Si esta pregunta me la haces antes de mi viaje a Dinamarca, la repuesta habría sido un sí rotundo. Ahora no tengo tan claro que contestar. Por eso he escrito este artículo con mi experiencia para que tú me ayudes a decidir si merece la pena visitar Christiania. Si realmente debes incluirla en tu itinerario si vas a viajar a Copenhague.

Dinamarca es uno de los destinos que más me ha sorprendido en mis últimos viajes. Estuve allí dos semanas, 14 días, repartidos entre Jutlandia —el único trozo de tierra unido al contintente; el resto son islas, 407— y la capital del país, Copenhague. Durante ese tiempo visité Ribe, Skagen, Ebeltoft y Aalborg; me divertí como un chaval en Legoland Billund y en el Tivoli Copenhague; y pude disfrutar de una ciudad tan increíble como la escandinava.

La ciudad libre de Christiania

Fristaden Christiania es su nombre en danés. Nosotros la conocemos por La ciudad libre de Christiania o simplemente Christiania. Son 34 hectáreas de terreno situadas en el barrio de Christianshavn. Esta comuna autónoma —autoproclamada independiente del estado danés— comenzó a funcionar en el año 1971. Su población actual ronda los 1.000 habitantes.

Yo la descubrí hace unos años viendo un documental de la capital danesa. Me sorprendió ver cómo esta comunidad de inspiración hippie seguía en pie tantos años después de haber sido creada.

visitar la ciudad libre de Christiania

Christiania ha atravesado diferentes etapas. La última, desde 2004, ha sido bastante problemática. Una de sus principales características es que aquí se permite el consumo y la venta de drogas blandas. Convertida en una pequeña Ámsterdam dentro de la capital danesa, la ciudad libre de Christiania vio en las últimas décadas como el tráfico cada vez era a mayor escala y empezaba a ser controlado y administrado por la mafias de narcotraficantes. En los últimos años, las redadas policiales son cada vez más frecuentes, yo viví una bastante intensa.

En 2012, los habitantes de Christiania «legalizaron» su situación comprando los terrenos. Estos pertenecían al ejercito danés y fueron ocupados en los años 70 cuando comenzó a funcionar como comuna. Esto fue un paso importante después de que en 1989 permitiesen, mediante un acuerdo, que el Ayuntamiento de Copenhague supervisase su actividad. El suelo de Christiania no pertenece a los individuos —no pueden vender las propiedades— sino al colectivo.

Christiania es un «Estado dentro de otro Estado«. Y ese concepto lo compruebas cuando sales de allí y te despide un cartel que pone: You’re now entering the EU, Está usted entrando en la Unión Europea.

Normas de Christania: NO FOTOS

Aunque pueda parecer lo contrario cuando hablamos de una ciudad libre aquí hay normas. Una de ellas es muy estricta y debes cumplirla a rajatabla: NO FOTOS.

Lo mejor que puedes hacer es guardar tu teléfono en el bolsillo y dejar la cámara de fotos dentro de la mochila. Se han dado de caso de turistas a los que les han llegado a agredir por no cumplir esta regla.

visitar Christiania por libre
visitar Christiania Dinamarca

En la Pusher Street, que podemos traducir como la calle del camello, del dealer, del vendedor de droga…, ni se te ocurra intentarlo. Aquí es donde la prohibición es más estricta.

Enseguida indentifiqué a uno de los miembros «activos» de la Pusher y me puse a hablar con él. Le comenté que era periodista de viajes y le pedí permiso para sacar fotos. Su primera respuesta fue un no rotundo. Pero yo seguí insistiendo. Al final, me dijo que me quedaba al lado suyo: a lo mejor podíamos intentarlo. Cuando me disponía a sacar la cámara, me cogió de la camisa, me acercó hasta él y me susurró al oído que estaba a punto de pasar «algo gordo».

Poco me duró la alegría. Al minuto llegó su jefe, un «pedazo de tío» de  de más de 120 kilos, con el cuello de un rinoceronte y unos brazos como los de Popeye el marino. Se puso a gritar como un energúmeno a «mi colega», que con la cabeza baja me dijo que no podía hacer las fotos que me había prometido: ¡ya estaba pasando algo gordo! Inmediatamente empezó el ruido de los helicópteros que sobrevolaron nuestras cabezas el resto de la visita por Christiania.

