La capital cántabra es la mezcla perfecta de patrimonio histórico y cultural, con un turismo de sol y playa, algún que otro museo y buena gastronomía. A pesar de ser la ciudad con más habitantes de la región, su población no supera los 180.000 habitantes, así que tiene el tamaño perfecto para una escapada de fin de semana. En este artículo te cuento qué ver en Santander.

Si estás buscando alojamiento, déjame hacerte una recomendación: el Gran Hotel Victoria, en la zona de la playa de El Sardinero. Un sitio tranquilo, con jardín, terraza con vistas y un restaurante muy bueno. Si prefieres alojarte fuera de la ciudad, te propongo DomoCantabria, una experiencia en la naturaleza, muy cerca de la capital y perfecto tanto si quieres hacer rutas de interior como si prefieres ir a la playa.

Curiosidades de Santander

Aquí va una lista con curiosidades de Santander que seguro que no conocías y te invito a descubrir:

  1. Santander, ciudad lineal

Santander es una ciudad lineal de 35 kilómetros cuadrados que cuenta con otros municipios como Cueto, Monte, San Román de la Llanilla y Peñacastillo.

  1. Bahía de Santander

La bahía de Santander pertenece al Club de las Bahías más bellas del mundo y es además el elemento natural más destacado de la ciudad.

  1. Origen romano

En la época romana, en el 26 a.C., durante las Guerras Cántabras contra el invasor Romano, el emperador Augusto decidió dejar constancia de su victoria ante los poderosos cántabros creando el Portus Victoriae (Puerto de la Victoria). Fue un emplazamiento de pequeñas dimensiones situado sobre el cerro de San Pedro, donde actualmente se sitúa la catedral de la ciudad.

  1. Punto importante del comercio marítimo en el siglo XV

El momento de mayor esplendor es a mediados del siglo XV, cuando el comercio marítimo en el Mar Cantábrico estaba en su máximo apogeo. Cuatro eran las grandes villas marineras del actual Cantabria: Castro Urdiales, San Vicente de la Barquera, Laredo y Santander.

  1. Consulado del Mar

El consulado del Mar está en Burgos, porque Santander era dependiente de la ciudad castellana por aquel entonces. Desde allí se regía todo el tráfico marítimo para dar salida a la lana de la mesa vía Flandes.

  1. Escudo de Santander

En el escudo de Santander aparecen la Torre del Oro, un barco y unas cadenas. Este hecho se debe a que marineros cántabros participaron en 1248 en la conquista de la ciudad de Sevilla

  1. Gran incendio de Santander

En 1941 se produjo un gran incendio en la ciudad y todo el centro desapareció bajo las llamas. Los dos únicos edificios importantes que se salvaron fueron el de Correos y el Banco de España. Hay una estatua en los Jardines de Pereda que recuerda este acontecimiento.

  1. Baños de Ola

Cada mes de julio, la primera playa de El Sardinero acoge los Baños de Ola, fiesta que recuerda el esplendor de las primeras décadas del siglo XX. Gracias a estos baños, Santander se convirtió en destino turístico del rey Alfonso XIII y su familia desde 1913 hasta 1930. 

Qué ver en Santander, los imprescindibles

Aquí van mis imprescindibles en Santander, un listado de lo que no puedes dejar de ver y hacer en esta ciudad que te conquistará con su ambiente señorial, sus encantadoras terrazas y su impresionante bahía.

  • Puertochico

Puertochico es como se conoce al céntrico barrio formado por el conjunto de calles que rodean el puerto del mismo nombre. Estas calles fueron en la antigüedad habitadas por los pescadores de Santander, antes de ser trasladados al Barrio Pesquero. Los bajos de muchas de las casas de las calles Peña Herbosa, Bonifaz y Tetuán fueron bodegas donde, en otro tiempo, se almacenaban las artes, aparejos y los barriles de raba.

Hoy en día es una zona muy transitada en el corazón de la ciudad, donde abundan los bares, restaurantes y terrazas, concurridas durante todos los meses del año. Es también un lugar que puede presumir de tener unas de las vistas a la bahía más espectaculares de la ciudad. A mí me parece uno de los mejores lugares para empezar con un vermú y comerte un buen pescado.

