Es una de las ciudades más importantes de Polonia y de las más visitadas. Tuvo la suerte de salir casi indemne de la destrucción de la II Segunda Guerra Mundial, lo que le ha permitido conservar casi todo su patrimonio intacto. Si vas a viajar a este país tienes que saber qué ver en Cracovia. También te voy a proponer 10 cosas para hacer en esta bonita localidad polaca.

En Polonia no encontrarás un lugar con más monumentos y con más edificios destacados que esta. Por algo la UNESCO incluyó su centro histórico (Wawel, Stare Miasto y Kazimierz) en su primera lista del Patrimonio mundial ya a finales de los 70, cuando todavía sufría, como el resto del país, los rigores del régimen comunista. También en el 1978 fueron reconocidas con esa distinción las minas de sal de Wieliczka, situadas a menos de 20 kilómetros de la ciudad.

Cracovia es un lugar ideal para realizar excursiones. Como te comentaba puedes reservar una para visitar sus famosas minas de sal. También desde aquí tienes tours a Auschwitz. Incluso puedes hacer hacer un combinado de Wieliczka y Auschwitz en el mismo día. Esta última para mí es la más recomendable.

Minas de sal de Cracovia y Auschwitz

Icono de la sección

Cracovia tiene una relación muy especial con la cultura. Tres de mis poetas favoritos son de esta ciudad: Creslaw Milosz, Wislawa Szymborska y Adam Zagajewski. Los dos primeros obtuvieron el Premio Nobel de literatura por sus versos. Pero es que esta ciudad es también la cuna de uno de la más importantes autores de ciencia ficción, Stanislaw Lem (Solaris). Y seguro que te suena el nombre de un director de cine que se crió aquí: Román Polanski (China town).

Casco antiguo de Cracovia

15 cosas que tienes que ver en Cracovia

Su conjunto medieval es imponente. Y también el renacentista. Vas a disfrutar de iglesias góticas, castillos —como el de Wasel— y de uno de los barrios judíos más destacados de Europa, Kazimierz. Como ves la lista de lugares que ver en Cracovia es larga. He intentado destacar los 15 sitios que no te puedes perder. Creo que he me quedado corto…

Aunque resistió a las bombas durante la última gran guerra, no le ocurrió lo mismo en el siglo XIII cuando fue devastada por las llamas —estaba construida prácticamente en su totalidad en madera— al ser invadida por los tártaros. A partir de entonces cambió a la piedra como material constructivo y empezó una época de prosperidad.

Su historia, como la de Polonia, está marcada por las invasiones, particiones y guerras que sufrió el país. Te aconsejo que la disfrutes con calma y no te pierdas ninguna de mis propuestas. Hay un montón de excursiones para que recorras estos imprescindibles de Cracovia.

La herencia soviética en Polonia

1 El Castillo de Wawel

Está situado en la colina del mismo nombre, a las orillas del río Vístula —navegable (por aquí escaparon los suecos cuando invadieron Polonia con su botín de guerra)—. En un lugar idílico, aunque si vas en invierno tienes que saber que es probable que esté congelado. Es uno de los lugares favoritos de turistas y visitantes. Te puedo asegurar que no se equivocan. Según la leyenda aquí se encuentra una chakra. Una piedra misteriosa que es fuente de una energía extraordinaria. El dios hindú Shiva lanzó siete y aquí cayó una de ellas.

El conjunto del Castillo de Wawel lo forman:

  • Catedral de Wawel. Una visita obligada en Cracovia.
  • Museo Catedralicio Juan Pablo II. Fue inaugurado por el propio papa polaco.
  • Cueva del dragón. Un lugar legendario y misterioso.
  • Palacio real. Construido en el siglo XI, es uno de los lugares históricos más importantes del país. En su interior tiene varios lugares visitables entre los que destacan: el Lost Wawel, ubicado en los sótanos del palacio; las Salas de estado, decoradas con ricos tapices y valiosas pinturas; los Apartamentos reales, la visita guiada es en inglés o polaco; el Tesoro de la Corona y la Armería; y el Museo de Arte Oriental, que tiene interesantes piezas de cerámica china y japonesa.

