Manhattan. Te he preparado esta guía de transporte para que sepas cómo moverte en Nueva York y cómo hacerlo de forma más barata y rápida.

Nueva York da para todo: hacer tours, excursiones por tu cuenta, visitar museos —como el MET—, descubrir rincones que están fuera de las guías convencionales, disfrutar de sus parques… Para poder hacerlo todo y exprimir tu tiempo en la gran manzana necesita saber cuál es el mejor medio de transporte en cada momento.

Este es un viaje exigente que implica mucha preparación. Primero tienes que conseguir un vuelo a buen precio y con pocas conexiones. Luego toca una parte complicada del viaje: reservar una hotel en Nueva York a buen precio y que no esté lejos del centro. Importantísimo: compra tu seguro de viajes; en este artículo te cuento por qué hay que viajar con seguro a Estados Unidos. Llega el turno de las excursiones. Seguro que esta no te las pierdes: contrastes de Nueva York. Otras que te recomiendo incluir en tu itinerario son la visita a la estatua de la libertad y el tour nocturno por Nueva York.

Excursión a Washington DC

Icono de la sección

Cuando ya has hecho todo lo anterior: toca saber cómo moverte en Nueva York. Te voy a echar una mano con esta guía de transporte que te he preparado.

Medios de transporte para moverte en Nueva York

  1. Metro
  2. Tren
  3. Autobús
  4. De los aeropuertos al centro de New York
  5. Airtrain
  6. Taxi, Uber y Lift
  7. Ferry
  8. Bicicleta, patinete eléctrico y a pie
  9. Alquilar un coche

1.- Metro de Nueva York

El metro suele ser nuestro transporte favorito a cualquier ciudad a la que viajamos. Si nos has leído antes, sabrás que los de Madrid y París son dos de nuestros favoritos, por su diseño y conexiones. El de New York es muy accesible y te sirve para llegar a casi todos los sitios turísticos. El mayor problema es la suciedad en las estaciones y dentro de los vagones. Y también que al principio te puede resultar un poco lioso. Te voy a ayudar con eso.

El metro de Nueva York está formado por 1.000 kilómetros de vías que conectan con 24 líneas diferentes los barrios de Manhattan, Bronx, Brooklyn y Queens. En su recorrido hay casi 500 estaciones de metro.

Consejos para usar el metro de Nueva York

En función de la dirección, hay estaciones que tienes diferentes accesos. Si vas hacia el downtown, tendrás que elegir una boca de metro, y si vas al Uptown, otra distinta. Solo tienes que leer el cartel que hay a la entrada de las escaleras.

Un mismo andén puede tener diferentes trenes. Fíjate en el cartel para saber cuál es el tuyo.

Otro dato importante es saber si el tren que vas a coger es normal o express. Hay rutas que tienen de estos últimos. Son geniales porque te ahorran mucho tiempo, pero tienes que tener en cuenta que en ese recorrido se eliminan paradas incluidas en el trayecto normal.

En la web oficial (MTA) puedes ver todas las líneas que hay y descargar el mapa en pdf. Hay varias aplicaciones móviles para iOS (iPhone y iPad) y Android. Yo probé unas cuantas, pero al final utilicé Google Maps. La información de las frecuencias es muy precisa y lo mejor es que te dice por dónde entrar y salir.

Metrocard, cómo pagar en el metro de Nueva York

Lo primero que tienes que saber es que la tarjeta Metrocard es válida para metro y autobús. Eso es genial porque en muchos de los trayectos podrás combinar los dos medios de transporte.

Para empezar a funcionar el primer paso es comprar una tarjeta metrocard. Cuesta 1 dólar y la puedes adquirir en las máquinas expendedoras situadas dentro de las estaciones de metro o en las ventanillas que encontrarás en muchas de ellas.

Hay dos tipos de tarjeta. La per-pay-ride, pagas por cada viaje y se puede compartir entre varios viajes, sirve para hacer transbordos durante 120 minutos después de haber validado en el primer metro o autobús. La unlimited te permite viajar durante 7 días.

Mapa del metro de Nueva York

2.- Tren en Nueva York

Aunque las líneas de metro llegan a la mayoría de los puntos importantes de la ciudad, también te quiero comentar cómo funcionan los trenes en New York.

Hay dos estaciones que acaparan casi todo el tráfico, Central Station —mundialmente famosa por la película de Brian Palma, Los intocables de Eliott Ness, y la escena de Kevin Costner con el carrito de bebé— y Pensilvania Station, conocida como Penn Station. Con este último servicio podrás ir a lugares como Nueva Jersey o Connecticut y utilizar el Long Island Railroad. Aunque el LIRR forma parte de la rede MTA sus tarifas son diferentes a las del metro y te cobran por la distancia recorrida. Estos ferrocarriles te serán muy útiles para llegar desde el JFK al midtown y también para cualquier conexión que tengas que hacer con la estación de Penn Station.