  • Barrio de El Sardinero

Desde la primera vez que visité Santander, este lugar se convirtió en mi favorito. Ubicado entre la Península de la Magdalena y Cabo Menor, es sin duda una de las zonas más frecuentadas de la capital cántabra. Podemos decir que es el Santander más aristocrático, el reflejo de la época en la que la ciudad alcanzó un gran auge turístico al convertirse en lugar de residencia veraniega de la realeza.

El barrio de El Sardinero alberga tres de las playas más importantes y concurridas de Santander: la playa del Camello, que debe su nombre a las rocas situadas en uno de sus extremos; la playa de la Concha, donde hay un islote al que se puede acceder cuando baja la marea y es ideal para bucear entre sus pozas; y la primera y segunda playa de El Sardinero, las más turísticas de la ciudad y con un precioso paseo marítimo anexo. 

Otro de los puntos imprescindibles de esta zona es el Gran Casino Sardinero, uno de los edificios más emblemáticos, con sus líneas clásicas de estilo belle époque. Construido en 1916, permaneció abierto hasta 1939. Tras pasar por altibajos, se volvió a inaugurar en 2001. Actualmente, cuenta también con una sala de exposiciones, cafetería y sala de fiestas.

Y puedes acabar tu recorrido en los Jardines de Piquío. Cuenta con numerosos bancos, pérgolas, palmeras, rampas y escaleras desde donde podrás sacar tu mejor foto de la bahía de Santander.

  • Península de la Magdalena

La península de la Magdalena es uno de los lugares más bonitos que visitar en Santander. Aquí se encuentra el palacio del mismo nombre, sin duda uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Me encanta dar un paseo para recorrerla entera y disfrutar de las vistas.

En la parte alta de la Península de la Magdalena y rodeado de unas increíbles vistas por los cuatro costados, se ubica el Palacio de la Magdalena. Fue construido a principios del siglo XX como residencia de verano del rey Alfonso XIII y Victoria Eugenia, y lo utilizarían como tal hasta la proclamación de la República. Ahora pertenece a la ciudad y se puede visitar por dentro.

En 1985 se construyó aquí un pequeño zoo al aire libre aprovechando la roca del acantilado y la entrada de agua del mar, donde puedes ver focas, leones marinos y pingüinos. Muy cerca se encuentra el Museo del Hombre y la Mar, donde puedes visitar reproducciones de los barcos que pertenecieron a Vital Alsar Ramírez, un cántabro de nacimiento que en 1977 surcó el Océano Atlántico.

A la península de la Magdalena no se puede acceder con coche. Hay varios senderos para recorrer andando y también tienes un trenecito turístico que hace el recorrido completo. En este lugar se celebran conciertos y festivales musicales en verano.

  • Catedral de Santa María de la Asunción y Palacio Episcopal

La Catedral de Santander está situada en lo que era el cerro de Somorrostro. Aquí es donde nace la ciudad de Santander a partir de un antiguo asentamiento romano. Este puerto natural fue el origen de la villa marinera que es hoy. Excavaciones arqueológicas posteriores han descubierto que aquí había una antigua necrópolis cristiana de la iglesia colegial de los cuerpos Santos. 

El conjunto de la catedral está formado por dos iglesias que se encuentran superpuestas. En la parte baja, se encuentra la Iglesia del Santísimo Cristo que data de principios del siglo XIII. Y en la parte superior, se extiende el templo propiamente conocido como la Catedral de Santander.

Los horarios de visita son: de 10 a 13 y de 16:30 a 19 horas (lunes a viernes, sábados hasta las 20 h.). Los domingos y festivos, de 10 a 13:30 horas y de 17 a 21 horas. Hay visitas guiadas y gratuitas a las 10:30, 12:30, 16:30 y 18:30 horas. 

  • Conjunto Monumental de la Casa Noble de los Riva-Herrera

Este palacio ubicado en el barrio de Pronillo es un lugar con mucha historia. Este edificio fue testigo de la llegada de la Gran Armada de Felipe II después de su derrota contra los barcos ingleses de Isabel II. Fue ocupado por las tropas de Napoleón y se convirtió en uno de los bastiones con mayor relevancia de las líneas defensivas durante las guerras carlistas. 

