Un día en Olite, una villa medieval en Navarra

Un día en Olite, una villa medieval en Navarra
Un día en Olite, una villa medieval en Navarra
5 (100%) 2 votos

A la vuelta de las vacaciones de siete días en Girona decidimos añadir cuatro días en los Pirineos. Es una de las zonas de montaña, en España, que todavía no habíamos tenido ocasión de visitar. Elegimos la provincia de Huesca por ser más o menos la mitad de camino. En la ruta que preparamos para regresar a casa encajaba perfectamente una parada de un día en Olite, en Navarra. Esta pequeña ciudad medieval (apenas sobrepasa los tres mil habitantes) está en el límite de Aragón, a mitad de camino entre Aínsa, de donde veníamos y Burgos. Por lo que no íbamos a desperdiciar la ocasión de ver uno de los castillos medievales mejor conservados de Europa.

Plaza de Teobaldos y de Carlos III, dos cosas para ver en Olite

Un día en Olite, la ciudad medieval de Navarra
El ayuntamiento de Olite en la plaza de Carlos III

Un vez dentro del casco antiguo, hay dos plazas que concentran el mayor número de monumentos para ver en Olite y actividad en la ciudad. La plaza de Carlos III tiene forma elíptica. En un extremo el Palacio Real y en el otro el Ayuntamiento. Entre uno y otro, La Torre Chapitel, Las Galerías Medievales subterráneas, los soportales y unos cuantos comercios, restaurantes y bares.

Un día en Olite, la ciudad medieval de Navarra
El Parador de Olite en la plaza Teodobaldos

Desde el arco de la plaza de Carlos III, bajo la Torre Chapitel, pasas a la plaza Teobaldos. Aquí está la iglesia de Santa María, el Palacio Viejo con el Parador, la Oficina de Turismo el museo del vino, comercios y bares. Cualquier expectativa que tengas sobre la ciudad queda superada, con creces, por las vistas del Palacio Real de Olite, desde cualquiera de las dos plazas.

Callejear por el casco antiguo de Olite

Un día en Olite, la villa medieval en Navarra
Calles del centro de Olite
Un día en Olite, la villa medieval en Navarra
Murallas romanas en Olite

A la zona medieval de Olite se puede entrar por distintas calles del perímetro de la ciudad. Un recorrido extramuros merece la pena por las distintas perspectivas que ofrece y tampoco es un recorrido que lleve mucho tiempo realizarlo. Las vistas de la iglesia de San Pedro, del Palacio Real con sus almenas y torres, o la antigua muralla romana adosada a casas típicas de la zona. Simplemente callejeando encuentras casas blasonadas con escudos de armas e impresionantes aleros de madera.

Esta villa medieval es uno de los grandes reclamos turísticos de Navarra. Estas son las diez cosas que puedes ver en Olite: la plaza de Carlos III, las galerías subterráneas, la Torre Chapitel, El Palacio Real, El Parador de Turismo (antiguo palacio real), la iglesia de Santa María, la plaza de Teobaldos, la iglesia de San Pedro, el museo del vino, y los restos de la muralla romana.

San Pedro y Santa María, dos iglesias que debes ver en Olite 

Iglesia de Santa María de Olite
Iglesia de Santa María de Olite

Entre el Palacio Viejo y el nuevo está la iglesia de Santa María en la plaza de Teobaldos. Las guías dicen sobre esta iglesia de Olite que tiene una magnífica portada de gran riqueza iconográfica. En el interior, un retablo mayor Renacentista y un Crucificado gótico de gran devoción en la ciudad. Nosotros, mientras Julieta jugaba con otros niños, no podíamos dejar de mirar el claustro que cierra la entrada principal de la iglesia e imaginarnos verla en algún episodio de la serie Juego de Tronos. La iglesia de San Pedro y su esbelta torre gótica en aguja es otra de las iglesias para visitar si pasas un día en Olite . La iglesia se comenzó en estilo románico, pero como otros muchos edificios en esta época fue añadiendo elementos de otros estilos, como es el caso de la torre.

El Palacio Real, la visita obligada si pasas un día en Olite

Un día en Olite, la villa medieval en Navarra
Palacio Real de Olite

Poco antes de llegar a Olite te recibe la silueta imponente de la ciudad, con el Palacio Real en primer término. Sobre todo, lo que más llama la atención es encontrarte este castillo en medio de un paraje tan austero, como lo es esta zona de Navarra. Este es el típico edificio que esperas ver en la ruta del Loira, pero no aquí. Se nota que Carlos III el Noble estaba acostumbrado al lujo, desde su nacimiento, y trajo a Olite lo mejor de las cortes europeas.

Un día en Olite, la villa medieval en Navarra
Patio de Armas del Palacio Real de Olite

Fue él, precisamente, quien manda ampliar el viejo castillo, hoy parador de turismo, con este nuevo edificio. Dentro de las dependencias se puede visitar el patio de armas, las cámaras del rey de la reina, una pequeña sala mudéjar, la galería gótica y un jardín para disfrute de la reina construído sobre una enorme bóveda para proteger a las plantas flores de los rigores del clima. Gracias a este Palacio Real, Olite se convirtió en la villa favorita de los Reyes de Navarra durante el Edad Media. A día de hoy sigue siendo uno de los ejes centrales de la ciudad y es el top one de lo que debes ver en Olite. En el castillo se celebran muchos actos culturales y es el escenario perfecto para celebrar las Fiestas Medievales en el mes de agosto.

Probar el vino de la capital del vino en Navarra: otra cosa para hacer en Olite

Atractivos turísticos en Olite
Atractivos turísticos en Olite

De Olite se dice que es uno de los grandes reclamos turísticos de Navarra. También que es la gran bodega de Navarra por su larga tradición en este sector, y por las instalaciones. En la ciudad hay varias tiendas con venta de vino y conservas. Los productos de huerta enlatados son otro de los puntos fuertes de la zona. Cerca, pasa el río Cidacos. A mi me sonaba mucho por los pimientos y espárragos. Todo el mundo, en la ciudad,  te habla del prestigio de los vinos de la D.O. de Navarra y de lo buenos que están. Nosotros no nos quedamos sin averiguarlo. Probamos varios y pasaron con creces nuestro listón de excelentes, relación calidad-precio.

En El Viaje de Sofi te vas a encontrar un blog de viajes con todo lo que no se ve cuando vas de turista. Recomendaciones low chic en el que esperamos sorprenderte con nuestros amenos y divertidos textos, la estética, y la selección de establecimientos y lugares curiosos que vamos descubriendo por distintas ciudades del mundo. Además de nuestra particular visión de la ciudad de Burgos reflejada en “El Viaje de Sofi en… Burgos” una guía de viajes nada, nada turística, en la que hemos sustituido las fotos por unas coloridas ilustraciones. Así como, unas visitas guiadas por la ciudad para que vayas totalmente contracorriente. Servicios de Community Management para profesionales del turismo…
MonicaFerreiro

1 comentario

  1. […] varios tramos nos ha permitido conocer muchos sitios que teníamos pendientes de visitar, como la ciudad medieval de Olite. Con el “bajón”, típico del final de las vacaciones nos dejamos llevar a la época de los […]

Deja un comentario