Horarios y precios del Castillo de Wawel

  • Dirección: Colina Wawel
  • Horarios: cada parte tiene su propios horarios. El complejo suele estar abierto de 9:30 a 17 horas. Es recomendable ir a primera hora por la gran cantidad de visitantes que recibe.
  • Precios: el palacio real es gratuito los lunes de abril hasta octubre de 9:30 a 13:00 horas. También los domingos desde diciembre hasta marzo de 10:00 a 16:00 horas. Para entrar a las diferentes estancias hay entradas separadas cuyo precio está entre 1 y 2 euros.

2 Catedral de Cracovia

Fue el lugar que representó el poder de la monarquía en Polonia, y también de la iglesia. Durante sus 1.000 años de historia aquí se coronaron reyes y se vivieron momentos importantes para esta nación. Como información importante te diré que dentro de la catedral no se pueden hacer fotos.

El edificio está divido en las siguientes partes:

El mausoleo de San Estalisnao. Dedicado al patrón de Polonia. El obispo de Cracovia fue el primer Santo del país. Decapitado por el propio rey al ser acusado de rebelión contra la corona, lanzó una maldición contra su verdugo. En el altar hay reliquias de Juan Pablo II. Que fue obispo de Cracovia y de esta misma catedral.

La capilla de Segismundo. En los laterales de la Catedral hay un montón de capillas. Destaca la de Segismundo. Se la conoce como «la perla renacentista al norte de los alpes». Aquí descansan los últimos Jagolones, los reyes pertenecientes a esta importante dinastía.

La cripta con las tumbas reales. Esta cripta románica es la parte más antigua de la catedral. Aquí Juan Pablo II dio su primera misa. Está llena de ataúdes, muy originales, de los reyes polacos. Hay pantallas interactivas, en inglés, para conocer su historia. Destacan las tumba de Kazimierz IV y la de Pilsudski, el padre de la independencia. También esta enterrado el hermano gemelo del primer ministro que murió en un accidente de avión, Lech Aleksander Kaczyński .

La torre y la campana de Segismundo. No tengas dudas: cuando visites la Catedral tienes que subir a la torre. Además de ver la famosa campana de Segismundo a pocos centímetros, disfrutarás de unas vistas increíbles.

Horarios y precios de la Catedral de Wawel:

  • Dirección: Colina Wawel
  • Horarios: del 1 enero al 31 marzo, de lunes a sábado de 9:00 a 16:00 horas, los domingos de 12:30 a 16:00 horas; del 1 de abril al 31 de octubre, de lunes a sábado de 9:00 a 17:00 horas, los domingos de 12:30 a 176:00 horas; y del 1 noviembre al 31 de diciembre, de lunes a sábado de 9:00 a 16:00 horas, los domingos de 12:30 a 16:00 horas
  • Precios: la entrada a la Catedral es gratuita, pero tendrás que pagar unos 4 euros por subir a la torre y visitar la cripta.
El dragón de Cracow

3 Cueva del dragón

Leyenda del dragón cuenta que en los tiempos legendarios del Príncipe Krak un dragón amenazaba Cracovia. Ningún caballero pudo acabar con él hasta que un zapatero ideó una oveja falsa llena de azufre. El dragón se la comió. Empezó a tener mucha sed y bebió mucho agua del Vístula hasta que explotó. El zapatero como precio a su astucia se casó con la princesa.

Horarios y precios de la Cueva del dragón:

  • Dirección: Colina Wawel
  • Horarios: del 1 de noviembre al 30 de abril está cerrada; del 1 de mayo al 30 de junio, abre de lunes a domingo de 10 a 18 horas; del 1 de julio al 31 de agosto, de lunes a domingo de 10 a 19 horas; y del 1 de septiembre al 31 de octubre, de lunes a domingo de 10 a 17 horas.
  • Precios: las entradas se compran en una máquina a la entrada. Cuestan 5 PLN, poco más de un euro.

