En este blog somos muy fans de esta zona de Cataluña. De hecho, Mónica y yo nos consideramos adictos a su litoral, sus paisajes, su gastronomía y sus gentes. Hemos viajado un montón de veces aquí y ya estamos pensando cuándo será la siguiente. Si estás planeando un viaje a esta parte del Mediterráneo, te va a ser muy útil esta guía de las mejores playas de la Costa Brava que te he preparado.

La primera vez que fuimos a la Costa Brava lo hicimos atraídos por sus playas, pero también porque teníamos muchas ganas de visitar los coquetos pueblos de la provincia de Girona. Fue todo un acierto. Yo pienso que esas excursiones son el complemento ideal para tu viaje. Y si quieres que el viaje sea de 10, incluye también en tu agenda una de las ciudades más bonitas del país, Girona.

En nuestros siguientes viajes hemos seguido añadiendo pueblos bonitos a nuestra colección, profundizando en esa preciosa región que es el Empordá —la Toscana catalana—, y visitando nuevas calas y playas donde disfrutar de un buen baño y buen arroz a la orilla del Mediterrani. Otro de los puntos fuertes es que está muy cerca de la ciudad de Barcelona.

En la Costa Brava tienes que echar como mínimo cinco días, aunque lo recomendable sea una semana. Puedes estar una quincena entera y te habrás dejado sitios por visitar. Te voy a sugerir varios alojamientos para que elijas la fórmula que más te puede apetecer. Las últimas ocasiones en las que he estado en la provincia de Gerona, me he quedado en la casa de nuestros amigos Eudald y Patricia. De momento ellos no aceptan reservas, pero te voy a hablar de unos cuantos hoteles que sí las admiten.

Como te he comentado Girona es una ciudad espectacular. Una idea puede ser ir a la costa y de turismo rural por el día y hacer vida urbanita por la noche. Si quieres pernoctar en la capital de la provincia el Carlemagny es una gran opción: céntrico, moderno y con todos los servicios.

Si lo tuyo es tomarte la última copa de vino mirando al mar, te recomiendo el hotel en el que me alojé en Lloret: el complejo Guitart. Está muy cerca de la playa de Fenals y, además, tiene piscinas y parque acuático. Cenar allí es una gran idea; todo lo que cocinan está riquísimo, y el desayuno es una pasada. Para terminar te voy a hablar del hotel rural en el que dormimos en nuestro primer viaje a la Costa Brava, L’Hort de Sant Cebrià. Juan Carlos y Jordi son encantadores y cuidan todos los detalles. Ten en cuenta que en este establecimiento solo admiten familias con niños mayores de 12 años.

Las 8 mejores playas de la Costa Brava

Ahora toca centrarse en el mar. Mete el bañador, la crema bronceadora y las gafas de esnórquel en la maleta. Prepárate para realizar un viaje increíble por las mejores playas de la Costa Brava. Muchas de ellas estoy convencido que podrían estar incluidas en mi guía de las mejores playas de España.

1.- Cala Sa Tuna (Begur)

Begur es uno de los top de la Costa Brava. Su conjunto —el castillo, las calas, su centro histórico y el núcleo románico de Esclanyà— es de una belleza increíble. Esta localidad está situada en lo alto de una colina porque su origen está en una fortaleza. Su castillo medieval se complementa con las torres construidas para evitar los ataques de los piratas que llegaban del Mediterráneo. El contraste lo ponen las casas de los indianos, vecinos que viajaron al nuevo continente en busca de fortuna y regresaron con los bolsillos bien cargados para dar esplendor a su pueblo.

En Begur puedes practicar el senderismo y también los deportes naúticos. Te recomeindo disfrutar de las vistas y tomarte un buen pescado de roca —un auténtico manjar típico de esta zona—. No te olvides de meter el bañador para tu excursión, en Begur hay un montón de playas y calas: Aiguablava, Illa Roja, Aiguafreda, El Raco… Nuestra preferida es Sa Tuna. Su entorno es de postal: las casitas blancas con sus puertas de color, las barcas y sus 80 metros de grava mecidos por el mar. Está a diez minutos en coche de Begur. Un último consejo: piérdete por el camino de ronda para descubrir la zona de rocas del entorno de esta cala. Y si te gustan las curvas, en un plis plas está en el mirador de la Creu.