¿Es necesario visitar Christiania si vas a Copenhague?

Para responder a esta pregunta te voy a contar mi experiencia en Christiania. Después del buen sabor de boca que me dejó visitar la iglesia de San Salvador, nos dirigimos a la ciudad libre. Teníamos bastante miedo con el tema de las fotos. Pero como el resto de la gente también estaba con sus móviles, utilizamos los nosotros en el camino que hay antes de la Pusher Street. Allí dimos una vuelta por los puestos. Los mejores son los que están dentro de las casas. En algunos te dejarán hacer fotos. En general, fueron bastante simpáticos. Nos tomamos un café «imbebible» y fue cuando intenté sacar la cámara sin ningún éxito.

Después de eso nos fuimos a dar una vuelta por Christiania: grafitis, matones, suciedad y poco más. Sí. Había algo más: policías. Que comenzaron a entrar por una de las entradas a las que nos habíamos acercado. Dimos una última vuelta, un poco alejados de las calles principales, en la que las drogas no eran tan blandas.

Sin mucho más que visitar, decidimos dar por concluida nuestra visita a Christiania. Decepcionados porque no se habían cumplido nuestras expectativas y, sobre todo, porque nos dio rabia que lo que había comenzado como un sueño para los fundadores de esta comuna puede terminar en una pesadilla si los traficantes acaban por dominarla por completo.

¿Merece la pena visitar Christiania? Creo que es importante que seas tú el que valore. Puede que aquel no fuese el mejor día. Quizás las cosas cambien o hayan cambiado ya. Desde luego, que es un tour muy diferente a lo que te puedes encontrar en otras ciudades europeas.

Cómo llegar a Christiania

Desde la plaza del Ayuntamiento hasta Christiania tienes unos 3,3 kilómetros. Si te apetece pasear, puedes hacerlo a través de la famosa Strøget, la calle peatonal más grande del mundo. Cuando la termines gira hacia la derecha en dirección a Nyhavn para pasar el puente que te dejará en el barrio de Christianshavn.

es seguro visitar Christiania

Desde la gliptoteca, sale un autobús, el 9A, que te deja en Bodenhoffs Plads (Prinsessegade), a 800 metros de tu destino. También puedes coger la línea 2A. Es la que cogí yo para ir hasta la iglesia de San Salvador que está antes de Christiania.

Visitar Christiania con un tour organizado

Christiania es una de las mayores atracciones de la ciudad de Copenhague. Compite en popularidad con los Jardines de Tivoli y la Sirenita. En torno a esta comunidad se ha creado un idílico espíritu de libertad que todos queremos comprobar en primera persona. Este lugar tiene otros atractivos importantes: los grafitis, los talleres de artistas, su aire bohemio…; las drogas blandas, de las que ya te he hablado, atraen a bastantes turísticas que quieren tomarlas sin miedo a ser multados; y los precios de la comida y la bebida de sus cafés y restaurantes, supuestamente más económicos que en el resto de la ciudad.

se pueden hacer fotos en Christiania

Con Civitatis puedes realizar un freetour por Christianshavn con el que puedes visitar Christiania. Puedes comprarlo en este enlace.

Qué ver cerca de Christiania

Como te he contado Christiania está en Christianshavn. Este barrio alternativo tiene su origen en el siglo XVII. Es un conjunto de canales artificiales que destaca por su gran oferta gastronómica. Aquí estaba situado el fue el mejor restaurantes del mundo, el NOMA.

Entre los lugares más destacados, aparte de sus calles repletas de restaurantes con un variada oferta de comida internacional, están el histórico edificio del Lille Mølle, la Opera House y la antigua base naval de Holmen. Yo dediqué parte de visita a Christianshavn visitando la iglesia de San Salvador. Una original construcción barroca coronada con una excéntrica escalera de roca enroscada a su chapitel.