3.- Autobuses en New York

Lo más importante que tienes que saber de los autobuses de Nueva York es que puedes utilizarlos junto con el metro con tu tarjeta de transporte. Utilizar ambos es la mejor forma para ahorrar tiempo en tus desplazamientos por la ciudad de los rascacielos.

¡Acuérdate de validar tu tarjeta al entrar en el autobús!

Hay 300 rutas que recorren los cinco distritos: Manhattan, Staten Island, Queens, El Bronx y Brooklyn. Cada línea está identificada con la primera letra de esos barrios: M, S, Q, Bx y B. En este enlace puedes descargarte los mapas del bus en New York.

Hay también un servicio de autobuses express, con menos paradas, pero es muy caro: cuesta casi 7 dólares.

¿Merece la pena usar el autobús en Nueva York?

Yo te lo recomiendo para trayectos cortos y también para conexiones en las que Google maps te ofrece una alternativa mejor que la del metro. El tráfico de Nueva York es muy intenso y los autobuses también lo sufren. A la hora de hacer un recorrido largo el metro siempre será más rápido.

Los autobuses te serán de utilidad sobre todo a la hora de realizar recorridos cross Manhattan, atravesándolo de este a oeste. Las líneas de metro lo hacen entre el norte y el sur, y viceversa, del Downtown al Uppertown.

4.- Del aeropuerto al centro de la ciudad

Ya escribí un artículo en el que te conté cómo llegar del aeropuerto JFK al centro de la ciudad. Si no eliges coger un Uber, taxi o Lyft, lo primero que tendrás hacer es montarte en el Airtrain.

Nosotros al JFK de Nueva York llegamos bastante tarde. Teníamos nuestro Airbnb en Brooklyn y aunque era ya de madrugada elegimos coger el Airtrain y combinarlo con el metro. Fue un error. Los trenes del subway tardaron bastante y no nos sentimos muy a gusto en algunas de las estaciones. Estamos convencidos que tendríamos que haber escogido otras opciones, como cuando contratamos un traslado privado en Roma y Barcelona.

En Nueva York hay otros dos aeropuertos: La Guardia (LGA) y Newark-Liberty (NWA). El primero es el más cercano a la ciudad. El segundo está en New Yersey y es el más antiguo.

Entrada al Empire State sin colas

Icono de la sección

Desde La Guardia la opción más barata es el autobús M60, que cuesta menos de 3 dólares. Es de la red MTA y lo pagas con tu metrocard. También hay uno privado, el NYC Express, que tiene un precio de 16 dólares. En proporción, en este último caso, te compensa más pedir un Uber o un Lyft.

El aeropuerto de Newark está a unos 20 kilómetros del centro. La mejor combinación es utilizar el Airtrain, que te llevará hasta Newark Liberty Airport Station, coger allí un tren hasta la estación de Penn Station de la que ya te he hablado. El tiempo estimado es de 30 minutos en total.

5.- Airtrain, del aeropuerto al centro

En el anterior punto te he hablado de él. El Airtrain es un gran invento que funciona en los aeropuertos de JFK y Newark. Con él te podrás comunicar rápidamente con las estaciones de metro y tren para hacer tu traslado hasta Manhattan. Funciona durante todo el año y a todas las horas, con menos frecuencias por la noche.

Airtrain del JFK

Su recorrido incluye las 8 terminales. Su parada la encontrarás de forma sencilla: encontrarás carteles indicándolo desde que recoges tus maletas. Conecta con dos estaciones de metro: Jamaica Station (líneas E, J y Z del metro —también con los trenes del LIRR—) y Howard Station (línea A). Si lo combinas con el metro te gastarás unos 8 dólares y tardarás, en función de tu destino, unos 50 minutos o una hora.

Airtrain de Newark

Su recorrido incluye los diferentes parkings y las 3 terminales del aeropuerto —A, B y C—. El billete combinado (Airtrain + Newark Liberty Airport Station) lo compras antes de coger el Airtrain. Tienes que usarlo para salir de él y también al entrar en la Liberty Station. Cuesta unos 12 dólares.

6.- Utilizar taxis, Uber y Lyft en Nueva York, ventajas y diferencias entre unos y otros

A ciertas horas, como ya te he contado antes, el metro de Nueva York puede que no te infunda tanta seguiridad, tampoco los buses. Si vas a ver un musical a Broadway o quieres hacer el tour nocturno, te recomiendo que te cojas un taxi, Uber o Lyft para volver a tu alojamiento.

A continuación te voy a contar lo mejor y lo peor de cada uno de estos medios de transportes:

  • Taxi. Es el más caro. Como compensación he de reconocer que la mayoría de los taxis de Nueva York están limpios y ofrecen un buen servicio. ¡Cuidado con las compañías piratas! Sobre todo en ciertos barrios. Cada vez tienen mejor servicio a nivel de aplicación móvil, pero siguen a años luz de los VTC.
  • Uber. Es el que más utilicé yo. Te encontrarás todo tipo de conductores por la gran demanda. Pero te aseguro que todas mis experiencias fueron buenas. A la hora de pedir uno: ten en cuenta que llegará muy rápido. Procura llamarlo desde un lugar menos concurrido para evitar problemas a la hora de montarte.
  • Lyft. En Nueva York no usé esta compañía, pero sí en L.A., Las Vegas, Orlando y Miami. Es más barata que Uber y para mí funciona incluso mejor. Su aplicación es sencilla. Como «pero» decir que con mi móvil me geolocalizaba siempre en el lado contrario de la calle en que yo estaba.

