Brooklyn es uno de los lugares de Nueva York que más te recomiendo. Lo primero que tienes que saber de Brooklyn es que es uno de los cinco distritos —boroughs— de Nueva York. Cuenta con 2,5 millones de habitantes, así que ya te puedes ir haciendo una idea de la dimensión de esta zona. En esta guía de qué ver en Brooklyn te doy nueve buenas razones para incluirlo en tu itinerario.

Una de las cosas que no te puedes perder en tu visita a Brooklyn es hacer un tour a pie por el Puente de Brooklyn; conocerás los secretos de este mítico puente con un guía en español y también incluye un paseo guiado por el popular barrio de Dumbo. Además de Dumbo, este distrito neoyorquino tiene otros barrios tan conocidos como Williamsburg, Bushwick, Brooklyn Heights o Carroll Gardens. Verlos todos te puede resultar complicado, por eso te he preparado esta selección de imprescindibles en Brooklyn.

Antes de entrar de lleno en materia, déjame comentarte algo importante: el tema del seguro de viajes. Mi recomendación es que no se te ocurra viajar a un país como Estados Unidos sin él. Ni te imaginas lo carísima que es la medicina en Estados Unidos. En mis últimos viajes, lo he contratado con Mondo porque tiene el mejor precio del mercado y muy buenas puntuaciones de los usuarios. Por ser lector de nuestro blog, cualquier seguro que contrates desde este enlace tiene 5 % de descuento.

Si estás buscando alojamiento, te recomiendo el hotel Graduate Roosevelt Island. Está situado en una isla entre Queens y Manhattan, con unas vistas impresionantes al skyline de la ciudad. Está muy bien comunicado: la estación de metro está a tan solo cinco minutos andando. Cerca del hotel hay varios lugares de interés, como la sede de las Naciones Unidas, el edificio Chrysler y la catedral de San Patricio.

Qué ver en Brooklyn, mis 10 propuestas

Ya te conté en este artículo todo lo que tienes qué ver en Nueva York y ahora te doy mis razones para incluir Brooklyn en una ruta por Nueva York. Uno de los lugares más genuinos de la ciudad. Un distrito de contrastes, pero con una esencia común que mantiene hoy todavía el orgullo de esta «Ciudad de Reyes», como fue conocida antes de su anexión a New York a finales del siglo XIX. Además, si te mola el basket, te recomiendo que elijas a los Brooklyn Nets para ir a un partido de la NBA. Es todo un planazo ver al equipo de moda actualmente en la liga de baloncesto en su propio estadio.

1.- Dumbo, el barrio entre el puente de Brooklyn y el puente de Manhattan

Esta es una zonas llena de rincones con encanto en este barrio en el extremo oeste de Long Island. Uno de los iconos es Jane´s carrusel a orillas del East River. Te recomiendo también toda la zona de playas para hacer fotos muy originales con los rascacielos de Manhattan al fondo.

Otra imagen asociada a este barrio es el puente de Manhattan asomando entre Washington y Water Street. Unos metros más adelante tienes también la opción de entrar a la terraza del mercado Time Out. Aquí las perspectivas de los dos puentes de hierro son soberbias.

2.- Brooklyn Heights

Cuando pasees por aquí, te van a venir a la mente muchas series y películas ambientadas en Nueva York. Aquí están las típicas casas adosadas de color rojizo, las brownstones. Seguro que has visto más de una vez esas típicas escaleras delante de los edificios. 

Su ubicación va desde Cadman Plaza West (este) hasta el East River (oeste), y desde el puente de Brooklyn (norte) hasta Atlantic Avenue (sur). Su historia se remonta a los tiempos del Fulton Ferry, cuando todavía no había puente —se terminó de construir en 1883— y para ir de Long Island a Manhattan necesitaban un barco.

Si eres un mitómano, te cuento que el famoso escritor Truman Capote —autor conocido por libros como A Sangre fría o Desayuno con Diamantes y por su intensa vida nocturna en las mejores fiestas de Nueva York— vivió en la 70 Willow St.

Este barrio tuvo su época de apogeo y también de abandono. En las últimas décadas, ha proliferado la reconstrucción de inmuebles y Brooklyn Heights luce mejor que nunca.

No hay aquí atracciones destacables ni edificios que tengas que visitar, pero es un lugar ideal para dar un buen paseo y capturar la esencia del New York más icónico. Desde Willow Street, puedes ir andando para luego atravesar las calles de las frutas (Cranberry, Orange, Pineapple…).

Montague St es la calle comercial por excelencia de Brooklyn Heights. Si tienes ganas de tomar un café o de comer algo, este es el sitio. Te lo recomendé también en este artículo de 10 comidas típicas de Nueva York y dónde probarlas.

