Hoteles pop up, otro concepto de alojamiento

Pop up hoteles otro concepto de alojamiento

Estoy absolutamente convencida que existe otro mundo paralelo y es mucho más divertido, excéntrico y pragmático que este, el que me ha tocado. Y por el que, a veces, se cuelan inventos que allí triunfan y aquí pasan sin más pena ni gloria cuando realmente, son fantásticos. Me refiero a los pop up hoteles. Sí, los hermanos mayores de toda esta moda que inunda, ahora mismo, casi todos los ámbitos de nuestra vida. Desde la venta de ropa, comida, automóviles, objetos de diseño (léase tiendas pop up) y que también ha hecho una tímida presencia en la restauración. En lo relativo a alojamientos hemos encontrado varios tipos que usan esta fórmula basada en lo efímero. pero con distinta inspiración o argumentos para sobrevivir.

Contenedores la imagen asociada a los hoteles pop up

Hoteles pop up, otro concepto de alojamiento
Habitación de hotel en un contenedor

De los primeros que utilizaron este concepto fue el hotel Everland, construido en el 2002 con solo una habitación con cama XXL, cuarto de baño y un salón con vistas panorámicas. Usar contenedores permite sistemas de hospedaje que pueden ser montadas y desmontadas fácilmente. Suelen utilizar materiales de diseño y, los de construcción son de bajo coste, por lo que permite su transporte a distintos lugares ágil y rápidamente. De esta forma sirve para cubrir carencias de hospedaje para grandes eventos, como los contenedores que utilizó la cadena Travelodge para aumentar las plazas hoteleras en Londres de cara a las Olimpiadas. La empresa belga  Sleeping Around, ofrece la posibilidad de la transportar los hoteles-contenedores por Europa e instalarlos en un recinto portuario o en un paraje natural.

Glamping, el camping de lujo

Hoteles pop up, otro concepto de alojamiento
Glamping

En torno a un festival como el de Glastonbury, que concentra a millares de personas, ha surgido The Pop-up Hotel y Motel. Este último una versión más económica que el anterior, en el que ofrece un sistema de alojamiento en el que mezcla la posibilidad de realizar camping con todos los servicios que ofrece un hotel: ropa de cama, amenities, duchas, restaurante o bar en entornos naturales paradisíacos.

Si te interesa el alojamiento pop up te gustarán también los restaurantes pop up

Dormir colgado de un árbol

Tree Tent hotel
Tree Tent hotel

Tree tent hotel

Otro ejemplo que muestra está idea de fugacidad se pudo ver y practicar en The Tree Ten Hotel, propuesta realizada para el festival Pit Landscape, que ofrecían una alternativa de alojamiento en el pueblo de Haspengouw, Bélgica. Más cadenas hoteleras como la prestigiosa Design-Hotels continua con esta tendencia, después de inaugurar este 2014 su tercer hotel pop-up, El Santa Teresa. Ubicado en el barrio de moda de Río de Janeiro, permitirá disfrutar del mundial de forma muy exclusiva, ya que solo cuenta con seis habitaciones.

Los iglús, los más efímeros de los alojamientos

Pop up hoteles, otro concepto de alojamiento
Iglús

Desde luego que no podíamos despedirnos sin nombrar al rey de todos los hoteles pop up. Totalmente perecedero y sujeto a una estación del año y a unas condiciones meteorológicas como es el frío, el hielo y la nieve. En el Kakslauttanen Artic Resort puedes alojarte en un confortable iglú de nieve y pasar la noche entre los 3º y los 6 º bajo cero. Eso sí, bien aisladito del ruido.

1 comentario

  1. […] fueron los pop-up hotels, después descubrí las pop-up stores. La última tendencia, en plan restauración, son los pop-up […]

Deja un comentario