7.- Nueva York en Ferry

El NYC Ferry es una forma diferente, divertida y, en muchas ocasiones, práctica para moverte en Nueva York. Los billetes no son caros y podrás obtener unas vistas espléndidas del skyline de Manhattan.

Tiene varias rutas. La más popular —y la que utilizamos la mayoría de los turistas— es la del East River. También son interesantes las de South Brooklyn y la de Astoria. Puedes consultar todos los recorridos en la página de NYC Ferry.

Cada trayecto cuesta un poco menos de 3 dólares. No puedes usar el mismo billete para la vuelta y tampoco lo podrás pagar con la Metrocard. Los tickets los sacas en los muelles.

Otra opción es usar la New York Citypass. En este artículo te conté lo bien que me vino a mí. Tiene incluido dos cruceros, uno hasta la Estatua de la libertad y otro por la isla de Manhattan. Puedas comprarla en este enlace.

8.- Otras opciones para moverte en Nueva York: patinetes eléctricos, bicis y andar

La bici es un gran invento en Nueva York aunque pueda parecer lo contrario. Hay un sistema público llamado Citibike, muy usado por los neoyorkinos, que es ideal para recorridos cortos. Funciona con su aplicación móvil. Te la descargas y la primera vez que usas el sistema te bloquean 100 dólares como fianza. Un día cuesta 12 dólares y 24, tres. También puedes usar las máquinas que encontrarás al lado de cada punto de prestamo.

También te encontrarás diferentes lugares para alquilar bicis. Te aconsejo sobre todo hacerlo en Central Park. Este lugar es enorme y con la bici podrás disfrutarlo de verdad. En este enlace puedes reservar la tuya.

El patinete eléctrico es otra de las opciones como en el resto del mundo. Pero como ocurre en otros países y ciudades, ahora mismo hay una gran batalla para regular su velocidad y su uso. Si quieres utilizarlo, Central Park puede ser, de nuevo, una buena opción. La aplicación Lime es una de las más utilizadas para coger un scooter o una bicicleta eléctrica.

Por último, te recomiendo andar. Revienta el Google Fit en Nueva York. Desgasta las suelas de tus zapatillas recorriendo sus calles. Es una experiencia que recordarás y que te dará una visión más verdadera de esta gran ciudad norteamericana.

9.- Alquilar un coche en Nueva York

Esta quizás es la última opción. La congestión del tráfico en Nueva York, como te puedes imaginar, es considerable. Pero tampoco es descartable. Cuando quieras hacer visitar diferentes y alejadas como los Cloisters o si tienes pensado acercarte a los Hamptons. También puede ocurrir que tu hotel esté a las afueras y te salga más económico y cómodo alquilar tu propio coche.

El principal inconveniente lo tendrás a la hora de aparcar. Te recomiendo está opción si tu hotel cuenta con este servicio. Dependiendo del lugar de la ciudad en la que aparques, puedes pagar hasta 15 € la hora.

¿Ya sabes cómo moverte en Nueva York?

Espero que sí. Si tienes cualquier duda, no dudes en preguntarme en los comentarios. Moverte por Nueva York es sencillo si sabes cómo hacerlo. Es importante que valores las mejores opciones para no perder tiempo el sencillo y disfrutar de todas las maravillas de esta gran ciudad.

¿Qué más quieres saber de New York?

Airtrain JFK a Nueva York hacia Jamaica Station

Airtrain JFK a Nueva York, del aeropuerto al centro en un plisplás

Si vas a viajar a New York este artículo te interesa. Sobre todo si tu aeropuerto de entrada en USA es el John Fitzgerald Kennedy. Ir con el Airtrain JFK a Nueva York es la mejor forma, más rápida y económica de llegar a tu destino para disfrutar de la ciudad de los rascacielos. Una vez …

2 comments

10 imprescindibles de Nueva York que no debes perderte

Es difícil, muy difícil elaborar una lista con los imprescindibles de Nueva York. He escogido 10 para ti. Aunque podían haber sido 20, 30 o 40. Cuando viajas por primera vez a la ciudad de los rascacielos tienes que tener muy claro qué quieres visitar sí o sí. Sus calles son eternas, las colas en ocasiones …

0 comentarios
qué incluye la New York CityPass

Qué incluye la New York CityPass y cómo funciona

Esta tarjeta me salvó la vida. Sin ella habría sido imposible ver todos las cosas que vi en 7 días, disfrutar de tantos museos en una sola semana. Si vas a viajar a Nueva York te puedo asegurar que es tan necesaria como la botella de agua, el teléfono móvil, la cámara de fotos o …

4 comments

Deja un comentario