Las brownstones que mejor van a lucir en tu cuenta de Instagram están en Hick Street. Termino este recorrido con una última recomendación: Joralemon St. Ya me contarás qué te ha parecido este paseo. Estoy convencido de que lo vas a disfrutar tanto como hice yo. 

Cómo llegar: desde la High street – Brooklyn bridge station. Aquí llegan las líneas A, C y F de metro.

3.- Brooklyn Heights Promenade

Seguimos en Brooklyn Heights. Desde Pineapple llegas a uno de los lugares con mejores vistas de Nueva York: la pasarela elevada de Brooklyn Heights Promenade. Desde aquí tienes una espectacular visión de Manhattan. Pero no solo del Downtown, también del puente de Brooklyn, el área de Brooklyn Bridge Park —desde donde nosotros intentamos ver los fuegos del 4 de julio sin ningún éxito— y, por supuesto, el gran monumento de la ciudad, la Estatua de la Libertad.

Este es un paseo para disfrutar del skyline de los rascacielos, hacer fotos y caminar tranquilo. Y digo tranquilo, porque es peatonal y durante un buen rato te olvidarás de los agobios de coches y taxis de la ciudad, yendo de un lado para otro haciendo sonar sus bocinas.

Cómo llegar: desde la High street – Brooklyn bridge station. Aquí llegan las líneas A, C y F de metro.

Prospect Park en Brooklyn

4.- Prospect Park

Visité Prospect Park en una fecha, muy pero que muy especial, el 4 de julio. El día de la gran fiesta de los Estados Unidos. Como os podéis imaginar, el ambiente era festivo dentro del parque, quizás demasiado. El olor de las barbacoas y la cantidad de gente que había, no nos hizo disfrutar como hubiéramos querido.

Estoy convencido de que tiene que ser un lugar maravilloso cualquier otro día del año. De hecho, unos días antes fui corriendo hasta allí y la sensación fue muy diferente. El ambiente de fiesta se había evaporado y se respiraba naturaleza.

Prospect Park es uno de los parques más grandes de la ciudad. De hecho, cuenta con uno de los mayores espacios verdes de Nueva York, Long Meadow. También hay aquí un zoo, una pista de patinaje y un cementerio cuáquero. Como curiosidad, te cuento que aquí se encuentra desde los años 50 el mítico carrusel de Connie Island.

Cómo llegar: desde Prospect Park subway station, allí llegan los trenes de metro de las líneas B, Q y S.

5.- Puente de Brooklyn

Este puente es la gran estrella de Brooklyn. El gran protagonista de las visitas que los turistas hacemos en este distrito. Y tópicos aparte, su fama está más que justificada, por las increíbles vistas y también por el interesante paseo que realizas dentro de esta impresionante construcción de granito, piedra caliza y cemento, suspendida por poderosos cables de acero.

La construcción del puente de Brooklyn fue titánica. Muchos murieron —se estima que fueron casi 30 personas para conseguir levantarlo–. Incluido el ingeniero que lo diseñó, John Augustus Roebling. Se necesitaron 13 años para levantar esta mole que consiguió unir dos de las islas de Nueva York, Manhattan y Long Island.

A Mónica le encantó este lugar. Era uno de sus preferidos antes de viajar a Nueva York y no le defraudó en absoluto. Ni a mí, ni a nuestra hija, Julieta, a ella le encantó descubrir a lo lejos la Estatua de la Libertad.

El puente tiene un paso inferior para coches y uno superior para peatones y bicicletas. No sé decirte cuál de los dos soporta más tráfico.

Te aconsejo ir a última hora de la tarde. Ver anochecer aquí es una gran experiencia que no se olvida fácilmente.

Cómo llegar: desde la High street – Brooklyn bridge station. Aquí llegan las líneas A, C y F de metro.

6.- Jardín Botánico de Brooklyn

Cuando vas a Nueva York y quieres tomarte un respiro, todos pensamos en ir a Central Park. A mí me gustó, pero tampoco me pareció el lugar más tranquilo y relajante del mundo. Lo disfruté mucho más en los Cloisters, una de las sedes del museo Metropolitano de Arte y que te propuse en el artículo de planes alternativos en Nueva York. También en Prospect Park, del que te hablaré a continuación. Justo al lado de este parque está el Jardín Botánico de Brooklyn. Son 21 hectáreas diseñadas para disfrutar de la naturaleza sin salir de la ciudad.

Tiene un siglo de vida y un montón de especies diferentes. Entre los lugares más destacados de este jardín botánico están la explanada de los cerezos, el jardín japonés y el museo de bonsáis.