4 Plaza del mercado. Rynek Glówny.

Seguro que pasas por aquí unas cuantas veces. Aquí se respira la vida de la ciudad. La plaza del mercado es conocida también como la plaza mayor de Cracovia, la Rynek Glówny, el corazón de la Stare Miasto (Ciudad Antigua).

Es la plaza medieval más grande de Europa, 40.000 metros cuadrados llenos de sorpresas: casas históricas, palacios e iglesias. Mis preferidos son sin lugar a dudas la coqueta iglesia de Adalberto, la impresionante Lonja de paños y la torre del antiguo ayuntamiento.

Galerías en la Plaza del Mercado de Cracovia

5 La calle Kanonicza

Es una de las calles más bonitas de Cracovia. Al lado de Wawel. Fíjate en los símbolos de los escudos de las puertas de las casas —casi todas de canónigos— te indicarán si allí vive un obispo.

Kanonicza es una de las calles mejor conservadas del conjunto medieval y también de las más pintorescas. Puedes incluirla en tu ruta entre el Castillo Wawel y la Plaza del mercado.

6 Iglesia del Corpus Cristi

Es la iglesia parroquial de la ciudad. Está situada en Kazimierz. Tiene una fábrica original gótica y cuenta con un impresionante altar barroco. Destaca la sillería del coro —considerada la más bonita de Polonia— por las policromías y dorados de su decoración. En su construcción participaron importantes artistas italianos. Está reservada para los monjes del monasterio,

Recuerda: aquí, al igual que en la mayoría del resto de las inglesias polacas, las fotos tienen que ser sin flash. Los polacos son muy religiosos. Es normal encontrarte siempre gente rezando dentro de sus templos.

Dirección: Bożego Ciała 26.

7 Barbacana

La Barbacana se construye en el 1499 para protegerse del avance del imperio otomano que llegaría hasta las puertas de Viena. Donde los otomanos fueron derrotados por el ejército polaco liderado por el Rey Juan III Sobieski. Se puede visitar el interior, aunque si no quieres pagar los dos euros de la entrada, no pasa nada. A mí lo que más me impresionó fue rodear los 25 metros de esta robusta fortificación que te sorprende por su buen estado de conservación.

Dirección: Basztowa, 31-134 

La Barbacana de Cracovia

8 Kazimierz

Kazimierz fue otra ciudad diferente de Cracovia hasta el 1800. Ahora es uno de los barrios más importantes, donde se encuentra recogido el legado judío, y también lugar de intensa actividad cultural y vida nocturna.

La plaza del mercado fue uno de los lugares más representativos de esta zona. Era aún más grande de como la vemos ahora. Wolnica era el lugar donde los comerciantes vendían sus productos. Había un día a la semana que todo el mundo podía vender también los suyos. Ahora se hacen conciertos, ferias de miel y pan y se instala una pista de patinaje en Navidades.

Graffiti en Cracow

Kazimierz dividía con un muro la parte judía y la cristiana. Los primeros judíos llegaron a Cracovia en el XIII. A finales del XV les prohibieron vivir en Cracovia . Tenían a allí los negocios, pero dormían en Kazimierz.
Queda una antigua parte del muro que dividía Kasemirz y Krakovia en la calle Kupa. En la parte antigua, antes de la guerra, vivían los ortodoxos.

Después de la II Guerra Mundial, los judíos desaparecieron de Kazimierz. El barrió quedó abandonado y se convirtió en un lugar peligroso. Después de la caída del comunismo esto empieza a cambiar. En los últimos años la población judía ha vuelto aquí y se ha convertido en un lugar de ocio nocturno.

Steven Spielberg rodó aquí varias escenas de su película La lista de Schindler. Es uno de los lugares más concurridos del barrio. Hay un tour que te lleva a conocerlos que continúa por el distrito de Podgórze para ver la fábrica original de Oskar Schindler y los restos que quedan en pie del gueto. Puedes reservarlo en este enlace. Este tour es en inglés. Hay también una visita guiada —en español— a la fábrica convertida hoy en museo. En este link venden las entradas.

