Esta es una de las ciudades más bonitas que he visitado, y en la que más me he relajado; en pareja y en familia. Es un lugar lleno de historia, con muchas actividades y tantos sitios por visitar, que no tienes tiempo para aburrirte. Pero, sin dudarlo, el mejor plan: es ir de balnearios en Budapest. Tengo 5 propuestas termales para que elijas, aunque yo te recomiendo que las hagas todas.

Los balnearios que he probado en Budapest son fantásticos, y son el intermedio perfecto para descansar entre recorridos turísticos y otros planes más moviditos. ¡Al fin y al cabo para eso están las vacaciones! Por si tienes prisa, te dejo ya el link para que reserves tus entradas en el Széchenyi, el que todos los turistas queremos conocer.

Antes de te sumerjas en las aguas termales, quiero recomendarte dos alojamientos. El primero es un sitio muy céntrico: los apartamentos Gozsdu. Están en una de las zonas más concurridas de bares y restaurantes. Los que nos tocaron a nosotros fueron muy tranquilos. Tienen buen precio y una localización excelente. También quiero hablarte del hotel que alojé en mi primer viaje a la capital de Hungría, el Corinthia. Si quieres vivir unos días inolvidables en un cinco estrellas, no te lo pienses. Tienes hasta un spa art decó en su interior.

Mi lista de balnearios imprescindibles en Budapest

En mis dos viajes a Budapest he tenido la suerte de estar en unos cuantos. Tengo mis favoritos, y hoy estoy dispuesta a contarte mis secretos para conseguir la máxima relajación posible en esta preciosa ciudad. ¿Estás preparada? ¡Pues vamos allá! 

1.-Széchenyi

Con una toalla, un gorro y unas buenas chanclas, estás listo para disfrutar de esta experiencia en el balneario de Széchenyi. Se encuentra en la parte más central de la ciudad, cerca de una parada de metro; la mejor forma de transporte para llegar hasta allí. 

Cerca del balneario tienes otros lugares interesantes como el Zoológico, Jardín Botánico de Budapest y la Plaza de los Héroes con sus míticas estatuas

Antes de empezar a hablarte de las maravillas de este balneario, tengo que hacerte una pequeña advertencia. Dada su ubicación privilegiada y la excelencia de sus servicios suele estar muy concurrido. Te recomiendo que acudas a primera hora de la mañana para no tener sorpresas indeseadas.  Y que compres tu entrada con mucha antelación.

Una vez que llegas al sitio puedes canjear tus entradas en la taquilla y entrar a sus vestuarios. Están separados por sexos, los de hombre y los de mujer. 

Al entrar te dan una pulserita que te sirve para tener acceso a las taquillas en cualquier momento. Esto es fantástico, porque te permite olvidarte de la cámara de fotos, el móvil, el dinero y todos los demás elementos que lleves en los bolsillos o el bolso. Y bañarte con tranquilidad porque tus pertenencias están seguras. 

El balneario tiene un montón de puntos interesantes. En el exterior tiene una piscina olímpica que siempre está a 27º y en la que puedes nadar tranquilamente. En el interior ya encuentras otros baños y piscinas. Hay una a 38º, y otra muy curiosa en la que, si te acercas a la parte central, la corriente te hace girar en círculos. 

En la parte superior del balneario hay hamacas y puestos de comida, por lo que si te relajas demasiado y se te pasa la hora de comer no hay problema. Subes, comes, y luego te sigues relajando en sus maravillosas bañeras y piscinas. 

Hay también un spa de cerveza. Puedes probar la experiencia de flotar en un tonel de cerveza con aguas esenciales y aromaterapia. Además, te dejan al lado un grifo de cerveza para que sirvas a tu gusto… Eso sí, este servicio de spa se paga aparte, no está incluido en la entrada.

2.-Gellert 

Al igual que otros muchos balnearios, el Gellert forma parte de un hotel de igual nombre. Es un buen lugar donde alojarse, pero incluso si no tienes habitación allí vale la pena visitar su balneario. 

El balneario se construyó en 1918 y fue reformado en 1927. No sé cuánto habrá cambiado desde entonces, lo que sí sé es que puedes pasar un día maravilloso en sus baños termales. 

Tiene una piscina principal que, esto es algo decepcionante, no es caliente. En verano esto no importa, porque se puede disfrutar de todas formas y lo cierto es que es preciosa. Sin embargo, en invierno te pierdes la atracción principal del balneario. 

El resto de los baños, que sí son termales, están bastante bien. A mí es uno de los que más me gusta de Budapest, aunque mi favorito sigue siendo el Széchenyi. Este, además, es un poco más caro. 

Al igual que en el caso anterior, las entradas para este balneario pueden comprarse a través de internet, y así te ahorras colas. Con la Budapest Card —que tiene incluida los museos más importantes y acceso gratuito al balneario de St. Lukács— tienes un 20 % de descuento en los Gellert.

También se puede llegar a él usando el transporte público. En este caso, empleando el autobús o el tranvía. 

3.-Rudas

La tradición de los balnearios en Budapest es muy antigua, y el caso más evidente es el de Rudas. Estas aguas termales se establecieron en la ciudad hace 450 años, cuando la ciudad pertenecía a los Otomanos. 

Se lo considera uno de los baños turcos más bonitos del mundo, y no es para menos. La belleza del lugar te deja sin habla. De hecho, por su aspecto podrías asegurar que estás en un balneario de Estambul, en lugar de en uno de Budapest. Y no es que estos últimos sean más feos, es sencillamente que el estilo es distinto.