Nosotros después de pasar la mañana en Sa Tuna el baño nos lo dimos en otra cala de Begur, en Sa Riera. Totalmente recomendable para un buen chapuzón.

  • Dirección: Avinguda Garbi, 25, 17255 Sa Tuna, Girona
  • Servicios: parking de pago, duchas y bares. Es accesible para personas con discapacidad.

2.- Sant Pere del Pescador

Seguro que hay mejores playas que esta. Pero fue la primera de la Costa Brava que visitamos y le guardo un cariño muy especial. Además he querido incluirla en esta lista para que tomes buena nota si eres un enamorado de los deportes acuáticos.

La platja de Sant Pere tiene un característica: hace mucho viento. Por ese motivo se realizan aquí pruebas del campeonato mundial de windsurf. El truco es buscar una buena duna para resguardarte y disfrutar de este maravilloso paraje natural, situado entre las desembocaduras de dos ríos, el Fluvià y el Riuet. Este arenal está divido en las siguientes playas: Platja del Riuet, Cortal de la Devesa, Cortal de la Vila, Cal Cristià, Can Sopa, Can Nera, Can Martinet y La Gola. Sant Pere te sorprende por su longitud, más de seis kilómetros, pero, sobre todo, por su anchura: casi cien metros.

  • Dirección: Platja de Sant Pere Pescador.
  • Servicios: zona de nudismo, práctica de kitesurf y windsurf, parking, bares y atención sanitaria.

3.- Cala Montgó

Punta Milà y Punta Montgó ofrecen cobijo de la temida tramontana a esta cala de arena fina y blanquecina. Cala Montgó está a camino entre L’Escala y Torroella de Montgrí, en el límite entre el Alt Empordà y el Baix Empordà. Puedes acceder hasta esta playa desde el paseo marítimo de la primera localidad, por un camino de ronda. Los alojamientos turísticos y residencias de verano contrastan con la naturaleza del Parque natural, el de Montgrí, las islas Medes y el Baix Ter, situado al lado de la cala.

  • Dirección: Avinguda de Montgó, 307-303. 17130 L’Escala, Girona
  • Servicios: dispone de todos los servicios (aparcamiento, baños, socorristas, duchas, bares y baños). Tiene bandera azul y suele usarse por los turistas para fondear sus embarcaciones.

4.- El Portitxol (L’Escala)

Es uno de los mejores lugares para disfrutar de la Bahía de Rosas. Desde aquí tienes también una buenas vistas del pueblo de l’Escala —uno de los municipios más conocidos de la costa catalana por sus exquisitas anchoas saladas—. Esta playa está localizada en el paseo marítimo de Empúries. Muy cerca del Museu d’Arqueologia de Catalunya-Empúries, una visita obligada para los amantes de la historia. Puedes dejar el coche en el parking del hostal, pero también puedes llegar hasta este lugar andando por el paseo de Empúries. Acuérdate de sacarle una foto al famoso arco —esculpido por el mar en las rocas— de Portitxol.

  • Dirección: El Portitxol, 17130, Girona.
  • Servicios: parking en el hostal (de pago en temporada veraniega), duchas, baños y alquiler de tumbonas. Es accesible para personas con discapacidad.

5.- El Rec del Molí (San Martin de Empuries)

Las playas de Empúries están unidas por un camino de ronda, por el que es habitual ver a paseantes, corredores y ciclistas. Todas ellas tienen un paisaje común de pinares y blancos arenales. En esta platja encuentras dunas y paisaje rocoso. Destaca por la gran vida submarina de sus aguas. Cuando viajé al cuerno de oro en Croacia me compré mis primeras, y de momento únicas, gafas para hacer esnórquel. En las playas y calas de la Costa Brava les di buen uso.

  • Dirección: Passeig Dr. Pi i Llussà, 2, 17130 L’Escala, Girona
  • Servicios: parking, alquiler de tumbonas y duchas. Accesible para personas con movilidad reducida.