Sinagogas judías

9 Las sinagogas de Cracovia

Miles de judíos de todo el mundo viajan hasta esta ciudad en peregrinación. Es casi una obligación para poder conocer su historia y lo que sucedió en Cracovia durante la ocupación nazi. Miles de personas se reúnen cada año para celebrar «La marcha de los vivos», un emotivo recuerdo a los que murieron en los campos de exterminio.

Szeroka es la calle más popular. En la cual hay tres sinagoga. Es la zona más antigua del barrio judío. Aquí está la sinagoga vieja que es la más antigua de Polonia. Ahora es una interesante librería. Además de libros tienen carpetas con ilustraciones y más materiales. Te recomiendo entrar dentro a echar un vistazo. Al final de la calle hay un monumento homenaje a los 65.000 judíos de Cracovia que fueron exterminados.

Hay 6 sinagogas visitables. Yo estuve en la de Isaac. Pagas una entrada simbólica por acceder. Es importante que seas respetuoso con las indicaciones que te darán. Deberás llevar puesta una kipá —que ellos te suministran— durante tu estancia en el templo. Lo que más me sorprendión es que dentro hay un supermercado con comida kosher. Esta es la más grande. La más visitada es la nueva o de Remuh.

10 Cementerio Remuh

El cementerio judío de Cracovia es conocido como el Cementerio Remuh. Aquí está también la sinagoga del mismo nombre. Es uno de los lugares obligados para cualquier judío que visite Polonia. Tiene carácter sagrado y también de leyenda. El rabino Remuh era el hijo del fundador de la sinagoga. El padre era un mercader que empezaba el sabbat muy temprano. Una vez llegó a su tienda un cliente que se puso a curiosea. El quería cerrar y el hombre comprar, pero el cerró porque era el día sagrado de los judíos. Dicen que a los nueves mese nació su famoso hijo cómo recompensa por ser tan estricto con las leyes religiosas.

La tumba de Rhemu sobrevió al nazismo. Su importancia es tal que hay una famosa frase que dice: «Entre Moisés (el profeta) y Moisés (Isserles—Remuh) no había otro igual». Su lápida está siempre llena de papelitos debajo de las piedras: son oraciones depositadas por los fieles.

Debes saber que las tumbas no se corresponden con quienes están sepultados en su interior. Te llamarán la atención las piedras en las lápidas. Es una tradiccion judía. Recuerda el final de la película La lista de Schindler. Dentro hay un muro de lamentaciones, hecho con trozos de las tumbas.

Tumbas del cementerio judío

11 Museo Czartorysli

Este museo fue fundado en el siglo XVIII. Su intención era preservar y recordad la identidad del pueblo polaco. Hoy destaca por sus colecciones de arte egipcio, griego y romano. Pero, sobre todo, por un cuadro: La dama del armiño, de Leonardo Da Vinci. 

El Museo Czartorysli estará cerrado por reformas durante 2019.

Horarios y precios del Museo Czartorysli

  • Dirección: ul. Jana 19
  • Horarios: de martes a sábado: de 10:00 a 18:00 horas. Los domingos de 10:00 a 16:00 horas.
  • Precios: 4 €. Los jueves es gratis.

12 Iglesia de Santa María

Esta basílica es uno de los sitios que no te puedes perder. Aunque la he dejado para el final está entre los más importantes de esta guía en la que te cuento qué ver Cracovia.

Por fuera destaca por sus dos torres de diferentes alturas. La más famosa es la denominada Hejnalica. El nombre viene de Hejnal, una melodía que se usaba para anunciar la apertura y cierre de puertas de la ciudad, incendios o cualquier otra amenaza. El llamado «toque cracoviano» suena cada hora. En los meses de verano se puede subir a la torre y ver Cracovia desde lo alto. En su interior destaca el retablo de madera del siglo XV.

Precios y horarios de la basílica de Santa María

  • Dirección: Plaza del mercado
  • Horarios: de lunes a sábado: de 11:30 a 18:00 horas. Los domingos: de 14:00 a 18:00 horas.
  • Precios: la catedral son 2 euros y subir a la torre unos 3 €.

