Este es uno de los artículos que más te gusta escribir. Cuando te cuento dónde me he equivocado para que tú no cometas los mismo fallos. Te voy decir cuáles fueron los 7 errores en Port Aventura que debes evitar para disfrutar a tope del parque de Costa Dorada.

Me chiflan los parques temáticos. En este blog somos unos adictos al de Disneyland Paris. Hemos visitado el Legoland de Dinamarca y también el que tienen en Florida. Allí también visitamos el de Universal Orlando y el Magic Kingdom en Walt Disney World. En España, teníamos pendiente ir los tres juntos —Mónica, Julieta, nuestra peque, y yo— a Port Aventura. Pero ya hemos saldado esa deuda y te cuento ahora cómo nos fue en nuestra visita.

El primer consejo que te doy es que compres las entradas por adelantado. De esa forma te evitas las colas en las taquillas y pasas directamente al acceso al parque enseñado tu tique en el móvil. Puedes comprarlas en este enlace.

Si te planificas bien, la diversión está asegurada en Port Aventura.

Mis 7 errores en Port Aventura

Esta selección de errores en Port Aventura la ha elaborado para ayudarte. Mi principal consejo es que diseñes muy bien cómo quieres que sea tu día para evitar cometer la mayor de las equivocaciones: improvisar. Si encima vas con niños pequeños, te puedo asegurar que estás a un paso un desastre de proporciones cósmicas.

Entradas a PortAventura y Ferrari Land

Icono de la sección

1.- No madrugar lo suficiente

Si vas a ir a un parque temático no se te pueden pegar las sábanas. ¡No seas perezoso y madruga! Si lo haces: entrarás sin colas en el parque, podrás montarte más rápido en las atracciones más demandadas y exprimir mejor el tiempo en el parque. Yo siempre procuro ir, como mínimo, media hora antes de la hora de la apertura. Te sorprenderá comprobar que hay más gente que ha tenido la misma idea que tú.

2.- No tener pensado dónde íbamos a comer

Ese sí que fue un fallo. Normalmente siempre consulto antes de la visita qué restaurantes hay en el parque, pero esta vez se olvidó. Nos entró el hambre, era tarde y creo que no elegimos una buena opción.

Lo peor no es que la comida no estuviese demasiado buena. Lo realmente malo fue estar casi 40 minutos buscando un sitio para comer, perdiendo tiempo para montarnos en las atracciones.

Aunque muchas veces no son demasiados «usables», siempre es una buena idea descargarse la aplicación móvil del parque. De esta forma puedes ver antes de tu viaje qué restaurantes hay y qué puedes comer en cada uno.

Las montañas rusas, las atracciones más demandadas en Port Aventura.

3.- Ir en Halloween

Pensábamos que habíamos tenido una gran idea, pero no lo fue. Entiéndeme: lo pasamos de fábula, pero había demasiada gente para nosotros. Veníamos de estar en los parques de Orlando que son enormes y están llenos de gente, pero donde no notas para nada el agobio.

El puente de noviembre en Salou fue diferente. Había muchas personas —muchísimas—, las colas para subirte a las atracciones eran eternas y hasta pedirte un café se convertía en una odisea.

Personalmente creo que es un problema de gestión, porque en Navidades estuvimos disfrutando de la programación de Frozen en Disneyland París y no tuvimos ningún problema. Y eso que era fiesta nacional en Francia. El único agobio fue para encontrar mesa para comer luego en Disney Village.

Quizás me he expresado mal: ir en Halloween al parque es un error, para mí, si vas en el puente de noviembre. Desde finales de septiembre ya tienes lista la programación con espectáculos especiales para esas fechas, tienes una decoración especial y un horario hasta medianoche. Elige otras fechas que no sean tan concurridas para disfrutar de Port Aventura en Halloween.

Entrada sin colas con tu entrada en el móvil.

4.- No ir primero a las atracciones con más demanda

Estuvimos dos días en Port Aventura y Ferrari Land. El primer día no habíamos hecho bien el trabajo para esa jornada. Estábamos más pendientes de las fotos para los artículos que de vivir la experiencia y lo pagamos. Cuando quisimos montarnos en Furious Baco y Shambhala teníamos una espera de dos horas; de locos.

Afortunadamente, sí que teníamos apuntados a qué horas eran los pases de espectáculos y pudimos disfrutar de todos. Ten en cuenta que para muchos de ellos tendrás que ir con más de 45 minutos de antelación para poder entrar.

5.- No saber dónde aparcar

Este es un tema del que me encargo yo normalmente. Siempre veo si hay una opción gratis de parking cerca del parque que vamos a visitar. También si hay opciones de transporte que nos eviten conducir.

Con las prisas, al final, tuvimos que coger el coche y nos tocó aparcar dentro de Port Aventura. Al salir me di cuenta de que había posibilidades de dejar el coche sin tener que abonar el parking. Eso fue lo que hice al segundo día. Si quieres saber más puedes leer este artículo que escribí para contarte cómo llegar a Port Aventura y dónde aparcar.

Epi y Blas te esperan en Port Aventura.

6.- Combinar PortAventura y Ferrari Land en un puente

Tenía muchas ganas de ver Ferrari Land. Siempre me ha gustado la Fórmula Uno y Ferrari ha sido desde siempre mi escudería favorita.

Como te comentaba antes, visitamos Port Aventura en el puente de todos los santos. Creo que Ferrari Land no está preparado para un número de gente como el que soportó esos días. El parque tiene una gestión diferente de Port Aventura y cierra antes: a primera hora de la tarde. Las colas por la mañana eran brutales desde por la mañana y entrar en las atracciones fue una tarea épica. Aunque conseguimos subirnos a casi todas, excepto a la montaña rusa, te recomiendo que no hagas los dos parques en un puente: morirás en el intento.

7.- No saber cuáles son las atracciones en las que queríamos montarnos

Quizás mi mayor error fue que después de haber estado en los mejores parques de Orlando me pensé que el de PortAventura sería manejable y fácil de visitar. Error. Debía haber hecho lo que siempre hago: crear una hoja de ruta con las atracciones que queríamos ver cada uno.

¿Por qué hago un documento con las atracciones que queremos visitar cada uno? Porque a Julieta le encantan las de los niños, lógicamente; a Mónica no le gustan las montañas rusas; y a mí me encantan. De esa forma podemos complementarnos entre los tres y que todos pasemos un día estupendo. Dividirse cuando vas con niños es saludable para todos. Nadie obliga a los demás a montarse en sitios en los que no quiere, y tampoco te quedas con tu ración de «emoción» si a los demás les gustan las cosas más tranquilas y sosegadas.

Atracciones por estaturas, míralo bien para saber a cuáles pueden subir vuestros hijos.

¿Te has apuntado bien cuáles fueros mis errores en Port Aventura?

No quiero que tú los repitas. Mi objetivo con este artículo es que puedas disfrutar a tope de este gran parque temático. Como conclusión, y después de mi experiencia, te resumo todo lo que te he contado en tres frases:

  • Volveré al parque de Port Aventura pero con mi acostumbrada hoja de ruta (lista de atracciones, pases de espectáculos, restaurantes seleccionados…).
  • No repetiré en un puente. Creo que a día de hoy no están preparados para gestionar tanta afluencia de gente.
  • No mezclaré en el mismo día Ferrari Land y Port Aventura. Si voy en época cálida, cuando cierre el primer parque, luego me voy a refrescarme al acuático, Caribe.

Deja un comentario