Cualquier época es buena para visitarlo, pero la primavera es el mes más recomendado por la gran cantidad de cerezos que hay en su interior, que florecen en los meses de abril y mayo. Si eres alérgico al polen, evita estas fechas y déjalo para invierno o verano.

Sin duda para mí este es uno de los sitios que no te puedes saltar en la lista que estoy haciendo de lugares que ver en Brooklyn.

Cómo llegar: puedes parar en la estación de Botanic Garden, línea S, o en Prospect Park subway station, allí llegan los trenes de metro de las líneas B, Q y S.

Cuánto cuesta: los adultos pagan 18 dólares y mayores de 65 años 12 dólares. Los niños menores de 12 años entran gratis.

Horarios: los lunes está cerrado. Abre de martes a viernes, de 8:00 a 18:00, y los sábados y domingos de 10:00 a 18 horas.

los mejores museos de Brooklyn

7.- Museo de Brooklyn

He dejado para casi el final uno de los sitios que más me sorprendió de este borough de New York, el Museo de Brooklyn. Ya te he hablado antes de otros museos, pero es que en esta ciudad hay tantos y de tanta calidad que es imposible mencionarlos todos en un solo artículo.

Aunque no es tan popular como el MOMA o el de Historia Natural ni de los más visitados, el de Brooklyn es uno de los museos más grandes de la ciudad norteamericana. No en vano, cuando se construyó, la idea era que fuese el más grande de todo el mundo.

Está relativamente cerca de Prospect Park y del Jardín botánico. El museo de arte de Brooklyn tiene casi un millón y medio de obras, desde piezas egipcias hasta cuadros e intervenciones artísticas de artistas contemporáneos como Rothko, Hopper o Degas.

Además del impresionante fondo de su colección permanente, también organiza exposiciones temporales tan destacadas como la que estaban exhibiendo cuando yo lo visité, una retrospectiva dedicada a la figura del mítico David Bowie.

Cómo llegar: la estación Eastern Parkway/Brooklyn Museum está enfrente del museo. Aquí llegan las líneas 2, 3 y 4.

Precios: los adultos pagan 16 dólares, estudiantes y mayores de 65 años 10 dólares. Las colecciones temporales se pagan aparte. Hay planes para combinar ambas entradas y que te salga más barato.

Horarios: los lunes y los martes está cerrado. De miércoles a domingo de 11 a 18 horas. El primer sábado de mes, abre de 17 a 23 horas.

un domingo en Brooklyn

8.- Williamsburg, el barrio judío

Williamsburg se merece un artículo entero para él solito, y lo tendrá en breve en nuestro blog. Es uno de los barrios más famosos y carismáticos del nuevo New York. Vinculado a la creación artística y reconocido como la cuna de movimientos urbanos como el hipster.

La famosa y denostada gentrificación ha cambiado el barrio. Desde hace varios años el panorama de Williamsburg se ha modificado: han cerrado las salas de conciertos, los músicos y artistas se han mudado a otras zonas de la ciudad, los habitantes de Manhattan han reemplazado a los hipsters… Y todo eso se ha notado en los nuevos pisos que se han construido, las tiendas que se han abierto y los restaurantes que han florecido. Aun así, una visita a este barrio es obligada.

Quizás por no tenerlo mitificado y saber antes de su cambio, lo disfruté igualmente. Me gustó el ambiente y el aroma que se respira en algunas de sus calles. Además tuvimos la suerte de coincidir con un animado mercado, el Smorgasburg, donde comer, beber y bailar. Se hace todos los sábados. Los domingos cambia de ubicación a Prospect Park.

Otro mercado que no te puedes perder es el Artists & Fleas. También abre los sábados. Como puedes ver, ese es el día que más animación vas a encontrar en este barrio. Este mercadillo de pulgas nos gustó especialmente a los tres: mucha ropa vintage y de nuevos diseñadores, objetos de diseño sorprendentes, buena música y helados para los más golosos.

Recomendación: si quieres vivir Williamsburg como un auténtico habitante de Nueva York, tómate un brunch. Hay bastantes sitios, pero recuerda ir prontito porque enseguida se llenan todos.

Cómo llegar: a Bedford Station llega la línea L. Desde allí te puedes mover a los mejores sitios de Williamsburg.

9.- El barrio de Bushwick, donde se concentran algunos de los mejores graffitis de Nueva York

Muchos de los que se fueron de Williamsburg se mudaron aquí. Tampoco es que tuvieran que recorrer mucha distancia porque los dos barrios están pegados y su separación no está muy clara.