13 Collegium Maius

Es el edificio universitario más antiguo de Polonia. Uno de sus alumnos más famosos fue Copérnico, el famoso astrónomo que escribió la teoría heliocéntrica del sistema solar.

De este Colegio Mayor destaca su patio central. Es un lugar muy visitado. También su interior donde está ubicado el Museo de la Universidad Jagellónica. Pero por lo que es famosos es por su reloj y por el desfile de tallas de madera que se produce aquí cada horas cuando suena.

Como curiosidad, el globo terráqueo de la colección es el más antiguo del mundo que cuenta con América como nuevo continente.

Dirección: Jagiellońska 15

14 Planty

Seguro que pasas por él sin darte cuenta. Este parque municipal es realmente curioso. No es alargado ni cuadrado ni rectangular. Es redondo y rodea el centro histórico de Cracovia.

Ocupa el lugar de la antigua muralla defensiva. En total son 8 kilómetros de espacios verdes donde alternan jardines de diferentes estilos.

15 Torre del antiguo ayuntamiento

Con sus 75 metros de altura domina toda la plaza del mercado. Si quieres subir a lo alto puedes hacerlo, pero que sepas que tendrás que recorrer 110 escalones. Como anécdota te contaré que en sus sótanos estaban las antiguas mazmorras.

Yo no subí arriba, pero por lo que me contaron tienes que tener en cuanta que el paso en la parte superior es muy estrecho y empinado. También que las vistas no son todo lo panorámicas que te pueda parecer desde abajo por el tamaño reducido de las ventanas.

Horarios y precios de la torre del antiguo ayuntamiento

  • Dirección: Plaza del mercado
  • Horarios: está abierto de abril a octubre de 10:30 a 18:00 horas. En noviembre y diciembre de 12 a 18 horas.
  • Precios: 2 €. El lunes es gratis.
Tranvía, uno de los mejores medios de transporte para moverte en Cracovia

10 cosas que hacer en Cracovia

Ya te he contado qué ver en Cracovia, ahora vamos a descubrir qué hacer en esta ciudad polaca. Te he preparado 10 planes, pero podían haber sido muchos más. En Krakow hay una gran vida cultural y un ocio, diurno y nocturno, que se palpa en sus calles, plazas y locales. En parte es debido por la numerosa población universitaria y también por la gran cantidad de turistas que la visitan durante todo el año.

1 Seguir los pasos de Juan Pablo II por Cracovia

Karol Wojtyla, Juan Pablo II, es una auténtica institución en Polonia. Hay una ruta que recorre los lugares vinculados a su vida, como Wadowice, el lugar donde nació; el Parque de Kalwaria Zebrzydowska, lugar de peregrinaje de católicos de todo el mundo; y el Santuario de la Divina Misericordia de Lagiewniki. Puedes comprar este tour en el siguiente enlace.

La huella de Juan Pablo II

2 Zakopane y los montes Tatras

Los montes Tatras (Tatry) forman un parque nacional situado entre Polonia y Eslovaquia. En la parte más alta de los Carpetos. Desde Cracovia hay excursiones para verlos.

En este tour se visita Zakopane, donde se coge un funicular para subir hasta las montañas Gubałówka y Butorowy Wierch. También se hace parada en Chochołów, un pueblecito de casas de madera. Puedes hacer tu reserva en este enlace.

3 Visitar el Centro Manggha de arte japonés

El Museo Manggha de Arte y Tecnología Japonesa es uno de los lugares más originales que puedes ver en Cracovia. Te recomiendo que te acerques a este centro que nación en 1994 gracias a la aportación monetaria del famoso director de cine polaco, Andrej Wajda, y a la colección de objetos japoneses donada por el escritor Feliks Jasienski, apodado «Manggha».

Horarios y precios del centro Manggha de Cracovia

  • Dirección: ul. M. Konopnickiej 26
  • Horarios: de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.
  • Precios: unos 3 €.