Es el edificio civil más antiguo de la ciudad de Santander. De la parte conservada de este conjunto renacentista destaca sobre todo la torre. Hoy su interior tiene carácter administrativo, pues está ocupado por las oficinas de la Fundación Santander Creativa

  • Los raqueros del puerto

Los raqueros eran los niños pobres, normalmente huérfanos, que solían estar por la zona del puerto. Sobrevivían gracias a los pequeños trabajos que realizaban y también a las monedas que los pasajeros de los barcos echaban. Se tiraban de cabeza y buceaban hasta el fondo del mar para conseguir su pequeño tesoro. Hay una estatua cerca de Puertochico que recuerda a aquellos muchachos. 

  • Mercado de la Esperanza o Mercado Central

El principal mercado de Santander es un magnífico edificio de dos pisos cuya planta principal está dedicada en exclusiva a los productos del mar. Un total de ochenta puestos y/o paradas se reparten en los más de 2.000 metros cuadrados que ocupa el edificio. Es un mercado como los de antes, con puestos de carnicerías, fruterías, embutidos, quesos… Sin duda el lugar ideal para hacer tus compras gastronómicas en tu viaje a Santander. 

  • Jardines de Pereda

Estos jardines son uno de los mayores atractivos del Paseo de Pereda. Construido sobre los terrenos ganados al mar que fueron utilizados como el antiguo puerto y muelles mercantiles de Santander. Se inauguraron oficialmente en 1905 coincidiendo con la celebración de la una Exposición de Artes e Industrias.

Los jardines se caracterizan por sus más de doscientos árboles y plantas entre los que se encuentran magnolias, acebos, palmeras, cedros, pinos, tejos o tilos. También encontraremos un peculiar tiovivo, en el que te recomiendo subir.

  • Plaza Porticada

La plaza de Velarde situada en el centro de Santander se la conoce también popularmente como plaza porticada. Aquí está situado uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, la Caja de Ahorros de Santander y Cantabria. Si accedes a ella desde el Paseo de Pereda, verás una escultura en honor a Pedro Velarde, uno de los héroes de la Guerra de la Independencia española nacido en Cantabria.

Durante las últimas obras de remodelación, se encontraron los restos arqueológicos de la antigua muralla medieval que protegía la ciudad y también se localizó un refugio antiaéreo construido durante la Guerra Civil.

  • Centro Botín

Aunque no te guste el arte, el Centro Botín es de visita obligada. O por lo menos dar una vuelta por sus instalaciones, desde donde tendrás unas vistas privilegiadas de la bahía de Santander. Este museo alberga de forma temporal algunas de las exposiciones de arte contemporáneo más interesantes que puedes ver en el norte de España. Y funciona también como auditorio y recinto que alberga diferentes actividades culturales. 

En la exposición permanente puedes ver una colección de obras maestras de autores como Juan Gris, José Gutiérrez Solana, Joaquín Sorolla o Henry Matisse. El café y la tienda están en la planta cero, y en la primera planta está la sala de exposiciones donde está la permanente y desde allí también se accede al auditorio. Las exposiciones temporales las tienes en la segunda. Desde la azotea, hay unas vistas impresionantes de toda la bahía. El precio de la entrada es de 9 €. 

  • Faro de Cabo Mayor

También es conocido como faro de Bellavista por la magnífica panorámica que tiene de la costa y del mar Cantábrico. Está situado a casi 100 metros del nivel del mar. Este faro cilíndrico fue construido en París. Fue el primero que utilizó el aceite para su funcionamiento, actualmente es electrónico. Adosada al faro está la vivienda del farero. 

Playas de Santander y alrededores

La ciudad cuenta con trece playas, algunas de ellas incluidas en mi artículo de las mejores playas de Cantabria. Tres de ellas están orientadas a la bahía: la de Los Peligros, los Bikinis y la Magdalena; el resto están orientadas a mar abierto. Esta es la relación de mis favoritas:

  • Playa de Mataleñas

Esta playa es una de mis preferidas de Santander. De arena fina tiene una zona perfecta para bañarse. Está situada al lado del Cabo mayor, el mirador y del faro. Hay varias zonas de parking cerca, pero es un sitio muy concurrido y suele costar encontrar aparcamiento. Una buena opción es coger el autobús —la línea 15 tiene parada en el centro, en los jardines de Pereda— o un Cabify. 