Dado que es un balneario con una larga tradición ha pasado por muchas reformas y remodelaciones. Se construyó en 1550, pero se ha ido ampliando y cambiando en los años 1566, 1896 y, finalmente, en 2006, cuando reabrió sus puertas al público. 

El balneario dispone de muchos baños y piscinas en las que vale la pena pasar tanto tiempo como te pida el cuerpo. No obstante, si vas a este balneario, no puedes perderte su sala principal. 

En ella se encuentra la piscina octogonal otomana, su famosa cúpula de 10 metros de diámetro, sujeta por ocho imponentes columnas, y otras cuatro piscinas en los laterales, cada una de ella a distinta temperatura. Las vistas en esta estancia son impresionantes. 

4.-Thermal Margaret Island

Otra gran alternativa cerca de Budapest es el Thermal Margaret Island. Se encuentra en la isla verde de Margaret, tal y como lo indica su nombre. Al igual que en casos anteriores, se encuentra en el interior de un hotel del que puedes o no ser huésped para hacer uso del spa. 

Los huéspedes, sin embargo, no tienen que pagar para acceder al spa, lo cual es una clara ventaja a tener en cuenta. 

En el balneario se encuentran dos saunas finlandesas (una para hombres y otra para mujeres), que son toda una experiencia en sí mismas, y una sauna de infrarrojos. Además, claro, tiene piscinas termales naturales con aguas medicinales.  

5.-Corinthia

¿Te has bañado alguna vez en las aguas termales de un palacio? Entonces el Corinthia va a ser para ti una experiencia tan única e inigualable como lo fue para mí. 

Como en casos anteriores, el Corinthia es un hotel. En este caso, se encuentra ubicado en pleno centro de Budapest. Y sus baños termales son majestuosos. 

Su balneario se conoce por el nombre de Royal Spa, que es en sí mismo una obra de arte. En él se combinan las comodidades más modernas y actuales con los elementos originales de este lugar tan emblemático de Budapest. 

Bonus: otros balnearios con muy buena pinta en Budapest

Todos los balnearios que te he recomendado hasta ahora son muy buenos, y conseguirán que te relajes cómo nunca antes en la vida. Pero no son todos los que hay en Budapest, y no son los únicos que parecen ser capaces de dejarte más relajado que nunca en la vida

Yo ya tengo echado el ojo a otras muchas opciones que parecen de lo más interesantes para el próximo viaje. Te las dejo por aquí. 

  • Peterzsébet
  • Római
  • Pünkösdfürdö
  • Paskái
  • Palatinus
  • Csillaghegy
  • Lukacs
  • Király
  • Dandás

Preguntas habituales antes de reservar un balneario en Budapest

No quiero que tengas ninguna duda sobre los balnearios de Budapest. Por esa razón termino el artículo con esta colección de preguntas frecuentes.

¿Qué balneario no me puedo perder en Budapest? Cualquiera de los 5 que te he mencionado son increíbles. El Gellert es uno de los grandes clásicos. A mí me encantó el interior. La vista desde la cúpula de Rudas es una gran experiencia. Pero si solo tienes tiempo para uno, no te puedes perder el Széchenyi.

¿Merece la pena visitar los balnearios de Budapest? Sí. Sin dudarlo. Es una de las grandes experiencias en un viaje a Hungría.

¿Qué debes llevar a los balnearios de Budapest? Gorro, bañador, toalla y chanclas. El gorro es obligatorio y las chanclas te evitan resbalones. Si vas en verano, no te olvides la crema solar porque en las partes exteriores el sol pega muy duro.

¿Los niños pueden entrar en los balnearios de Budapest? Sí. No hay limitación de edades. Lo que tienes que tener en cuenta es que a partir de los dos años suelen pagar igual con un adulto.

¿Cuándo están abiertos los balnearios de la capital de Hungría? Todo el año. No cierran. Aquí la gente se baña hasta en invierno. Yo siempre he ido en verano y a veces es un poco agobiante el calor de las piscinas. Por eso es bueno combinar con las duchas de frío. Acuérdate de hidratarte muy bien —agua y aquarius— durante tu visita.

¿Seguimos viajando por Europa?

consejos para visitar Florencia

Qué ver en Florencia, guía con toda la información práctica

Esta es una guía de Florencia para ayudarte a preparar tu viaje por la capital de la Toscana. He incluido los monumentos, visitas imprescindibles y mucha información práctica para que puedas organizar tus rutas día a día.

8 comments
Guía para visitar el Palacio de Versalles

Visitar el Palacio de Versalles, cómo disfrutarlo sin agobios

El palacio más famoso del mundo está al lado de París. Te cuento todo lo que necesitas saber de Versalles y el espectáculo de las aguas medicinales.

4 comments
curiosidades de roma para ver

Curiosidades de Roma que nadie te ha contado

En este artículo te voy a contar secretos, anécdotas y datos de interés de la capital de Italia. Es sorprendente todo lo que aprendí con mis visitas por la roma antigua. Pero toda la ciudad está llena de curiosidades muy divertidas.

0 comentarios

¿A qué te han entrado ganas de un baño en estas aguas termales?

Yo ya tengo ganas de regresar por tercera vez a la capital de Hungría. Es una ciudad con un montón de lugares fantásticos como el Bastión de pescadores y con un centro muy animado en Pest. Pero sus balnearios son uno de los grandes atractivos de este histórico lugar. Si has probado algún termal más además de lo que propongo, no dudes en ponerlo en los comentarios.

Deja una respuesta