Si te gusta el street art, este es tu sitio. Bushwick está lleno de grafitis. Y no solo eso. Es bastante probable que cuando lo visites te encuentres a algún artista dibujando o perfeccionando su obra en una pared.

Cuando sales por la estación del metro, da la sensación de estar en un lugar abandonado, pero poco a poco vas descubriendo sus murales. Te aconsejo descargarte la app «Street Art». Te servirá para ir localizando aquí los grafitis y también en el resto de Nueva York. Si quieres una selección de los mejores, pásate por el artículo de Ruta por Bushwick. También hay un tour a pie de arte callejero en Bushwick. Un recorrido por el barrio de una hora y media de duración.

Cómo llegar: nosotros nos bajamos en Jefferson street. Utilizas la línea L que te lleva también a Williamsburg.

10.-Coney Island

Para el final, te dejo la única visita que no pude hacer en Brooklyn. Por un motivo o por otro, al final nos quedó pendiente. Y me dio mucha pena porque era de las que tenía marcada en rojo.

Coney Island es un lugar que tiene un punto friki que me encanta. Siempre me ha fascinado cuando he visto este curioso parque de atracciones, sobre todo, después de ver la inquietante serie de televisión Mr. Robot.

Me quedé con ganas de caminar por el cinematográfico boardwalk, la rambla que comunica con Brighton beach. Y de entrar a Luna Park y comerme un hot dog de Nathan’s. No pasa nada: ¡ya tengo una buena excusa para volver a Brooklyn!

Cómo llegar: Coney Island-Stillwell Av Station es tu estación de metro. Puedes llegar con las líneas D, F, N y Q.

Preguntas frecuentes sobre qué ver en Brooklyn

¿Qué ver en Brooklyn? Uno de los imprescindibles de Brooklyn es cruzar su puente. Yo te recomiendo este tour, donde conocerás los secretos de este mítico puente con un guía en español y que incluye además un paseo guiado por el popular barrio de Dumbo. 

¿Cuál es el barrio más bonito de Brooklyn? Es imposible elegir uno, así que me quedo con dos: Williamsburg y Bushwick. El primero es el barrio judío y uno de los barrios más famosos y carismáticos del nuevo New York; y el segundo es un imprescindible para los amantes del street art, puesto que aquí se concentran algunos de los mejores graffitis de la ciudad.

¿Dónde están las mejores vistas de Brooklyn? Sin duda, en la pasarela elevada de Brooklyn Heights Promenade. Desde aquí tienes una espectacular panorámica de Manhattan: desde el Downtown y el puente de Brooklyn hasta la Estatua de la Libertad. ¡Una pasada!

¿Qué hacer en Coney Island? Tres son los imprescindibles que te aconsejo: dar un paseo por boardwalk y llegar hasta Brighton Beach, visitar Luna Park y subirte a su famosísima montaña rusa de madera y comer un Hot Dog en Nathan’s.

¿Quieres conocer más cosas de Nueva York? Mira lo que te cuento en estos artículos

Qué incluye la New York CityPass y cómo funciona

Si vas a viajar a Nueva York, te puedo asegurar que esta tarjeta es tan necesaria como la botella de agua, el teléfono móvil, la cámara de fotos o unas buenas deportivas. En este artículo, te cuento qué incluye la New York CityPass y cómo funciona.

6 comments

7 museos de Nueva York que no te puedes perder

La oferta museística de Nueva York es una de las mejores a nivel mundial. Hoy te traigo un resumen de los imprescindibles de la ciudad.

12 comments

Cómo ir del aeropuerto JFK a Nueva York

Nueva York es uno de los destinos que solemos elegir los españoles cuando nos planteamos un viaje a la costa este americana. Aunque hay tres aeropuertos, muchos de los vuelos desde Europa y, también desde España, llegan al JFK.

2 comments

¿Te esperabas que el barrio de Brooklyn diese tanto juego?

Si estás leyendo este artículo, seguramente es porque ya has visto lo más importante de Nueva York y estás diseñando una ruta por lugares más alternativos, fuera del turístico Manhattan. Ya sabes qué ver en Brooklyn, un barrio que tiene muchas posibilidades; espero que las explores y disfrutes todas.

Otra buena opción, cuando viajas a New York es pensar en realizar alguna excursión fuera de la ciudad. Es una buena forma de aprovechar el largo viaje a Estados Unidos. Por eso una buena idea es hacer un viaje combinado para visitar el país vecino para ver las cataratas del Niágara. Si quieres saber cómo ir te lo cuento todo en este post de viajar de Nueva York a Canadá.

Deja una respuesta