Mientras estás haciendo el paseo hasta la escalera de bajada, las vistas que tienes desde arriba son impresionantes. Tiene puesto de socorrista, de información, duchas, lavapiés, fuente con agua potable y aseos. 

  • Playa de Somo

Está situada en la costa de Trasmiera, junto a la localidad del mismo nombre. Con más de dos kilómetros de longitud de arenas doradas, la playa de Somo no solo es un lugar para disfrutar del mar, sino también para practicar toda clase de deportes acuáticos. 

Está orientada a mar abierto, así que suele tener un fuerte oleaje. Esta playa destaca por su entorno natural y dispone de los servicios básicos como puesto de vigilancia y salvamento, acceso para minusválidos, aseos, duchas, aparcamiento, papeleras, servicio de limpieza. 

Desde Los Reginas, salen barcas turísticas que navegan siguiendo varias rutas. Dando un rodeo a la isla, pasaremos muy cerca de la península de La Magdalena y después por las playas que forman la lengua de arena, incluida la del Somo.

  • Playa de Loredo

La Playa de Loredo está ubicada en Ribamontán al Mar. Protegida de los vientos por la isla de Santa Marina, está considerada como una de las mejores playas de Cantabria para la práctica de deportes acuáticos. Hacia el interior, las dunas avanzan hasta una zona de vegetación y bosque de pinos. 

Esta playa forma parte del inmenso arenal que comienza en la playa del Puntal y termina en la playa de Los Tranquilos. Aquí tiene lugar la tradicional carrera de caballos, conocida como Derby de Loredo, que todos los años reúne cientos de participantes y miles de espectadores.

  • Playa del Camello

Esta original playa está al final de El Sardinero y justo al lado de la entrada al parque de La Magdalena. Tiene todos los servicios y es una playa bastante singular con muchas formaciones de piedras, arena fina y una gran roca con la estatua de Neptuno niño. Tiene un parking muy cerca del de la Magdalena.

  • Las dos playas de El Sardinero

La primera playa de El Sardinero es sin duda la playa más turística de Santander. Cuenta con 330 metros de longitud y fina arena dorada, así como un paseo marítimo anexo. La segunda playa de El Sardinero, con sus 1.000 metros de longitud, es la más extensa de las playas de El Sardinero. Está separada de la primera a través de los Jardines de Piquío, y junto a ella se extiende el Parque de Mesones.

Qué lugares visitar desde Santander

Ya te he contado lo que no te puedes perder en tu visita a Santander, pero si visitas la capital cántabra, tendrás además la oportunidad de conocer otras zonas cercanas. Estas son mis sugerencias:

  1. Excursión a los Picos de Europa y Potes

En esta excursión a los Picos de Europa descubrirás los paisajes naturales más espectaculares de Cantabria e incluye también la visita al pintoresco pueblo de Potes, capital de la comarca de Liébana y considerado uno de los pueblos más bonitos de España.

  1. Altamira y Santillana del Mar

La cueva de Altamira tiene un régimen de acceso controlado y muy limitado de visita pública, así que una buena idea para conocerla es contratando esta excursión. Además de las pinturas rupestres de la cueva, visitarás el Museo Nacional y el Centro de Investigación de Altamira. La jornada acaba visitando el precioso pueblo de Santillana del Mar; aquí te dejo el link al artículo que escribí para que no te pierdas nada.

  1. Excursión a Comillas y Capricho de Gaudí

Comillas está situada a medio camino entre San Vicente de la Barquera y Santillana del Mar y es una de las localidades con más encanto, por algo la incluí en el artículo de pueblos bonitos de Cantabria. Con esta excursión conocerás su rico patrimonio arquitectónico y descubrirás los edificios que han dado fama al pueblo, como el Seminario Mayor y, por supuesto, el Capricho de Gaudí. Si a ti también te chifla el arquitecto modernista, no te lo puedes perder.

