¡Ay, Josephine!  Todo en ti me fascina. Desde que te conozco no hago otra cosa que pensar en ti. Me desvelo por las noches imaginándome en tus dulces habitaciones. Cuento los días que faltan para que llegue a casa esa mesita danesa de mimbre y hierro. Me embriago con los aromas que desprendes y no veo el momento de empezar una nueva vida a tu lado. Josephinada perdida. Quiero probar todas las habitaciones de Casa Josephine. Subir y bajar la escalera solo por el gusto de pisar ese suelo hidráulico. Entrar y salir por la puerta un ciento de veces para comprobar que sigue estando ahí. Tomar el fresco desde alguna ventana una tarde soleada de verano. Suspirar de felicidad. Y dejarme vencer por la pereza.

Casa Josephine, alojamiento y talleres creativos

Lo mío con este alojamiento rural en Sorzano, La Rioja fue un flechazo en toda regla. Me enamoré del mimo que han puesto en su decoración. Lo ecléctico de su mobiliario. El contraste de sus paredes encaladas con los colores alegres y vitalistas. El estilo y la atención a los detalles. Su filosofía de vida. Los talleres que organizan durante el verano. El Summer School de la Casita de Wendy,  de escritura creativa o de ilustración… Motivos más que suficientes para incluirlo en mi lista de recomendaciones de alojamientos con muy buen gusto.

entrada casa josephine

Casa Josephine, alojamiento rural en La Rioja

Habitación en Casa Josephine

Habitación en Casa Josephine

Escalera

Casa Josephine, alojamiento rural en La Rioja

Rincón

Rincón

… P.D. Quiero seguir deseando el momento de nuestro primer encuentro.

Deja un comentario