6.- Gran de Culip (Cadaqués)

¡Vaya día que pasamos en Cadaqués! La gozamos visitando esta idílica localidad ligada al genial Dalí. Pero es que lo vino después todavía fue mejor: nos fuimos a descubrir el Cap de Creus. Comimos en el restaurante del faro —arroces y pescados con una vistas inimaginables; los camareros no son los más rápidos del mundo, pero en un sitio así se perdona todo—. Y para terminar el broche de oro: un chapuzón en Gran de Culip. Una calita de película en la que disfruté buceando al lado de bancos de peces. El Cabo de Creus es uno de esos lugares mágicos a los que siempre quieres regrasar.

  • Dirección: Platja Gran de Culip
  • Servicios: no tiene. Suelen fondear embarcaciones. Sus dimensiones reducidas (30 de ancho por 15 de largo) hace que no tenga demasiado público.

7.- Playa de Fenals (Lloret)

Con lo mucho que me gusta el mar y parece que no estoy muy dotado para los deportes naúticos. Con el esnórquel no he tenido de momento problemas, pero cuando se trata de una tabla de surf o de darle al remo las cosas se tuercen. En mi viaje a Lloret, en el que celebraron su aniversario nuestros compañeros blogueros de Barcelona, casi naufragó practicando el kayak en estas playas. Después del susto preparé este artículo de lo importante que es contratar un seguro de viajes cuando haces deporte en tus vacaciones.

A pesar del remojón durante la actividad, disfruté un buen rato de esta playa, que cuenta con todos los servicios y el reconocimiento de la bandera azul. El entorno también es muy chulo, entre el Castillo de San Juan y los Jardines de Santa Clotilde.

  • Dirección: Passeig Ferran Agulló, s/n, 17310 Lloret de Mar, Girona
  • Servicios: aparcamiento, baños, socorristas, duchas, bares y baños.

8.- Cala Portaló, Cadaqués

Esta es una de las calas más idílicas de toda la Costa Brava. Muy valorada por los amantes de la naturaleza. Para poder llegar hasta ella tendrás que andar algo «más de dos kilómetros» por un camino en el que te encontrarás unas cuantas piedras; no te olvides de llevar calzado adecuado. La recompensa merece la pena: una lengua de arena en medio de la naturaleza, un paisaje casi virgen que nada tiene que ver con las playas de las zonas más turísticas de la costa española.

Otras playas de la Costa Brava para darte un buen chapuzón

He dejado la selección de playas de Costa Brava en ocho, pero me he dado cuenta que han quedado fuera unas cuantas que también había probado, y otras tantas que tengo apuntadas para mi próximo viaje al litoral catalán. Aunque solo las mencione quiero que sepas cuáles son. Ahí van ocho propuestas más para darte un buen baño en la Costa Brava:

  • Port-Bo (Calella de Palafugrell).
  • Illa Roja (Begur).
  • Platja Treumal (Blanes).
  • Platja El Golfet (Calella de Palafrugell).
  • Cala Taballera (El Port de la Selva).
  • Playa Es Castell (Palamós).
  • Cala Urgell (Sant Feliu de Guíxols).
  • Santa Cristina (Lloret de Mar).

¿Cuántas conoces tú de estas playas y calas de la Costa Brava de las que te hablado?

¿Qué tal el recorrido por las playas de Costa Brava?

El Mediterráneo es otro nivel. Sus playas, su luz, su gastronomía, sus gentes…; en este blog somos muy fan de este mar. Y, por supuesto, de su costa. Ya estamos contando los días para viajar de nuevo a la Costa Brava, ¿y tú?

Seguimos viajando por Cataluña?

Las mejores atracciones en Port Aventura

Las mejores atracciones de Port Aventura

Te voy a contar qué espectáculos y atracciones son para mí los más divertidos e imprescindibles de este parque de Salou. Y si vas con niños te va interesar saber a cuáles se pueden montar por edad y altura.

2 comments
Girona provincia turismo

Imprescindibles de la provincia de Girona, 15 lugares sorprendentes

¿Estás organizando un viaje a Girona? ¿Estás dudando entre costa o interior? Tienes que incluir la Costa Brava, los pueblos medievales o paisajes naturales como el de la Garrotxa. Te cuento mis 15 imprescindibles para una primera vez.

2 comments

Qué ver en Girona, mi guía para visitar la ciudad

Me enamoré de esta ciudad catalana la primera vez que la visité. Y confirme mis votos en la segunda ocasión que estuve allí. En este post te cuento por qué no te la puedas perder y cuáles son sus imprescindibles.

2 comments

Deja un comentario