4 Nowa Huta

El gobierno comunista decidió a finales de los años 40 construir un enorme complejo siderúrgico. En su construcción se mezcló modernidad, renacentismo y barroco. En él se mezclan edificios de los 30 poblados originales (Casa señorial de Badeni), con restos prehistóricos (Montículo de Wanda) y las nuevas construcciones de marcado estilo socialista (Palacio de Dozow). Las iglesias de Nowa Huta están muy vinculadas a la vida de Karol Wojtyla y sus fábricas a las revueltas del sindicato «Solidaridad (Solidarnosc).

5 minas de sal

Desde Cracovia, como has podido comprobar, hay unas cuantas excursiones a pocos kilómetros de lo más interesantes. Una que todos los turistas quieren hacer es la de Wieliczka. Yo te la recomiendo al 100%. Es una gran experiencia. Visitar las minas de sal de Cracovia fue uno de los mejores momentos de mi viaje a Polonia.

Minas de sal de Cracovia y Auschwitz

Icono de la sección

6 Auschwitz

No te voy a engañar: a mí me costó decidir si debía visitar Auschwitz. Lo hice y no me arrepiento. Como te comentaba en el artículo que escribí del campo de concentración nazi: es duro pero necesario. Todos deberíamos ir allí al menos una vez en nuestra vida para tomar conciencia de lo que fue el genocidio.

La verdad os hará libres

7 Montículo de Kosciusko

Recorrer los montículos de Cracovia es una de mis recomendaciones para disfrutar de forma original de la ciudad. En Nowa Huta tienes el de Wanda y en el barrio de Podgorze el de Krakus. Pero quizás el más famoso es el de Kosciusko. Los dos primeros tienen su origen en los tiempos precristianos. El último es todo un símbolo para un pueblo polaco. Se levantó cuando la nación fue divida en tres y es la demostración de sus ansias de independencia. Desde aquí tienes unas vista privilegiadas de la ciudad de Cracovia.

8 Teatr Groteska

Este lugar es igual de recomendable para niños como para mayores. En su programación se mezclan los espectáculos de títeres y también las actuaciones para adultos. El lenguaje —polaco— en muchos casos puede ser un obstáculo, pero no tan grande como pensamos a priori.

Dirección: ul. Skarbowa 2

9 Maloposlka

Hay toda una ruta por la arquitectura de madera de Malopolska, región también conocida como «la pequeña Polonia». En esta zona hay más de 50 iglesias hechas en esta material y otras construcciones como casas o granjas. Todo este patrimonio ha sido realizado en los últimos 5 siglos.

Entre las iglesias destacan las de San Bartolomeo, la Visitación (Paczówice), la capilla sobre el agua (Ojców) o la de San Andrés (Osiek). De las construcciones civiles las más conocidas y visitadas son el mercado de Lanckrona, la casa señorial de Dolega y el museo al aire libre de la Villa Pogórzanska. Hay una página web con la información, pero está en polaco. Puedes pedir un folleto en cualquiera de las oficinas de turismo de Cracovia.

10 Crucero Vistula

Como te comenté al principio el río Vístula es navegable. Hay varias empresas que ofertan cruceros por él. Cerca del complejo del Castillo Wawel, a pocos metros de la salida de la cueva del dragón, hay taquillas donde venden las entradas.

El recorrido suele durar una hora. Llegas hasta al monasterio de los benedictinos.

5 planes alternativos fuera de ruta en Cracovia

Los planes anteriores son de los más demandados por los turistas. Si a ti, como me pasa a mí, te gusta salirte en ocasiones del camino que toman los demás, estas cinco propuestas alternativas creo que te van a gustar.

Puesto de Obwarzanek, la rosquilla típica de Polonia

1 Tomar una cerveza a una antigua fábrica

¿Qué se puede hacer en una antigua fábrica abandonada? Tomar cerveza, sidra y vodka, comer pizza, escuchar jazz, charlar, bailar… Este complejo de edificios abandonados se ha convertido en uno de los lugares de ocio preferido por los jóvenes cracovianos. Yo estuve en el Wezze Krafta y en el Strefa. Los dos me encantaron.