  1. Excursión a la cueva del Soplao

La Cueva del Soplao es sin duda una de las maravillas de la geología en nuestro país. Con esta excursión desde Santander, podrás recorrer sus galerías y disfrutar de unas vistas únicas del paisaje cantábrico. A mí me gustó mucho la visita, sobre por haberla hecho con un guía. Si la hubiese hecho por mi cuenta habría pasado de largo por algunos de los puntos más importantes.

  1. Excursión a Cabárceno

A tan solo media hora en coche de la capital cántabra, se encuentra este lugar único donde los animales gozan de semilibertad. Con unas 750 hectáreas de terreno, este espacio natural cuenta con un paisaje kárstico impresionante donde viven unas 150 especies de animales de los cinco continentes. Con esta excursión a Cabárceno, realizarás una visita en minibús por todos los recintos e incluye también un paseo en el telecabina del parque. 

Preguntas habituales sobre qué ver en Santander 

¿Qué no te puedes perder en Santander?

Estos son los imprescindibles que no te puedes perder: Puertochico, el barrio de El Sardinero, la península de La Magdalena, la Plaza Porticada, los Jardines de Pereda y el Centro Botín. Si vas con el tiempo justo, una opción perfecta es hacer este free tour por Santander de dos horas de duración donde descubrirás la historia y la gastronomía de la capital de Cantabria.

¿Cuánto tiempo se necesita para ver Santander?

Para conocer lo imprescindible de la ciudad, un día es suficiente, pero yo te recomiendo que busques alojamiento para al menos una noche, y conozcas los alrededores. Tiene mucho que ver y descubrir.

¿Dónde dormir en Santander?

Yo te aconsejo el Gran Hotel Victoria, en la zona de la playa de El Sardinero. Un sitio tranquilo, con jardín, terraza con vistas y un restaurante muy bueno.

¿Cuándo visitar Santander?

Gracias a su clima templado, la visita a la capital de Cantabria es siempre una buena idea. Aunque si quieres disfrutar de sus maravillosas playas, además de los meses de verano, te recomiendo la segunda quincena de mayo y la primera de junio.

¿Qué ver en los alrededores de Santander?

Cerca de Santander se encuentra Santillana del Mar, Potes o Comillas, localidades que incluí en el artículo de los pueblos bonitos de Cantabria. Tampoco te puedes perder la visita a los Picos de Europa y al Parque de Cabárceno.

Más planes por el Cantábrico

Las mejores playas del norte de España

Las mejores playas del norte de España, la costa más verde

Nivea —mucho—, unas palas, unas coca-colas heladas y a disfrutar del verano. Si has pensado en pasar tus vacaciones en el el norte, este post te ayudará a decidir que playas no debes perderte. Te aconsejo que las pruebas todas; no te arrepentirás.

0 comentarios
El Capricho de Gaudí en Comillas

El Capricho de Gaudí, el tesoro de Comillas

Gaudí es el gran representante del modernismo. Aunque la mayoría de sus obras están en Cataluña, tuvo tiempo para dejar la huella de su genialidad en otros lugares de España. Comillas fue una de las localidades afortunadas.

4 comments
Santillana del Mar, qué ver en la villa cántabra

Santillana del Mar, qué ver en la villa cántabra

De los sitios más turísticos de todos los sitios turísticos que te puedes encontrar en cualquier guía de viajes sobre Cantabria, es este: Santillana del Mar. Aquí vine la excursión de estudiantes de primaria, de estudiantes del Liceo Louis-le-Grand de París, la de la asociación de viudas de Briviesca, la del club social de Trujillo. …

0 comentarios

¿Te ha gustado mi guía de Qué ver en Santander?

Me encantaría que me des tu opinión si ya conoces la ciudad cántabra. Aunque lo que realmente me haría ilusión es que te animes a visitar esta ciudad norteña después de leer mi artículo.

Deja una respuesta

2 Respuestas para “Qué ver en Santander, guía turística”

  1. Avatar for Miguel Ángel Santamarina Paco Piniella dice:

    Santander y toda Cantabria es una maravilla, aunque el tiempo en invierno es duro.
    Saludos viajeros

    Responder
    1. Avatar for Miguel Ángel Santamarina Miguel Ángel Santamarina dice:

      Cierto, Paco. Santander es un gran destino. Pero en invierno también tiene su encanto.

      Responder