Subir a esta torre es una de las cosas más recomendables que puedes hacer en Copenhague. Las vistas desde aquí son fabulosas. Puedes subir hasta el último escalón si te atreves. Yo lo hice, aunque el último tramo es estrecho y puede darte un poquito de vértigo si no eres muy amante de las alturas. Ten en cuenta que si llueve o hay fuertes vientos, el acceso a la torre estará cerrado.

visitar Christiania en un tour organizado
visitar Christiania y sus grafitis

Horarios y precios de la torre de San Salvador en Copenhague

Del 23 de febrero al 30 de abril: lunes a sábado de 10:00-16: 00. Domingos y festivos de 10: 30-16: 00. Precio de la entrada: adultos, 35 dkk (coronas danesas) —4,70 €—, niños hasta 14 años, gratis.

1 de mayo – 30 de septiembre: lunes a sábado de 9: 30-19: 00. Domingos y festivos de 10: 30-19: 00. Precio de la entrada: adultos, 50 dkk (coronas danesas) —6,70 €—, niños hasta 14 años, 10 dkk (coronas danesas) —1,35 €—.

1 de octubre – 15 de diciembre: de lunes a sábado de 10: 00-16: 00. Domingos y festivos de 10: 30-16: 00. Precio de la entrada: adultos, 35 dkk (coronas danesas) —4,70 €—, niños hasta 14 años, gratis.

Cierre de invierno: 16 de diciembre de 2019 – febrero de 2020

¿Sigues pensando que merece la pena visitar Christiania? Si la respuesta es sí, cuando vuelvas cuéntame cómo fue tu experiencia y si te sirvió de ayuda este artículo para preparar tu viaje.

Estos tres artículos son fundamentales para viajar a Cophenague

Viajar a Copenhague barato

15 cosas que debes saber antes de viajar a Copenhague

Después de Noruega y Suecia, el siguiente destino de Escandinavia que quería conocer era Dinamarca. El viaje al país de los vikingos lo inicié en Jutlandia, la única parte que está unida al continente europeo —el resto son islas; 407—. De allí me fui a la capital. Si tú también vas a viajar a Copenhague …

2 comments
una guía de qué hacer en Tivoli Tivoli Copenhague

Qué hacer en Tivoli Copenhague, guía para pasarlo pirata

Me encantan los parques de atracciones. Cuando voy a uno disfruto como un niño. El de Disneyland París es uno de mis favoritos. Mejor dicho «era», hasta que conocí este verano el Tivoli Copenhague. Y no solo lo pienso yo, un tal Walt Disney también quedó seducido por sus encantos y tomó alguna que otra idea …

12 comments
Un día en Copenhague en el canal

Un día en Copenhague, lo imprescindible de la ciudad

La capital de Dinamarca se merece mucho más tiempo que 24 horas. Yo estuve cuatro días y me supo a poco. Pero soy consciente de que muchos de los que visitan esta ciudad no tienen tantas horas, solo han hecho escala con un crucero o tienen planeado visitar otras ciudades danesas o destinos cercanos como …

2 comments

Deja un comentario

2 Respuestas para “¿Merece la pena visitar Christiania?”

  1. Avatar for monicaferreiro Maruxaina Bóveda dice:

    Vaya…menudo chasco. Yo conocí este lugar leyendo un post de Patri, Cosmopolilla, y me encantó por esa idea hippie, alternativa o artística que parecía tener el lugar. Una pena lo que cuentas y ojalá no se convierta en un reducto de mafias y demás.
    Os recomiendo cuando viajéis a Vilna, visitar Uzupis, es un estilo a Christiania pero sin esos malos rollos
    ¡Un abrazo!

    Responder
    1. Avatar for monicaferreiro monicaferreiro dice:

      La verdad es que sí. Para mí visitar Christiania era uno de los imprescindibles en la ciudad y me decepcionó bastante. De hecho el ambiente de respecto, convivencia y tolerancia lo percibes mejor en cualquier otro barrio de Copenhague que en la ciudad libre de Christiania. Me apunto lo de Vilba porque tiene muy buena pinta.
      ¡Un besazo y nos vemos pronto!

      Responder