Dirección: Dolnych Młynów

Hay una gran variedad de lugares para salir por Cracovia

2 Probar un Mad Dog

El vodka es la bebida nacional de Polonia, aunque la más consumida es la cerveza (piwo). Pese a que siempre asociamos este licor con Rusia, los polacos se vanaglorian de hacer el mejor.

Si piensas que el vodka es demasiado fuerte te voy a proponer una alternativa: un Mad Dog. Este chupito se prepara con vodka, por supuesto, frambuesa y picante. El resultado es excepcional. No puedes irte de Cracovia sin haberte tomado uno.

3 Saborear un café bajo tierra

Debajo de la plaza del mercado hay más vida. A varios metros de profundidad está el Rynek Underground, un museo interactivo para viajar hasta la Edad Media. Pero lo más impactante de este lugar y lo que te recomiendo es que disfrutes de un café en uno de los bares situados bajo tierra.

4 Elaborar obwarzanek

Esta actividad está pensada para el público polaco y el inglés —el británico es el turista más habitual en este país—, pero es muy fácil de seguir aunque no seas un gran dominador de la lengua de Shakespeare.

Se trata de elaborar con tus propias manos estas típicas rosquillas de Cracovia y luego: ¡comértelas!

  • Lugar: Museum Bwarzamka
  • Dirección: ul. I.Paderewskiego 4

5 Campo de concentración de Plaszow

El de Auschwitz es el más conocido, pero hubo otros muchos campos de concentración en Polonia. El de Plaszow también se puede visitar. Aquí se rodaron algunas escenas de la película de Spielberg.

Las atrocidades cometidas llevaron a Schindler a poner en marcha su plan para liberar a judíos del horror nazi. Hay una excursión guiada en español hasta este campo.

Mapa de los lugares que ver en Cracovia

Cuántos días hacen falta para visitar Cracovia

Muchos me habéis preguntado cuantos días se necesitan para ver Cracovia. En mi opinión: mínimo dos. Y mejor aumentar a tres o cuatro porque seguro que vas querer hacer desde aquí varias excursiones como la de las minas de sal y la de Auschwitz.

Los mejores medios de transporte en Cracovia son el tranvía y la bicicleta. Hay un sistema municipal de alquiler de patinetes eléctricos barato y con una gran cobertura. Hay servicio de taxi y también Uber. Si llegas al aeropuerto puedes contratar tu traslado en este enlace.

Dónde comer en Cracovia

La gastronomía polaca es rica en sabores y muy nutritiva. En Cracovia puedes probar sus platos más típicos como el Bigo o el Zurek. Las sopas —mucho más contundentes que las españolas; casi puedes almorzar con una— están en todas las cartas de los restaurantes, da igual que sea invierno o verano. Te recomiendo que pruebes los pierogi. Están hechos con aceite harina y huevo. La pasta resultante se estira y con un vaso de hace el molde. Hay diferentes tamaños. Se preparan con diferentes variedades, incluso vegetales. El relleno tradicional ruso es con nata, queso cottage y cebolla. Luego se cuecen en agua hervida durante siete minutos. Van acompañados de diferentes salsas.

También es interesante que te des una vuelta por los mercados locales llenos de productos frescos, toda una sinfonía de colores y olores. Prueba el queso de montaña. Su forma es muy original y su sabor ahumado es exquisito.

Stary Kleparz

En Cracovia hay dos comidas que tienes que probar. Los obwarzanek es la primera. Los puedes comprar en los puestos callejeros. Son una especie de pretzel, típicos de la zona Cracovia; te aseguro que están deliciosos. Los zapiekanki tampoco pueden faltar en tu dieta durante el viaje. Son unos bocadillos típicos de Polonia que sobre todo se comen en Cracovia. En la plaza Nueva (Plac Nowy) hay colas para comprar uno. Hay muchas variedades. Siempre llevan queso y champiñones y luego puedes añadir un montón de cosas. Es un sándwich caliente. Una de las cocinas más de moda en la ciudad es la georgiana. Hay mucha inmigración de este país y de Ucrania.

Los restaurantes suelen abrir a las 11 de la mañana y no cierran cocina hasta la noche. Estas son mis recomendaciones para comer en Cracovia:

  • Pod Baranem. Es un restaurante de comida tradicional polaca de gama alta. Suele ser difícil reservar. El precio medio con una bebida pueden estar cerca de los 40 euros. Pero merece la pena por la gran calidad de las materias primas, sobre todo, las carnes. (ul. Sw.Gertrudy 21).
  • Kogel Mogel. Hay más opciones para comer pierogi y la mayoría más baratas —tienes hasta restuarantes de take away abiertos las 24 horas—, pero estos son los «premium». El local está decorado con mucho gusto. La relación calidad-precio es muy buena. Un plato de pierogi cuesta alrededor de los 8 €. Las raciones son grandes y los platos deliciosos. (Ul. Sienna 12 ).
  • Klimaty Poludnia. Está situado en un patio. Es uno de mis favoritos de Cracovia. El trato del personal es excepcional y su carta está llena de ricas opciones que van desde lo más tradicional a platos más elaborados. Los postres son excepcionales. (ul. Sw. Gertrudy 5 W podwórku dawnego kina Wanda).
  • Bazaar Bistro. Está situado en la zona más cool de Polonia. En la plaza nueva. Un lugar lleno de vida y de gente joven. Su decoración es moderna al igual que su carta. Yo probé la hamburguesa de cordero y todavía me estoy relamiendo. (Meiselsa 24, 31-058).

Otro buen sitio para comer es la cafetería de la Escuela superior de Música. Está situada en el ático del edificio. Te puedes imaginar las vistas que vas a disfrutar mientras te tomas el almuerzo.

Para salir a tomar unas cervezas o un vodka ya te he comentado unos cuantos sitios. Apunta también estos locales: el Alchemia y el Singer.

Vistas desde la cafetería de la Universidad

Dónde dormir en Cracovia

Mi experiencia con los hoteles de Cracovia no pudo ser mejor. La oferta es amplia, pero como te puedes imaginar casi siempre están llenos. Yo me alojé en la zona de Kazimierz. En el Hotel Golden Tulip. Un hotel de cuatro estrellas situado a escasos metros de las zonas turísticas, sin ruidos, moderno, con habitaciones espaciosas y funcional. El desayuno es tipo buffet, variado y con una amplia franja horaria.

Hotel Golden Tulip Krakow Kazimierz
Desayuno buffet en el Golden Tulip Kazimierz

¿Qué te ha parecido Cracovia?

Hemos llegado al final. Espero que esta guía que te he preparado para que sepas qué ver en Cracovia te hay sido de utilidad. Puedes decirme en los comentarios si hay algo que echas en falta o consultarme cualquier duda que te haya surgido.

Deja un comentario

2 Respuestas para “Qué ver en Cracovia y cómo enamorarte perdidamente de ella”

  1. Avatar for Miguel Ángel Santamarina TATIANA RODRIGUEZ DE LA PAZ dice:

    Me ha encantado. Sin duda le echaré otro vistazo cuando vaya, que espero que sea este otoño. Como a mí me encanta el cine, me han gustado mucho tus menciones cinematográficas y también intentaré leer algo de tus escritores favoritos.
    Por no decir que está perfecto, me faltaría saber un poco más sobre la gente y cómo tratan al turista y algún lugar de copas.

    Responder
    1. Avatar for Miguel Ángel Santamarina Miguel Ángel Santamarina dice:

      Hola Tatiana,
      Pues la experiencia con la gente en Polonia ha sido fantástica. En este viaje hemos estado en tres ciudades acostumbrados al turismo y todo han sido facilidades.
      Para salir de copas mencionaba en el artículo el Alchemia y el Singer. En la plaza donde está el primero hay un montón de bares llenos de gente. Ya la antigua fábrica abandonada es para mí la mejor opción. Hay más de media docena, muy chulos y divertidos. Cracovia además de una gran ciudad monumental es un buen sitio para cenar y salir a tomar unas copas.

      Responder